¿El autismo es un trastorno del desarrollo? Aquí lo explicamos

Si entendemos por “desarrollo” el conjunto de las adquisiciones que definen y organizan la relación de un ser humano con el mundo en que vive, es seguro afirmar que el autismo es un problema de desarrollo.

El autismo es un trastorno del desarrollo

El desarrollo hoy es entendido en el campo de la epigenética y acerca de la neuroplasticidad bajo una doble determinación: por un lado, está marcado por determinaciones genéticas que pautan el ritmo de la maduración neurológica básica; por otro lado, en virtud de la gran plasticidad inicial del SNC (Sistema nerviso central) y de la permeabilidad parcial de las estructuras genéticas, la constitución del sujeto psíquico derivado del medio humano circundante moldea y orienta esas adquisiciones.

La primera determinación genético neurológicas automática y levemente variable de individuo a individuo, mientras que la segunda se construye de manera totalmente singular para cada uno.

Los automatismos neurobiológicos, que cumplen un papel fundamental en la preservación del equilibrio vital, tienen escaso valor adaptativo respecto del mundo simbólico y cultural en que el ser humano despliega su vida. Para establecer los lazos con sus semejantes y realizar las elecciones que, para los seres humanos, no están predeterminadas, él dependerá de esa construcción singular que le será transmitida por obra del lenguaje.

Esos automatismos son, precisamente, restos de una memoria acumulada por la evolución de las especies y por la experiencia de nuestra especie en particular que, por resultar insuficiente desde el punto de vista filogenético, fue gradualmente sustituida por una memoria colectiva externa al cuerpo: el lenguaje.

Por otro lado, la red de relaciones con personas y objetos circundantes está compuesta por redes discursivas sin las cuales los comportamientos automáticos no tienen significación alguna. Es decir que la red de neuronas hacen que la persona autista tenga relación con los demás. Así como la red de neuronas es escasa así también será la relación del autista con su mundo externo.

El autismo consiste fundamentalmente en el fracaso en la construcción de esas redes de lenguaje que brindan el saber acerca del mundo y las personas y en la prevalencia de automatismos que, disparados de modo puro y espontáneo, carecen de todo valor relacional y ofrecen resistencia a la entrada del otro en el mundo del niño y, por consiguiente, a la entrada de él en el mundo familiar y social.

Por lo tanto, partiendo del punto de vista de la psicología del desarrollo se puede decir que el autismo es un trastorno del desarrollo en el que la red de neuronas es escasa generando así una escasa relación del autista con el mundo exterior.

Compártelo y mira lo que sucede!