4 alteraciones cognitivas en niños con TEA

Existen 4 alteraciones cognitivas en niños con TEA y que son necesarias tener en cuenta a la hora de tratar de brindar un tratamiento. Las cuatro alteraciones son las siguientes:

  • Pensamiento Visual
  • Alteraciones Sensoriales
  • Dificultades en la Coherencia Central
  • Función Ejecutiva

a continuación desarrollaré brevemente cada una de ellas…

1. Pensamiento Visual

Respecto al pensamiento visual existen dos tipos de personas. Las primeras son aquellas que logran procesar verbalmente la información que perciben de su contexto y el otro tipo de personas son aquellas que solo logran procesar la información de forma visual. Es decir, unas manejan mejor las palabras y otras las imágenes.

En el caso de las personas con TEA, hace ya muchos años, desde finales de los 70, que se ha comprobado que pertenecen al grupo de las personas con pensamiento visual. Esto, a veces, se ha reflejado en unas excepcionales habilidades para el dibujo, reproduciendo de memoria algunos edificios que han sido contemplados durante escasos minutos, u otros elementos, incluso en algunas personas con TEA con escasas habilidades de otro tipo.

En niños con TEA se puede observar alguna deficiencia en el pensamiento visual cuando se les dificulta la comprensión del procesamiento verbal y mental. Y a partir de esta alteración se puede empezar a preparar un diagnóstico previo del TEA.

2. Alteraciones Sensoriales

Sabemos que los niños con TEA tienen problemas en el mundo de las relaciones sociales sobre todo en la primera y segunda infancia, en su relación con el mundo físico.

Estas alteraciones se podrían describir por un lado como un mayor interés por los sentidos proximales (gusto, olfato y tacto) frente a los distales (oído y vista), al contrario de lo que suele ocurrir con en el resto de la población. Esto podría estar influyendo de forma decisiva en el desarrollo de las primeras habilidades sociales, basadas en gran medida en los estímulos auditivos y visuales emitidos por los seres humanos que rodean al niño pequeño.

3. Dificultades en la Coherencia Central

Uta Fritz llamó la atención, a principios de los 90, sobre esta peculiaridad cognitiva que tiene una clara relación con las dificultades de la persona con TEA para captar las claves sociales. Esta función de coherencia central hace que el ser humano, generalmente, capte, los estímulos que le rodean como una situación estimular. En un segundo momento se puede fijar en los estímulos por separado. Esto explicaría las dificultades que presentan tareas como la de encontrar diferencias en dibujos prácticamente iguales.

Los niños con TEA tienen problemas importantes en el desarrollo de la coherencia central, y como consecuencia de ello, además de dificultades con las claves sociales, tiene dificultades importantes en la generalización de los aprendizajes que realiza.

4. Función Ejecutiva

La función ejecutiva es la capacidad para mantenerse en un entorno de solución de problemas con un objetivo futuro, incluyendo conductas como formar planes, controlar impulsos en una tarea, inhibir respuestas irrelevantes, mantener la acción, buscar organizadamente y flexibilizar pensamiento y acción.

Hay algunas alteraciones en el comportamiento de éstas que se relacionan con un déficit en la función ejecutiva:

  • conductas repetitivas o estereotipadas
  • rutinas e intereses restringidos
  • inflexibilidad y rigidez del pensamiento y la acción
  • falta de orientación hacia el futuro
  • incapacidad para inhibir respuestas preestablecidas
  • comportamientos perseverantes

En el caso de los niños con TEA, este déficit en la función cognitiva sería la causa de los siguientes problemas:

  • Problemas con tareas de organización
  • Atención a aspectos irrelevantes en la realización de una tarea
  • Problemas con pensamiento conceptual y abstracto
  • Literalidad en la comprensión de enunciados en tareas
  • Dificultades con el cambio de entorno de la tarea
  • Falta de iniciativa en la resolución de problemas
  • Falta de transferencia de conocimiento nuevo aprendido
  • Falta de sentido de lo que se está haciendo

Partiendo de estas 4 alteraciones cognitivas en niños con TEA ya se puede realizar un diagnóstico apropiado y adecuado a cada niño ya que como bien sabemos también existen grados de alteración en niños con TEA por lo que es necesario realizar la evaluación profesional por un psicólogo quien brindará posteriormente un diagnóstico certero acerca de lo que le acontece al niño.

alteraciones cognitivas en niños con TEA

Compártelo y mira lo que sucede!