Ámbitos del psiquismo

psiquismo
Desarrollo: 
Existen tres ámbitos de los procesos psíquicos y tres capacidades que se manifiestan en la realización de diferentes tareas, por medio de estos procesos psíquicos. 

Ámbito de los procesos psíquicos: 

Cognitiva: 

La palabra cognición corresponde a la etimología latina de los términos conocimiento y conocer. El significado de la palabra conocer es “captar o tener la idea de una cosa, llegar a saber su naturaleza, cualidades y relaciones, mediante las facultades mentales” 

Afectiva: 

La afectividad es aquel conjunto del acontecer emocional que ocurre en la mente del hombre y se expresa a través del comportamiento  emocional, los sentimientos y las pasiones.

Características dela Afectividad 

  • Polaridad: Consiste en la contraposición de direcciones que pueden seguir de los positivo a lo negativo. del agrado al desagrado, de lo justo a lo injusto, de la atracción a la repulsión.

 

  • Intimidad:  Expresa subjetividad como una situación profunda y personal

 

 

  • Profundidad: Grado de significación o importancia que le asigna el sujeto al objeto.

 

 

  • Intencionalidad: Porque se dirige hacia un fin sea positivo o negativo.

 

 

  • Nivel.- Unos son mas bajos y otros elevados

 

 

  • Temporalidad: Esta sujeto al tiempo; inicio y un final.

 

 

  • Intensidad:Los afectos experimentan distinto grado o fuerza: risa, sonrisa, carcajada.

 

 

  • Amplitud: Los procesos afectivos comprometen a toda la personalidad del individuo.

 

Volitiva:
Es una forma de actividad voluntaria que supone la previa conciencia de un fin. Se diferencia de la actividad involuntaria porque en ésta no hay plena conciencia de su personalidad.
La actividad volitiva es propia sólo del  ser humano, surge y se desarrolla en la interacción del sujeto con el mundo social. La actividad volitiva está estrechamente  ligada a la actividad cognitiva, la afectiva y la motivación.
Ámbito de las cualidades psíquicas:
Inteligencia:
La inteligencia es un conjunto de habilidades y aptitudes que se comienzan a desarrollar desde que el ser humano inicia su proceso de aprendizaje y le permiten al individuo responder ante las diferentes situaciones que se le presentan en la vida.
Temperamento:
Es la base biológica del carácter y esta determinado por los procesos fisiológicos y factores genéticos que inciden en las manifestaciones conductuales.
Existen diferentes tipos de temperamento algunos de estos son:
Temperamento sanguíneo:
Este corresponde al predominio de la sangre: físicamente son individuos de estatura inferior a la media, buena musculatura, figura proporcionada. En sus manifestaciones de carácter presenta tendencia a la irreflexión, es sociable, poco tenaz y persistente.
Temperamento melancólico:
Predomina en él lo que Hipócrates llamaba la “bilis negra”, se conoce también como tipo nervioso. Físicamente es delgado, de estatura normal o superior a la media, con tendencia a la palidez.
Temperamento colérico:
Predomina en su organismo la “bilis amarilla”. De estatura normal o superior a la media; la piel presenta un tono amarillento.
Temperamento flemático:
Físicamente tienen tendencia a la obesidad, aunque pueden existir tipos delgados.
Carácter:
El carácter  es una tendencia hacia un tipo de comportamiento  que manifiesta el individuo. Todos los elementos que integran el carácter se organizan en una unidad que se conoce como estabilidad y proporciona al carácter coherencia y cierto grado de uniformidad en sus manifestaciones, con los cambios lógicos que ocurren a lo largo de la vida.
Elemento psíquico del carácter:
En él intervienen principalmente las funciones psíquicas, así como la acción del ambiente. A partir de esos elementos se desarrollan los factores individuales, que conforman el particular modo de reaccionar y enfrentar la vida que presenta una persona.
Elemento orgánico del carácter:
Existe una relación indispensable entre cuerpo y mente; el carácter posee también una base biológica que depende de elementos orgánicos como la constitución física y el temperamento.
Ámbito de procesos psíquicos:
  • Formado por el pensamiento y el conocimiento.

 

  • Formado por el sentimiento y la emoción.

 

 

  • Formado por la voluntad y la actitud.

 

El conocimiento y el pensamiento forman un conjunto, en el cual el pensamiento es lo que estructura y opera con el conocimiento. De modo análogo se pueden concebir las parejas sentimiento-emoción y voluntad-actitud, en las cuales el sentimiento es la forma de estructurar las emociones y la voluntad el modo en que se configuran las actitudes.
A partir del desarrollo de las ideas o creencias que forman, los ámbitos cognitivo, afectivo y volitivo se van formando nuevas ideaciones que, con mayor o menor fuerza, integran elementos de cada uno de estos ámbitos, configurando el cuadro de parámetros psicológicos, que son en última instancia, los que determinan la conducta, expresada tanto en una actividad como en un proceso de comunicación con el medio social.
La formación del psiquismo desde la niñez, es una consecuencia del propio autodesarrollo del hombre, moldeado en profundidad por el mundo material y en particular por la sociedad.

 

Compártelo y mira lo que sucede!