Características del trastorno bipolar en la infancia

trastorno bipolar en la infancia

Las  características del trastorno bipolar en la infancia ha sido uno de los trastornos menos estudiados por todo el régimen controversial que suscita el tema.

A pesar que existen muchos psicólogos y psiquiatras que han explicado de su existencia sigue siendo un tema muy delicado. Por lo mismo, para lograr un diagnóstico adecuado de este trastorno infantil es necesario tener un conocimiento profundo acerca del desarrollo psicofisiológico infantil, así como de la psicopatología con el fin de realizar un diagnóstico diferencial de otras alteraciones emocionales que llevarán procesos de intervención limitados en su eficacia.

Controversias del trastorno bipolar en los niños

Los puntos más polémicos acerca de la existencia del trastorno bipolar en los niños son los siguientes:

  1. El origen del trastorno bipolar radica en las variaciones del estado de ánimo que forman parte del desarrollo normal durante la niñez y la primera infancia. Así, para algunos, los extremos de alegría y negativismo del niño pequeño serían una forma embrionaria de la depresión maniaca.
  2. El punto de vista opuesto a éste, sólo considera estos cambios de humor como variaciones dentro de la normalidad o, cuando más, como alteraciones de la personalidad y, define como errónea la interpretación de las fases más activas como manía y de las más negativas como depresión. Existe, pues, un consenso generalizado acerca de la existencia de “cambios bruscos del estado de ánimo” durante la niñez y la infancia. La cuestión a plantearse es si estos cambios se pueden considerar como pródromos o una forma muy temprana de trastorno bipolar.

Asimismo, en un estudio realizado en la Universidad de Harvard, Wozniak y  mencionan que los niños con síntomas de manía son:

  • Irritables, coléricos, de mal genio, chiflados, enérgicos, soeces, irrespetuosos yamenazantes
  • Presentan explosividad afectiva, relacionada con destructividad y, o agresividad, o ambas
  • Desatentos, atolondrados, tontos, insensatos, acelerados, con accesos de risa, son “el payaso de clase”
  • Depresivos, tristes, sin placer, duros consigo mismos, suicidas, autodestructivos.

Características del trastorno bipolar en la infancia

a) Autoestima exagerada o grandiosidad
b) Disminución de la necesidad de dormir
c) Más hablador de lo habitual o verborreico
d) Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que el pensamiento está acelerado
e) Distractibilidad
f) Aumento de la actividad intencionada o agitación psicomotora
g) Implicación excesiva en actividades placenteras que tienen un alto potencial para producir consecuencias graves

  • Los síntomas no cumplen los criterios para el episodio mixto
  • Los síntomas no se deben a los efectos fisiológicos de una sustancia (por ejemplo, una droga, un medicamento u otro tratamiento), ni a una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo)

Diagnóstico diferencial del trastorno bipolar en niños

  • Esquizofrenia
  • Trastornos generalizados del desarrollo
  • Trastorno disocial
  • Abuso de drogas
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

El diagnóstico diferencial del trastorno bipolar en los niños puede ser algo controversial. Por lo mismo es necesario tomar en cuenta que el factor crítico en el diagnóstico diferencial del trastorno bipolar de aparición temprana, no es la sintomatología del TDAH, ya que los niños maniacos y con TDAH se superponen de manera significativa en esta área. La diferencia se encuentra en la presentación del estado de ánimo y más importante aún, en el historial de regulación defectuosa del ánimo. Desafortunadamente, muchos niños presentan ambos problemas y por eso mismo se tiende a confundir el TAB con el TDAH.

Referencia: Emilia Lucio Gómez Maqueo, Cristina Heredia y Ancona. “Psicopatología: riesgo y tratamiento de los problemas infantiles” 1ª edición. México, UNAM: Editorial El Manual Moderno, 2014. pág. 145.

Compártelo y mira lo que sucede!