Características clínicas de algunas formas de depresión

A continuación se explicaran algunas las características clínicas de algunas formas de depresión que afecta a la población en general: 

Características clínicas de algunas formas de depresión

Depresiones crónicas.Se considera que una depresión tiene un carácter crónico cuando los síntomas duran más de 2 años.

Los factores más relacionados con la cronicidad son: edad de inicio tardío de la enfermedad, mayor número de episodios depresivos, historia familiar de trastornos del estado de ánimo, sexo femenino, envejecimiento, delirios y alucinaciones, abuso concomitante de sustancias, enfermedades físicas y determinados factores ambientales (pérdida de familiares, conflictos de pareja).

Depresión posparto. Es una depresión mayor que se inicia en las 4 primeras semanas después del parto. Los síntomas son similares a los de cualquier otra depresión mayor. Es más probable que exista labilidad del estado del ánimo (inestabilidad). Las mujeres pueden tener ansiedad importante y llanto. Se ha de distinguir de la tristeza posparto, cuya duración solo es de 3 a 7 días.

Depresión subsindrómica.Si bien se plantea una mayor prevalencia que la depresión mayor, no existen reportes abundantes sobre el impacto de la calidad de vida o actitudes hacia el envejecimiento. Algunos han reportado que aún los niveles menores de depresión están asociados a un decrecimiento significativo de todos los dominios de calidad de vida y a un diseño de actitudes negativas hacia el proceso de envejecer.

Depresión psicótica. La depresión psicótica es un tipo de depresión mayor, cuando la persona también tiene ideas depresivas o pensamientos que no concuerdan con la realidad. El pensamiento es desorganizado y se pueden presentar delirios y alucinaciones; estos últimos son coherentes con el estado de ánimo, lo que significa que concuerdan con aspectos del estado del ánimo de la persona, por ejemplo, el pensamiento irrealista de que alguien quiere hacerle daño, concuerda con los síntomas de baja autoestima y sentimientos de desvalorización.

Este tipo de depresión puede ser recurrente o crónica. Aproximadamente 1 de 10 personas que sufren depresión mayor tienen síntomas psicóticos. La depresión psicótica se caracteriza por: mayor gravedad, mayor índice de recurrencia, mayor deterioro, requerir internaciones más frecuentes y presentar episodios más prolongados que la depresión no psicótica. Se ha demostrado la eficacia del tratamiento combinado de ATC y medicación antipsicótica, y de la terapia electroconvulsivante (TEC). También son eficaces los ISRS, solos o combinados con antipsicóticos.

Depresión secundaria.La depresión puede presentarse en el contexto de otras enfermedades psiquiátricas o médicas importantes, por ejemplo, puede aparecer en el contexto de una esquizofrenia o de un trastorno por dependencia de alcohol. El déficit o exceso de vitaminas, las infecciones, así como las enfermedades endocrinas, neurológicas, cardiovasculares y neoplasias pueden acompañarse de depresión.

Demencia.Ambos trastornos pueden coexistir de diferentes maneras. Una persona con trastornos recurrentes del estado de ánimo puede desarrollar posterior- mente una demencia de forma insidiosa. Así mismo, un individuo se puede deprimir debido a una reacción psicológica frente al deterioro que provoca la demencia. El término seudodemencia depresiva se refiere a una depresión que se presenta de forma similar a una demencia, pero que remite con el tratamiento de la depresión. En la actualidad, muchos especialistas no aceptan este término. Así mismo, la seudodepresión se refiere a un estado que simula un trastorno del estado de ánimo, que en realidad corresponde al comienzo de una demencia.

Referencia:  Catalogación Editorial Ciencias Médicas Zarragoitía Alonso, Ignacio.“Depresión: generalidades y particularidades” La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2010. 127 p.

Compártelo con tus amigos