Batería de Diagnóstico Neuropsicológico Infantil (Luria-DNI)

Batería- de Diagnóstico- Neuropsicológico -Infantil -(Luria-DNI)

Desarrollo:

Los autores la definen como un procedimiento de evaluación o diagnóstico neuropsicológico infantil inspirado en Luria (Manga y Ramos, 1991), que se presenta como un instrumento útil para la evaluación de niños de 7 a 10 años; la elección de estas edades asegura el estudio de una organización cerebral claramente diferenciada de los patrones de adultos y evita la acusada inmadurez de la etapa preescolar.
La batería consta de 195 ítems agrupados en 19 subtests, incluidos en 9 pruebas que se ajustan al “diagnóstico neuropsicológico de Luria’, de Christensen (1987), exceptuando la prueba de procesos intelectuales, para los que los autores entienden que se halla cubierta con el WSIC. El procedimiento llevado a cabo para su tipificación, así como los estudios sobre su fiabilidad y validez pueden encontrarse con todo detalle en el manual “Neuropsicologia de la edad escolar” (Manga y Ramos, 1991).

A continuación exponemos un breve resumen de la descripción de las pruebas de la citada batería, que pueden verse con mucho más detalle en el manual citado anteriormente:
a. Motricidad: consta de dos subtests, el primero evalúa las funciones motoras de las manos, exigiendo a los niños movimientos simples y complejos con una y otra mano y noción de esquema corporal, así como orientación derecha-izquierda y organización secuencial de los actos motores. El segundo subtest incluye la evaluación de praxias orales siguiendo las órdenes del examinador y la regulación verbal del acto motor; el desarrollo de la función directiva del habla “ocupa todo el tercero y parte del cuarto año de vida” (Luria, 1973, p. 17), es decir, es un desarrollo temprano, por lo que este subtest no correlaciona con la edad; puntuaciones bajas implican una desorganización que afecta al bloque funcional de la activación (encargado del tono cortical, cuenta con la formación reticular ascendente y con conexiones con la corteza frontal).
b. Audición: esta prueba se compone de un solo subtest que evalúa percepción y reproducción de estructuras rítmicas, en niños. Según los autores, su realización implicaría un procesamiento secuencial posiblemente asociado con zonas frontotemporales.

c. Tacto y cinestesia: se compone de dos subtests que evalúan, el primero las funciones superiores cutáneas (localización y discriminación táctil, y dirección del movimiento), y el segundo las sensaciones musculares y articulares, así como la estereognosia o incapacidad de reconocer objetos al tacto.
d. Visión: esta prueba, dividida en dos subtests, explora la percepción visual, así como la orientación espacial y operaciones intelectuales en el espacio; el retraso madurativo en zonas posteriores del córtex (inferoparietales y parieto-occipitales) implicaría fallos en la ejecución de ambas tareas; si el error obedece a respuestas impulsivas por falta de análisis cuidadoso de los estímulos. La inmadurez puede afectar a los lóbulos frontales.
e. Habla receptiva: en esta prueba se incluyen los subtests de audición fonémica (diferenciación de los sonidos del habla), considerado en estrecha relación con los sistemas frontotemporales por sus aspectos de secuenciación (Luria, 1980a, p. 493); comprensión de palabras y frases simples, cuyo “desarreglo puede provenir de las diferentes lesiones cerebrales” (Luria, 1980a, p. 497); y comprensión de estructuras lógico-gramaticales, que implican síntesis simultáneas y a los sistemas parieto-occipitales del hemisferio izquierdo.
f. Habla expresiva: los subtests que la componen exploran el proceso de producción del habla. El primero es la articulación de los sonidos del habla y habla repetitiva; la pronunciación de los sonidos del habla parte de la audición fonémica, pero a su vez la articulación favorece la discriminación de los sonidos del habla. El fallo al repetir series de palabras puede implicar alteraciones en el lóbulo temporal izquierdo; mientras que los trastornos articulatorios pueden asociarse con alteración en zonas sensoriomotoras. El segundo subtest que compone esta prueba está constituido por la denominación y el habla narrativa, en los niños su alteración puede tener orígenes globales.
g. Escritura y lectura: la exploración en esta prueba se inicia con el estudio del análisis y síntesis fonéticos de palabras, para pasar a los subtests de escritura y lectura; los complejos sistemas funcionales que los sustentan hacen muy difícil su relación con el sustrato cerebral del que dependen.
h. Destreza aritmética: la organización de esta prueba se basa en el paso de exploraciones simples a complejas y el de operaciones automáticas a menos habituales. El primer subtest que la compone es la comprensión de la estructura numérica y el segundo operaciones aritméticas, el fallo en niños podría indicar alteración o retraso en zonas inferoparietales o parieto-occipitales del hemisferio izquierdo.
i. Procesos mnésicos: en niños la memoria y la motricidad son las funciones que resultan más seriamente dañadas en caso de lesión cerebral. Se evalúa en primer lugar la memoria inmediata (proceso de aprendizaje, retención y evocación), para pasar a explorar la utilización de relaciones lógicas para memorizar (memorización lógica), cuyos déficits se asocian con disfunción de los lóbulos frontales.

Compártelo y mira lo que sucede!

15 opiniones en “Batería de Diagnóstico Neuropsicológico Infantil (Luria-DNI)”

  1. Buenas compañero, soy egresado de la carrera de psicologia, pera mi es muy importante contar con este test, entonces aqui te dejo mi correo electronico para comunicarme la forma de obtenerlo, desde ya seria un placer poder colavorarte. Saludos.

  2. Hola Ulises… la prueba la puedo utilizar para evaluar a niños que comienzan la educación escolar??? (primaria) Gracias por la información

  3. Hola Ulises…y el link??? es perfecto para evaluar a un niño remitido por déficit cognitivo…

    Me ayudas??

    Gracias.

  4. Donde se hace referencia a Luna en realidad debería poner Luria, en referencia al eminente neuropsicólogo ruso. Algunas de sus obras de referencia son:

    Luria, A. R. (1973). The working brain: An introduction to neuropsychology. Nueva York: Basic Books

    Luria, A.R. (1980). Higher cortical functions in man (2ª Ed.) Nueva York: Basic Books.

    Luria, A. R. (1983). Organización funcional del cerebro. En A. A. Smirnov et al. (Eds.) Fundamentos de psicofisiología (pp. 113-142). México: Siglo XXI

    Luria, A. R. y Tsvetkova, L. S. (1987). Recuperación de los aprendizajes básicos. Madrid: G. Núñez.

Comentarios cerrados.