Aspectos biológicos de la ansiedad

Aspectos biológicos de la ansiedad

La ansiedad es un estado multifacético que sobrelleva diversos elementos de dominio fisiológico, cognitivo, conductual y afectivo del funcionamiento humano.

Así entonces, los aspectos biológicos de la ansiedad que normalmente ocurren en presencia de una amenaza o de un peligro se consideran respuestas defensivas. Estas respuestas, provocan miedo y provocan una activación autónoma que prepara al organismo para afrontar el peligro huyendo o confrontando directamente el peligro, un proceso conocido como respuesta de“lucha o huida”.

Las características conductuales implican primordialmente las respuestas de abandono o de evitación, así como de búsqueda de seguridad. Las variables cognitivas aportan la interpretación lógica de nuestro estado interno como de ansiedad. Por último, el dominio afectivo se deriva de la activación cognitiva y fisiológica conjunta y constituye la experiencia subjetiva de la sensación ansiosa.

Psicofisiología de la ansiedad

Muchos de los síntomas de la ansiedad son de naturaleza fisiológica y reflejan la activación de los sistemas nerviosos simpático (SNS) y parasimpático (SNP). La activación del SNS es la respuesta fisiológica más prominente en la ansiedad y provoca los síntomas de hiperactivación como la constricción de los vasos sanguíneos periféricos, el aumento de fuerza en los músculos esqueléticos, el aumento del ritmo cardíaco y de la fuerza en la contracción y dilatación de los pulmones para aumentar el aporte de oxígeno, la dilatación de las pupilas para mejorar la visión, el cese de la actividad digestiva, el aumento del metabolismo basal y el aumento de secreción de epinefrina y norepinefrina desde la médula adrenal.

Todas estas respuestas fisiológicas periféricas se asocian con la activación pero originan varios síntomas perceptibles como los temblores, tiritones, turnos de sofocos y escalofríos, palpitaciones, sequedad bucal, sudores, respiración entrecortada, dolor o presión en el pecho y tensión muscular

Aspectos biológicos de la ansiedad

Síntomas fisiológicos

(1) Aumento del ritmo cardíaco, palpitaciones
(2) respiración entrecortada, respiración acelerada;
(3) dolor o presión en el pecho
(4) sensación de asfixia
(5) aturdimiento, mareo
(6) sudores, sofocos, escalofríos
(7) nausea, dolor de estómago, diarrea
(8) temblores, estremecimientos;
(9) adormecimiento, temblor de brazos o piernas
(10) debilidad, mareos, inestabilidad;
(11) músculos tensos, rigidez
(12) sequedad de boca.

Síntomas cognitivos

(1) Miedo a perder el control, a ser incapaz de afrontarlo
(2) miedo al daño físico o a la muerte;
(3) miedo a “enloquecer”
(4) miedo a la evaluación negativa de los demás
(5) pensamientos, imágenes o recuerdos atemorizantes
(6) percepciones de irrealidad o separación
(7) escasa concentración, confusión, distracción
(8) estrechamiento de la atención, hipervigilancia hacia la amenaza
(9) poca memoria
(10) dificultad de razonamiento, pérdida de objetividad.

Síntomas conductuales

(1) Evitación de las señales o situaciones de amenaza
(2) huida, alejamiento
(3) obtención de seguridad, reafirmación
(4) inquietud, agitación, marcha
(5) hiperventilación
(6) quedarse helado, Paralizado
(7) dificultad para hablar.

Síntomas afectivos

(1) Nervioso, tenso, embarullado
(2) asustado, temeroso, aterrorizado
(3) inquieto, asustadizo;
(4) impaciente, frustrado

En resumen, podría decirse que los importantes rasgos psicofisiológicos de la ansiedad como el elevado nivel de activación basal, podrían contribuir a la malinterpretación de la amenaza, que es la característica cognitiva clave de la ansiedad. Sin embargo, en la fobia, el trastorno de angustia y el TAG se encuentra un patrón de respuesta fisiológica diferente que impide la generalización de los resultados empíricos a todos los trastornos de ansiedad. En este mismo orden, no se sabe con certeza si el estado de ansiedad es fundamentalmente un exceso de activación del SNS y una retirada de la actividad vagal, o si se deprime la actividad del SNS y la actividad del SNP permanece normal bajo las condiciones de la vida cotidiana. Precisamente esto es lo que hasta hoy en día seguimos sin conocer, pero las investigaciones acerca del tema siguen en pie y seguramente en un futuro conoceremos a profundidad los aspectos biológicos de la ansiedad.

Referencia:

Science and Practice “cognitive therapy of anxiety disorders” © The Guilford Press. New York, USA A Division of Guilford Publications, Inc. 72 Spring Street, New York, NY 10012, USA. 2010. Pag.41

Compártelo y mira lo que sucede!

Una respuesta a “Aspectos biológicos de la ansiedad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.