4 características de las pulsiones que Freud distinguió

Freud distinguía cuatro características de las pulsiones y esto lo menciona en sus obras. A continuación explicaremos brevemente las 4 características que Freud distinguió en las pulsiones:

Características de las pulsiones

1 — Presión: se describe como presión a la cantidad de fuerza o potencia de la demanda que hace la pulsión a la mente. Así, por ejemplo, la privación de alimento durante 24 horas produce mayor presión pulsional (hambre) que la privación por apenas cuatro horas.

2 –Propósito: todos los impulsos pulsionales se esfuerzan por llegar a una meta o propósito: la satisfacción o reducción de la tensión. En tanto que la satisfacción es claramente el propósito universal de un instinto, una determinada pulsión puede operar de distintas maneras para lograr su meta. Por consiguiente, Freud distingue entre propósito final (la gratificación inmediata de la demanda) y propósito intermedio (las formas sustitutas de satisfacción por las cuales puede luchar una pulsión cuando se bloquea su acceso directo a una meta apropiada). La pulsión sexual es particularmente proclive a esta ampliación de sus propósitos. Por ejemplo, el propósito de las pulsiones sexuales es el “placer del órgano”, una sensación agradable ligada a una determinada parte del cuerpo cuando se estimula. Con la maduración, las pulsiones sexuales se concentran en la función de la reproducción.

3 — Objeto: para obtener su propósito último de satisfacción, la pulsión debe buscar algún objeto concreto, por lo regular externo, que tenga el poder de reducir su tensión. Por ejemplo, la pulsión de hambre de un infante se dirige al objeto de la comida. El objeto de una pulsión es su característica más variable. Por lo que es posible el desplazamiento de un objeto de satisfacción a otro, un proceso muy característico de la realización del deseo en los sueños. Por ejemplo, algunos prisioneros confinados con miembros de su propio sexo pueden recurrir a la gratificación homosexual como sustituto de la gratificación heterosexual, para regresar a la gratificación heterosexual exclusiva cuando son liberados.

4 — Fuente: la fuente de las pulsiones reside en los procesos físico-químicos del cuerpo. Por ejemplo, las pulsiones sexuales tienen sus fuentes fisiológicas en las secreciones hormonales, la actividad del sistema nervioso central y la excitación genital; el instinto del hambre se origina en las vísceras (y también en algunas partes del sistema nervioso central).

Traducido de la octava edición de BENEATH THE MASK. AN INTRODUCTION TO THEORIES OF PERSONALITY. Published by John Wiley & Sons, Inc, 111 River Street, Hoboken, NJ 07030-5774. Pág. 67

Compártelo y mira lo que sucede!