Características de un buen entrevistador

entrevistador

La habilidad de entrevistar puede adquirirse y mejorar con la práctica (y, si es posible, guiada por un supervisor). Creo que la primera característica de un buen entrevistador es la práctica, ya que la práctica hace al maestro. Partiendo de esta premisa, a continuación explicare las características básicas a desarrollar para un entrevistador. (Basado en Bögels, 1994)

El buen entrevistador ha de presentar:

Características actitudinales y valores

  • Mostrar sensibilidad e interés hacia los demás.
  • Ser respetuoso con las opiniones, actitudes y valores de los demás, sin prejuzgar a las personas que entrevista.
  • Mostrar empatía hacia el otro
  • Mantener la confidencialidad de los informes de entrevistados

Por otro lado, también un buen entrevistador debe desarrollar las siguientes habilidades:

Habilidades de contenido

El contenido de la entrevista se debe conocer completamente así se lleva un orden durante el proceso de entrevista, para esto el entrevistador debe preguntarse: “¿Qué es lo que debo preguntar?”.

Las habilidades de contenido se adquieren mediante el estudio del ámbito y campo de actuación al servicio de los cuales se pone la entrevista. Saber preguntar e intervenir sobre aquello que constituya el propósito de la entrevista. Ya que no es lo mismo una entrevista laboral a una entrevista formal con padres de familia en un colegio.

Habilidades del proceso

Otro aspecto importante es la habilidad del proceso de entrevista que tenga el entrevistador. Para tal situación el entrevistador debe preguntarse: ¿Cómo he de preguntar? ¿Cómo he de relacionarme con el entrevistado?

La habilidad del proceso de entrevista tiene que ver con la comunicación y con la interacción. Dar muestras evidentes de que se está escuchando. Habilidad para motivar y propiciar la cooperación del entrevistado.

Habilidades cognitivas

Quizás una de las características más importantes es la capacidad de conectar datos y seleccionar preguntas sobre la marcha, capacidad de hacer hipótesis…Mantener una cierta distancia emocional que no perturbe la necesaria asimetría de la relación.

También se debe tener cuidado de No mostrarse distante. Sin dejar de ser flexible, conducir en todo momento la entrevista con buena actitud aunque la situación este tensa.

En definitiva. Un buen entrevistador ha de saber escuchar, saber hacer las preguntas adecuadas, saber hacer bien las preguntas y organizarse y preparar la entrevista.

Referencia: Conxa, Perpiñá. “Manual de la entrevista psicológica”. Saber escuchar, saber preguntar. Ediciones Pirámide. Madrid, España. 2012. Pág. 48

Compártelo y mira lo que sucede!