5 fenómenos relacionados con el suicidio 

suicidio

El suicidio es el acto voluntario en el que el sujeto se Infringe a sí mismo un daño o lesión suficiente, que altera su funcionamiento fisiológico, desencadenando la muerte. Para que sea llamado suicidio siempre debe reunir las condiciones de voluntariedad, letalidad, daño tisular corporal y muerte, Independiente de si esta última ocurre de manera Inmediata o taro día, con respecto al evento autolesivo.

Todo acto que conlleve a la muerte ocasionado por el mismo individuo debe considerarse un suicidio, incluso en el caso de un menor de edad.

Aunque el suicidio en sì encierra una complejidad inmesa porque los motivos son diversos en cada persona. Sin embargo existen 6 fenomenos relacionado al suicidio que si son frecuentes en las personas suicidas, a continuacion desarrollare brevemente cada una de ellas:

  1. Intento de suicidio

Es un acto voluntario, consciente, a traves del cual un niño o adolescente busca auto infringirse daños con mortalidad potencial. En menores de edad, es frecuente encontrar intentos suicidas de baja letalidad y por ningún motivo se debe minimizar el significado del acto en términos de riesgo y enfermedad. Es Importante considerar los Intentos de suicidio en la población infanto-juvenil como trastornos mentales, independiente si corresponden a Impulsos momentáneos o proyectos planeados y ejecutados.

  1. Gesto suicida

Cualquier comunicación verbal, acto, Impulso o manifestación, en la que una persona expresa su intención suicida y su planeación o ejecución, debe ser considerada como un gesto correspondiente a la intención de quitarse la vida. En los niños y adolescentes suele ser difícil hacer esa diferenciación. Claramente en la adultez, el sujeto que realiza un gesto suicida no parece tener la intención expresa de acabar con su vida, pero sí de llamar la atención a través de este acto.

  1. Comportamiento suicida

El término se refiere a los fenómenos relacionados con el suicidio; en la literatura en español, usualmente estos fenómenos se reconocen como conductas suicidas. En este capítulo se denomina como como portamlento suicida sólo a los fenómenos de riesgo que se describen a continuación; algunos los llaman equivalentes suicidas.

Como comportamiento suicida se conocen una serie de actividades, acciones y conductas relacionadas con la cercanía y el riesgo de muerte. Estos comportamientos se caracterizan por acciones sistemáticas de riesgo, presentes en la vida cotidiana, en las actividades recreativas de fines de semana, como parte de deportes llamados extremos o algunos juegos y conductas arriesgadas y peligrosas.

  1. Suicidio inducido

El comportamiento suicida es considerado un delito en la mayoría de las legislaciones penales del mundo. Se considera suicido inducido aquel acto suicida que ocurre por coacción y fuerza, sea ésta física o psicológica, o de un tercero sobre la víctima.

En la población de niños y adolescentes, este caso cobra vital Importancia por cuanto la víctima, en su calidad de menor de edad, puede encontrarse en estado de vulnerabilidad que la hace más pro· pensa a sufrir este tipo de acciones. En adolescentes sometidos a abusos y maltratos, víctimas de grupos delincuenciales, pandillas o sectas, puede ser frecuente esta práctica.

  1. Pacto suicida

En la Infancia y la adolescencia es relativamente común encontrar este fenómeno. Se trata de una actividad suicida concordada entre mínimo, dos personas, en las cuales los sujetos participantes se como prometen a consumar un acto suicida apoyados y animados por el grupo o la pareja, condicionando el hecho mismo del final de la vida, a la muerte del compañero de pacto.

Desafortunadamente es una práctica común en la adolescencla. Puede darse en el marco de otros trastornos mentales como depresión, duelo patológico, trastornos de ansiedad o de personalidad, de uno o más participantes en el mismo. Siempre hay que sospechar el suicidio inducido ante la presencia o sospecha de un pacto suicida.

Referencia: Palacio Ortiz, Juan David. “Aspectos claves psiquiatría infantil”. Primera edición. Fondo Editorial . Medellìn, Colombia. 2014. Pag. 357

Compártelo y mira lo que sucede!