Como prevenir conductas de acoso escolar

conductas de acoso

Entrenamiento en habilidades sociales

Una de los puntos principales en la prevención de conductas de acoso escolar es el desarrollo de habilidades sociales y de comunicación en los niños. Las habilidades sociales son conductas que manifestamos en situaciones de relación con los demás. En estas interrelaciones con los otros se expresan sentimientos, ideas, opiniones, deseos y derechos, respetando a la vez el derecho que los que interactúan con nosotros también tienen.

De manera que las habilidades sociales contribuyen a la prevención y solución de conductas de acoso en el momento en el que se presentan.

¿Cómo sé cuándo un niño no ha desarrollado sus habilidades sociales?

Los síntomas de estos niños se pueden ver en los siguientes criterios:

  • El niño es tímido
  • Tiene vergüenza
  • Es solitario
  • Tiende a ser agresivo
  • Tiene problemas para socializar con el grupo de iguales

Para poder mejorar las relaciones de estos niños es necesario crear un escenario en el que se le enseñe a mejorar las relaciones con sus amigos y compañeros en diferentes actividades.

¿Un niño agresivo tiene habilidades sociales?

En realidad no. Lo que sucede es que si tiene la habilidad pero aún no está desarrollada del todo como para afrontar situaciones de conflicto. En el caso de un niño agresivo la habilidad que necesita desarrollar es la escucha y la comunicación asertiva. De esta manera al estar en una situación de conflicto, el niño agresivo escuchara antes de actuar.

¿Cómo desarrollo las habilidades sociales del niño?

Para hacer esto, necesitamos crear un programa del desarrollo de habilidades sociales en las que se le debe enseñar las siguientes habilidades sociales básicas:

  • Pedir favores
  • Aceptar o rechazar a los demás
  • Ponerse en el lugar de los demás
  • Ser capaz de expresar quejas y de hacer cumplidos
  • Trabajar en equipo (sobre todo en situaciones de conflicto)
  • Realizar actividades en las que el alumno tenga la oportunidad de participar, expresarse y compartir experiencias.

Resolución de conflictos en el aula

El conflicto forma parte de nuestra vida cotidiana, es el resultado inevitable de una sociedad altamente compleja, competitiva y muchas veces litigiosa. En nuestras relaciones personales, cada cual tiene sus propias ideas, opiniones y por supuesto, necesidades. A pesar de esto, cómo abordar nuestras diferencias con otros puede determinar la calidad de nuestras vidas. Mientas que algunos conflictos son simplemente molestias menores que aceptamos como un componente natural de nuestra existencia, otros evitan que nuestras relaciones se realicen en todo su potencial y algunos llegan a ser tan severos que causan irreparables daños a los demás.

Pasos para solucionar problemas

  • Crear una atmosfera efectiva
  • Clarificar percepciones
  • Apuntar a necesidades individuales y grupales
  • Instituir un poder positivo compartido
  • Aprender de los errores de cara al futuro
  • Generar diversas propuestas de solución
  • Realizar acuerdos beneficiosos
  • Ponerse en marcha

Una técnica muy útil en la resolución de conflictos es el Rolle Playing, a través del cual se escenifica un problema en el que cada parte asume el rol. El resto de los participantes del grupo actúan de observadores y anotan aquellos aspectos de la representación que para ellos han sido más significativos y después de hace una puesta en común.

  1. Los actores explican cuál o cuáles han sido sus emociones y sentimientos cuando representaban el conflicto.
  2. Se comentan con el gran grupo los resultados de las observaciones y se clarifican posturas hasta llegar a un consenso.

Refuerzo de la autoestima

Hablar de la autoestima implica a su vez hablar de autoconcepto.

Para desarrollar un autoconcepto positivo debemos tener en cuenta tres aspectos importantes que, aunque pueden ser tratados por separado, lo cierto es que están estrechamente ligados.

Me refiero a la autoestima, al autoconcepto y a la asertividad.

Si la autoestima se define como el concepto que una persona tiene de sí misma, esto nos lleva a pensar que necesita del autoconcepto para poder ser reforzada, y, si esto es así, la mejor estrategia ha de partir, en un primer momento, por no saber cuánto conoce el sujeto sobre su persona y la correspondencia que existen entre su percepción y la que de él tienen los demás. Por otro lado, la mejor forma de entender el término autoestima es hacer mención a sus características:

  • Sentirse a gusto consigo mismo
  • Sentirse importante. Tu eres importante
  • Tu eres diferente
  • Estar feliz por las cosas adecuadas que haces
  • Aceptar las dificultades e intentar solucionarlas.
  • No desanimarse cuando las “cosas no van bien”

 Para empezar cualquier tipo de entrenamiento, primero hay que delimitar el campo a entrenar y seguir un proceso que nos lleve a conseguir la meta propuesta. Por tanto, si el objetivo es conseguir que nuestros alumnos tengan una alta autoestima o, lo que es lo mismo, una autoestima positiva, empezaremos haciendo una análisis introspectivo que nos permita conocernos sin miedo ni pretextos.

Actitudes que indican una autoestima deficiente

  • Autocritica rigorista y desmesurada que la mantiene en une sado de insatisfacción consigo misma.
  • Hipersensibilidad a la crítica, por la que se siente exageradamente atacada y herida, echa la culpa de sus fracasos a los demás o a la situación y cultiva resentimientos obstinados contra sus críticos.
  • Indecisión crónica, no por falta de información, sino por miedo exagerado a equivocarse.
  • Deseo innecesario de complacer a los demás, motivo por el cual no se atreve a decir NO por miedo a desagradar y a perder la benevolencia o buena opinión que de ella tiene el peticionario.
  • Perfeccionismo, autoexigencia esclavizadora de hacer “perfectamente” todo lo que intenta, que conduce a un desmoronamiento interior cuando las cosas no salen con la perfección exigida.
  • Culpabilidad neurótica, por la que se acusa y se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y/o los lamenta indefinidamente, sin llegar nunca a perdonarse por completo.
  • Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de piel, siempre a punto de estallar, aun por cosas de poco valor.
  • Tendencias depresivas, un negativismo generalizado (todo lo ve negro: su vida, su futuro y sobre todo así mismo) y una inapetencia generalizada del gozo de vivir y de la vida misma.

Características de la autoestima positiva

  • Cree firmemente en ciertos valores y principios, esta dispuesto a defenderlos, aun cuando encuentre fuerte oposición colectiva, y se siente lo suficientemente seguro para modificar los valores y principios si nuevas experiencias indican que estaba equivocado.
  •  Es capaz de obrar según crea más acerado, confiando en su propio juicio, y sin sentirse culpable cuando a otros le parece mal lo que haya hecho.
  • No emplea demasiado tiempo preocupándose por lo que haya ocurrido en el pasado, ni por lo que pueda ocurrir en el futuro.
  • Tiene confianza en su capacidad para resolver a sus propios problemas, sin dejarse acobardar por los fracasos y dificultades que experimente.
  • Da por supuesto que es una persona valiosa ante los demás
  • Nunca se deja manipular por los demás
  • Reconoce y se acepta a si mismo
  • Es sensible a las necesidades de otros.

Recomendaciones para prevención del acoso escolar

Si aprendemos autoestima desde pequeños, ésta será una defensa para las malas relaciones. Por lo que las recomendaciones para prevenir el acoso escolar mediante el refuerzo de la estima del niño a mi criterio son las siguientes:

  1. Reforzar lo positivo de la otra persona, Dar a los niños la oportunidad que exprese sus cualidades.
  2. Escucha cálida y activa. Sin distracciones. Aceptación incondicional.
  3. Feedback. Informaciones positivas acerca de lo que percibo de ti.
  4. Evitar los elogios ambivalentes, por ejemplo: “casi estas al nivel de tu hermano”
  5. Fomentar un espacio de autonomía y libertad
  6. Dar responsabilidades al niño
  7. Estimular la autoestima de los estudiantes, evitar las reprimendas en clase, el trato humillante, minimizar el estrés en la escuela.

Estas son algunas recomendaciones para la prevención del acoso escolar, claro también existen técnicas de prevención del acoso escolar, sin embargo este tema lo publicare en otra ocasión. Hasta entonces.

Referencia:

Teruel Romero, Jerónima. “Estrategias para prevenir el bullying en las aulas” como prevenir conductas de acoso. Ediciones Pirámide. Madrid, España. 2007. Pags. 148

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.