El caso de Wendy una adolescente con anorexia

adolescente con anorexia

Adolescente con anorexia: Wendy tenía 16 años cuando sus padres insistieron en que debía visitar al pediatra de la familia debido a la severa pérdida de peso que había experimentado. Wendy medía un metro sesenta y cinco centímetros y pesaba 36 kilogramos. Había estado a dieta durante los pasados dos años debido a que, cuando pesada 50 kilos, pensaba que estaba demasiado gorda. Continuar leyendo “El caso de Wendy una adolescente con anorexia”

Diario de un psicoanalista y su paciente

psicoanalista

En terapia con un psicoanalista: Yo tuve una relacion con mi madre mas que conflictiva. Desde que era adolescente siempre peleabamos por nada hasta que llegue al punto de pensar que lo mejor en esos casos era alejarse de este tipo de relación que solo lastima. Pero claro previo a eso pensé que era necesario tratar de construir un espacio de comun entendimiento entre ella y yo y si no se podía, entonces lo mejor es desvincularme de esa relación tóxica, es importante que uno comprenda que uno no elige a la familia de sangre, pero si a la familia del corazón. Continuar leyendo “Diario de un psicoanalista y su paciente”

Tres tipos de problemas que atiende un neuropsicólogo infantil

neuropsicólogo infantil

El neuropsicólogo infantil se ocupa fundamentalmente de tres tipos de problemas: desfases en la adquisición de habilidades intelectuales y de formas del comportamiento (problemas de aprendizaje, trastornos de conducta unidos al desarrollo, y similares); secuelas de patología cerebral temprana; condiciones médicas específicas principalmente de tipo genético y metabólico. Representando una de las áreas de mayor desarrollo reciente en neuropsicología. Continuar leyendo “Tres tipos de problemas que atiende un neuropsicólogo infantil”

Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que NO era mi culpa el haber sido violada

culpa

Ella fue invitada a la fiesta de hermandad justo antes de concluir la graduación sin pensar que ese día sería uno de los peores de su vida. Durante  la fiesta sirvieron bebidas en las que agregaron droga para dormir a las mujeres para posteriormente abusar de ellas sin que pudieran defenderse.

La mujer joven que fue víctima de violación después de la fiesta de la hermandad se culpó a sí misma primero por no recordar ningún rasgo de su agresor. Recuerda haberse preguntado si su blusa era muy corta o si había dicho o hecho algo que provocara la agresión. “Me tomó mucho tiempo —dice con tristeza—, darme cuenta de que no era mi culpa”. Continuar leyendo “Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que NO era mi culpa el haber sido violada”