BFQ-Cuestionario de Personalidad Big Five

Cuestionario de Personalidad Big Five
Ficha Tecnica

Nombre Original: BFQ, Cuestionary “Big Five”

Autores: Caprava; Barbaranelli y Borgogni
Adaptación española: Bermúdez
Aplicación: individual y colectiva
Ámbito de aplicación: Adolescentes y adultos
Duración: Tiempo variable, entre 20 y 30 minutos
Finalidad: Evaluación de 5 dimensiones y 19 subdimensiones de la personalidad y una escala de Distorsión  
Material
  • Manual
  • Cuadernillo
  • Hoja respuesta
  • Hoja de Perfil y soporte informático que facilita la obtención de resultados
Baremación: en centiles y puntuaciones T, para cada sexo y muestra total, en adultos de la población general (candidatos de procesos de selección de una muestra con la versión en español y otra con la versión en catalán).


Ambitos de Aplicacion del BIG FIVE

Los distintos campos en que se articula la psicología aplicada pueden sacar provecho de un modelo y de u instrumento para la evaluación de la personalidad que goza de un amplio consenso como el de los cinco grandes. Esto puede facilitar la comparación de resultados en el ámbito de un mismo sector o bien en sectores diferentes.
Los distintos criterios extremos pueden encontrar en los cinco grandes factores y en las facetas de subdimensiones en que ellos se articulan, importantes elementos de referencia con fines de evaluación y predictivos En los siguientes párrafos se señalan las principales aportaciones de la investigación sobre los cinco grandes a los ámbitos de la psicología de las organizaciones, psicología clínica y psicología educativa.
A. Psicología de la organizaciones 
Distintas investigaciones han demostrado la relevancia del modelo de los cinco grandes para la identificación del papel que puedan jugar las características de personalidad en contextos organizativos. En particular, Hogan ha examinado explícitamente la validez predictiva y concurrente del modelo en relación con diferentes tareas u contextos organizativos.
B. Psicología clínica y de la salud 
Los psicólogos clínicos han subrayado, en numerosas ocasiones, la conveniencia de poder disponer de instrumentos que posibiliten la evaluación de la personalidad con respecto a dimensiones específicas y a combinaciones particulares de estas en la forma de perfiles aceptablemente parsimoniosos y flexibles. El examen de la personalidad es, en efecto, crucial para fines terapéuticos y de pronósticos con el fin de identificar los puntos débiles que han llevado al paciente a la consulta médica o psicológica, y los puntos fuertes sobre los que puede resultar conveniente alentarle para producir cambios y reorientaciones en el modo en que el individuo se enfrenta con la realidad, consigo mismo y con la propia salud.
Sobre todo en el caso de desordenes de personalidad a los que hace referencia el eje I del DSM-III-R se han estudiado los nexos entre las dimensiones estables de la personalidad normal y diferentes tipos de psicopatologías. En particular, algunas investigaciones han examinado las relaciones entre los cinco grandes y las dimensiones descritas por el Eje II.
A continuación se presentan sus principales hallazgos:
a) El desorden de personalidad de tipo paranoide, caracterizado por suspicacia, evidia y resentimiento, tiende a correlacionar negativamente con Afabilidad.
b) El desorden de personalidad de tipo esquizoide, caracterizado por dificultas y falta de interés en las relaciones sociales, dificultad para expresar los sentimientos, frialdad y distanciamiento emocional, muestra correlación negativa con Energía o Extraversión.
c) El desorden de personalidad de tipo esquizoide, caracterizado por excentricidad, egoísmo, hipersensibilidad e ideas y comportamientos singulares presenta correlaciones negativas con Extraversión y positivas con Neuroticismo y Apertura a la experiencia.
d) El desorden de personalidad de tipo histriónico, caracterizado por falta de madurez, inestabilidad, búsqueda de atención y de excitación se muestra positivamente correlacionado con extraversión.
e) El desorden de personalidad de tipo narcisista, caracterizado por exagerado sentido de autoimportancia y grandiosidad, interés por estar siempre en el centro de atención, falta de consideración hacia los demás y sus intereses, guarda correlación negativa con Estabilidad Emociona y Afabilidad y positiva con Extraversión. f) El desorden de personalidad de tipo antisocial, caracterizado por violación de las reglas sociales y de los derechos de los demás, agresividad, comportamiento antisocial, impulsividad e irresponsabilidad, correlaciona negativamente con Afabilidad, tesón y Estabilidad Emocional y positivamente con Extraversión. g) El desorden de personalidad de tipo bordeline, caracterizado por inestabilidad, cambios rápidos de humor, explosiones de rabia e impulsividad, presenta correlación positiva con a falta de Estabilidad Emocional o Neuroticismo.
h) El desorden de personalidad evitadora caracterizado por hipersensibilidad al rechazo social y contactos sociales muy limitados aunque muy deseados, parece correlacionar negativamente con Extraversión y positivamente con Neuroticismo.
i) El desorden de personalidad de tipo dependiente, caracterizado por extrema dependencia y miedo a quedarse solo, falta de confianza en sí mismo y sentimientos de abandono y desesperación, muestra correlaciones positivas con Neuroticismo y Afabilidad.
j) El desorden de personalidad de tipo compulsivo, caracterizado por dar excesiva importancia a las reglas, el orden, la eficiencia y el trabajo, problemas para expresar los sentimientos, dificultad para relajarse y excesiva preocupación por csas de poco valr, presenta correlaciones positivas con tesón y Neuroticismo.
k) El desorden de personalidad de tipo pasivo-agresivo, caracterizado por la expresión de hostilidad en formas indirectas y no-violentas (como dilatar la solución a los problemas obstruccionismo ineficiencia y descuidos intencionados), rechazo de la autoridad junto a la incapacidad para manifestar abiertamente este rechazo.
C. Psicología de la educación 
También en el ámbito de la psicología de la educación el modelo de los cinco grandes encuentra aplicaciones.
La Apertura a la experiencia muestra una significativa correlación con el éxito escolar, la inteligencia, la creatividad y la curiosidad intelectual. En esta línea, importantes cuestiones para la investigación educativa apuntan a la posibilidad de que:
a) los estudiantes más abiertos estén más predispuestos a sacar provecho de las posibilidades facilitadas por un ambiente educativo particularmente enriquecido,
b) su no convencionalismo los pueda enfrentar a dificultades e incomprensiones en un ambiente educativo más tradicional o
c) que la Apertura a la experiencia pueda ser aumentada con la educación. También el Tesón parece significativamente correlacionado con el éxito escolar.
Los estudiantes con puntuaciones altas en esta dimensión, se consideran, y son considerados por los demás, más inteligentes. La posibilidad de disponer de medidas de este tipo puede ser un complemento útil a las medidas de capacidad a la hora de predecir el éxito escolar. El papel de los otros factores parece de menor relieve; mientras la Extraversión parece importante sobre todo como predictor de la competencia social del alumno y de su éxito en actividades deportivas, el Agrado/Afabilidad parece importante sobre todo en lo que concierne a la conducta del alumno.
Por último. La Estabilidad emocional parece relevante para señalar posible problemáticas a nivel emocional. D. Conclusión A modo de resumen de su aplicabilidad, el BFQ puede ser empleado en un gran número de situaciones, con personas de inteligencia y cultura normales y que sean capaces de leer los elementos y comprender las instrucciones. En conjunto presenta características psicomñericas que lo califican positivamente, tanto con respecto a los cuestionarios tradicionales de los que representa una superación, como respecto del NEO-PI con el que comparte las premisas teóricas.
A este respecto el BFQ se puede considerar una mejora en claridad y parsimonia, consideradas también las formulaciones más recientes, por lo que concierne a la medida de los cinco grandes mediante cuestionario. Su estructura factorial, se muestra ciertamente estable, tomando en cuenta los elevados índices de congruencia apreciados en el contraste con las soluciones factoriales aisladas en grupos cultural y lingüísticamente distintos. Los factores extraídos coinciden significativamente con las escalas definidas teóricamente. Su consistencia interna es elevada, tanto en el caso de las dimensiones principales como en el de las subdimensiones.
El examen de las correlaciones con otros instrumentos elaborados en el marco de modelos diferentes de personalidad y/u para la evaluación de aspectos específicos de la personalidad, pone de manifiesto una notable validez de constructo. El acercamiento seguido, en fin, en la construcción del cuestionario comporta diversas ventajas:
a) Los términos que definen la estructura de los cinco grandes, al estar anclados en el lenguaje natural que las personas utilizan cotidianamente, pueden ser comprendidos fácilmente también por los no expertos en materia psicológica, haciendo más clara la interpretación y la comunicación de los resultados.
b) Os presupuestos lexicográficos de la taxonomía garantizan una mayor validez y generalidad de los resultados obtenidos por el instrumento psicométrico.
c) El número de los factores permite una descripción parsimoniosa, pero al mismo tiempo completa, de las características de la personalidad, y representan una propuesta adecuada para conciliar la amplitud y la especificidad de las dimensiones consideradas.
d) El número de elementos aparece particularmente reducido sobre todo en comparación con otros instrumentos análogos, haciendo más sencillas y ágiles las fases de aplicación, corrección y elaboración de los resultados.
psicologia-test-pruebas-aprendizaje-conducta

Compártelo y mira lo que sucede!

Una respuesta a “BFQ-Cuestionario de Personalidad Big Five”

Comentarios cerrados.