Clarence Saunders: ¡Haga funcionar su mente! y alcance sus sueños

 

Clarence Saunders, que tiene sesenta y siete años, va camino de su tercera fortuna. Antes de los treinta y cinco ganó la primera. Su sueño colosal de la famosa cadena de mercados había dado resultados. Saunders mantiene que es fácil tener ideas que proporcionan un millón de dólares, siempre que se acostumbre la mente a ello.

Clarence Saunders

Saunders fue el fundador del primer supermercado en el mundo ya que en el año 1916 inaguro el primer supermercado llamado Piggly Wiggly (cerdito ondulado). La misma cadena de supermercados en poco tiempo saltó al éxito.

Clarence Saunders
Mi mente funciona continuamente y no sé lo que puede resultar, pero doy rienda suelta al poder creador, y de vez en cuando me trae algo que merece la pena.

Hoy Saunders está estableciendo su nueva cadena de almacenes eléctricos. Estos operan automáticamente, de modo que el cliente puede servirse él mismo y pagar su compra.

Así se elimina una gran cantidad de personal según Saunders. Puedo manejar un negocio de dos millones de dólares anuales con sólo ocho empleados, mientras que otro establecimiento de la misma clase necesitaría cuarenta, por lo menos, incluso sesenta y cinco. Durante toda mi vida he perdido y ganado millones, ¡pero ahora voy camino de ganar un millón más! 

¿Qué puede detener a un hombre así?
Funciona su mente a todo vapor a los sesenta y siete años. ¿Puede funcionar? No lo hará, a menos que ustes lo haga funcionar refiere el empresario. Usted lleva en la cabeza una fortuna en potencia.

Clarence Saunders
Haga funcionar su mente ¡y puede hallar una fortuna!

Recomendaciones:

¡Cuidado con el pensamiento negativo! Usted no puede concebir todas las
posibilidades que hay dentro de usted, una vez que dé al poder creador una
oportunidad de servir.

¿Soñaron los hermanos Wright cuando se imaginaron volando en el primer
aeroplano? Muchos de los que no veían, lo pensaron así, y los ridiculizaron,
pero eso no detuvo a los Wright. Tuvieron valor y fe para seguir soñando, y
frente al escepticismo dieron al mundo un nuevo medio de viajar.

Muy pocos de nosotros tenemos visión. No vemos más allá del momento presente. Estamos tan sumergidos en nuestros problemas y dificultades ordinarios, que no podemos concebir una salida.

Los sueños son un medio de escape al futuro, un medio de librarse del presente y de crear nuevas oportunidades y mejoras. No quiero decir que se puedan evadir las responsabilidades y problemas presentes… pero la cura de muchos de ellos está en su porvenir, igual que lo está la esperanza del progreso personal.

Recuerda, hay que mirar hacia adelante… nunca hacia atrás— han aconsejado los sabios. Ellos sabían que el pasado no guarda nada para uno, pero que hay
una promesa en el presente, con las palabras de Peter Ibbetson, se “sueñan realidades”.

Compártelo con tus amigos