Comida rápida vincula a la depresión

comida rapida

Un estudio nuevo estudio ha revelado que la comida rápida comida tienen un 51% de probabilidades de deprimir a sus consumidores.

La comida rápida y barata puede ser sabrosa y conveniente para muchas personas, lamentablemente este tipo de alimentos puede causar riesgos que van más allá de la indigestión. Estudios recientes han demostrado que la comida rápida tiene alguna relación con ataques al corazón, derrames cerebrales y enfermedades del hígado.

Un grupo de investigadores españoles han demostrado que la comida rápida puede conducir a la depresión este análisis del equipo español, ha sido publicado en la revista Public Health Nutrition, se deriva de los datos extraídos de un estudio masivo de dieta y estilo de vida en curso por los investigadores de la Universidad de España de Navarra. Los hallazgos actuales se refieren a una muestra de 8.964 personas cuya dieta y estado de salud mental fueron controlados durante una media de seis meses. Ninguno de los sujetos del estudio nunca había sido diagnosticado con depresión o antidepresivos tomadas.

Resultados de la investigación

“Existe un mayor riesgo de depresión se asoció con el consumo de comida rápida En comparación con los que rara vez consumían este tipo de comida. Los resultados describen que los consumidores regulares eran 51 por ciento más probabilidades de deprimirse.

Lo increíble de los resultados es que la comida rápida puede condicionar al cuerpo creando una “relación-dosis-respuesta” lo que significa que aquellas personas que consumen regularmente comida rápida, son más propensas o tienen mayor riesgo de desarrollar depresión.

¿Qué tipo de comida rápida puede causar depresión?

Cuando los investigadores explican comida rápida, no necesariamente tratan de centrarse en una marca, más bien se refieren a los hot dogs, hamburguesas, patatas, pizza y todo alimento comercial que sea recalentado en horno de microondas (carnes, sopas instantáneas, donas, croissants, entre otros).

Comida rápida vs. Salud

Como si elevar los riesgos de caer depresión no fuese suficiente, aún existen más problemas de salud que son desarrollados a causa del consumo de la comida rápida, entre ellos destacan:

  • Sentimientos de soledad
  • Obesidad
  • Trabajas más de 45 horas a la semana
  • Ansiedad

Las personas recurren a la comida rápida por motivos diversos pero en su mayoría por comodidad y gusto. Sin embargo también existen personas que recurren a la comida rápida en momentos de ansiedad por creer que comer “Puede ayudar a aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión. Así que están recurriendo a (comida rápida) para encontrar alivio”.

De manera que el consumo de comida rápida como alimentos procesados, fritos y grasos, afectan tanto la salud física y mental por lo que es mejor disminuir el consumo de comida rápida. A veces es mejor cambiar un perro caliente por platillo de salmón, nueces, lácteos bajos en grasa, u otros alimentos que mejoran la salud que incluyan frutas y verduras.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.