10 síntomas frecuentes en niños autistas

niños autistas

El trastorno del espectro autista (TEA) define en si un grupo de discapacidades y/o alteraciones del desarrollo infantil que pueden llegar provocar una serie de problemas como la socialización y la comunicación en el niño afectando así su rendimiento escolar.

¿Cómo se sí mi hijo tiene rasgos autistas?

Existen en realidad decenas de síntomas ya que cada caso es diferente. Sin embargo existen 10 síntomas que son frecuentes en niños con TEA por lo que me pareció importante explicarlos de la siguiente manera:

  1. El niño no reacciona cuando se le llama por el nombre

Según el proceso del desarrollo infantil a partir de los 12 meses el niño ya tiene la capacidad de responder con un gesto a su nombre. Por lo que si después de los primeros 16 meses de vida el niño no logra reaccionar a su nombre es importante realizar un examen pediátrico.

  1. El niño no señala objetos de interés

Otro síntoma común entre los niños con autismo es que luego de los 14 meses el niño no tiene la capacidad de señalar todo aquello que le llama la atención, solamente lo ve. En el desarrollo “normal” de un niño luego de los 14 meses el niño ya tiene la capacidad de señalar los objetos y es muy curioso, por lo que si luego de los primeros 14 meses el niño no señala objetos sería prudente realizar una evaluación psicomotriz y/o pediátrica.

  1. La capacidad de imaginación es nula

Los niños tienen una capacidad innata de hacer juegos imaginarios de cada objeto, por ejemplo: pueden darle de comer a una muñeca u oso de peluche. Esta capacidad de imaginación es desarrollada luego de los 18 meses de vida. Los niños autistas tienen casi nula esta capacidad de imaginación durante los primeros años de vida.

  1. Evita contacto visual con los demás

Una característica de los niños con TEA es que tienen dificultad para tener contacto visual así que lo evitan. Por lo que si el niño no mira a los ojos cada que nos comunicamos con él, nos está revelando una señal de alerta.

  1. Dificultad para expresar sentimientos

Uno de los síntomas más frecuentes en niños autistas es la incapacidad de expresar sentimientos  hacia los demás por parte de los niños autistas. La mayoría de niños logran expresar sentimientos a partir de los 24 meses, a diferencia de los niños autistas que pueden pasar 5 años y no expresar sentimientos.

  1. Retraso en el habla

Los niños autistas tienen dificultad para comunicarse con los demás, explícitamente tienen un retraso en el lenguaje y el habla por lo que las terapias tempranas pueden lograr a que el niño supere esta dificultad de comunicación.

  1. Carácter irritable

Los niños con TEA son muy susceptibles a todo aquello que escuchan, por lo mismo se irritan fácilmente y muestran cambios de humor. Si como padre notas que el humor de tu hijo incluye malestares que se observan con frecuencia y que son cambios de humor espontáneos es una señal de alerta para poder llevarlo al pediatra.

  1. Conductas repetitivas

Otra conducta frecuente en niños autistas es que aletea con sus manos y/o gira las manos en círculos. Es importante observar al niño y descartar todo movimiento aislado que solo se repite en raras ocasiones a síntomas del autismo que son frecuentes y repetitivos.

  1. Conductas obsesivas

Algunos niños con TEA tienen conductas obsesivas por ejemplo: ver un mismo anuncio decenas de veces por televisión de manera repetitiva. Si en dado caso no se les permite que sigan en su rutina tienen rabietas.

     10. Repite las mismas palabras

Otro de los síntomas más frecuentes en niños con TEA es que tienden a repetir las palabras que escucha o aprende. Por ejemplo si el aprendió a decir “papa” lo dice una y otra vez hasta que se vuelve tedioso. No es que lo hagan por molestar a los demás, más bien porque eso es algo nuevo para ellos y quieren entenderlo. Quizás por eso repiten estas palabras de manera incesante.

Con estos 10 síntomas frecuentes en niños con TEA se puede realizar una intervención temprana para poder mejorar la calidad de vida del niño. Según estudios cuando se diagnostica el TEA a edades tempranas existe más posibilidad de mejorar la calidad de vida de los niños autistas.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.