Cómo renunciar a un amor toxico

amor toxico

Renunciar al “amor” de otra persona suele ser una de las situaciones más difícil que se vive. Aún más cuando se han compartido momentos de alegría, felicidad, tristezas, enojos y todas las emociones y momentos que no se pueden comprar. (me refiero a buenos momentos)

El tema del “amores tóxicos” o “enfermizos” es algo recurrente en mi caso. Sucede que por recibo por lo menos tres o cuatro casos al mes de mujeres que viven un amor toxico y que de alguna manera “no pueden dejarlo”.  Si ese es tu caso, a continuación explicare algunas pautas para renunciar a un “amor toxico”.

  1. Renuncia a la fantasía de que puedes ayudarlo a cambiar

Nadie puede cambiar a una persona. Es la misma persona en sí que decide cambiar. Muchas mujeres tienen la fantasía de cambiar al hombre y creen a tal punto de arriesgar su vida social, laboral y educativa con tal de “cambiar para bien al otro”.

En realidad no puedes cambiarlo si él no quiere cambiar, pero lo que si puedes hacer es cambiar tu actitud para aceptar la situación, alejarte de esta relación y sufrir menos.

Karla en consulta:
Hola Ulises quería hablarte acerca de mi novio, él tiene un comportamiento raro… Yo lo quiero mucho pero… Hace poco encontré un cuaderno donde escribe cosas y decía que quiere conmigo, sexo, diversión, emoción etc… Pero no es la primera vez que encuentro cosas así en otro tenía nombre de chicas un cuadro sinóptico y el mío, es demasiado sexoso, además tiene sexo con otras mujeres. ¿Es probable que él esté enfermo? Quisiera ayudarlo, a veces siento que yo soy la que está mal.

El caso de Karla es muy recurrente. En especial de mujeres que tienen la fantasía de querer cambiar a un hombre que en realidad no quiere cambiar ya que prefiere “vivir la vida loca”.

  1. Quiérete a ti misma

Lo más importante en una relación es tu bienestar. Si la relación en la que estas te hace sufrir constantemente y te hace sentir desprotegida, es tiempo de poner límites. Un punto primordial es tomar la responsabilidad de nuestra propia vida y su bienestar.

Andrea en consulta:
Yo sé que él va a cambiar, es solo que está pasando un mal momento. En el fondo yo sé que él tiene una persona buena y debo ayudarlo a que se mejore, a veces sale a beber con sus amigos por mi culpa, discutimos mucho en casa.

Existen mujeres como en el caso de Andrea que no sabía conscientemente que estaba en medio de una relación toxica. Luego de un tiempo logro ver esto por sí misma y tubo que divorciarse ya que la relación se había convertido en un campo de batalla. Lo importante entonces, es darse cuenta de la situación y tener el valor de quererse para salir de una relación toxica.

  1. No tomes personal las acciones del otro

Una de las situaciones que más afecta a las mujeres es “creer” que ellas son las del problema y que ellas deben de cambiar cuando en realidad el otro es quien hace que la relación sea toxica.

Yuliana en consulta:
Otra vez se fue, sé que es mi culpa. Si tan solo le hubiese dado lo que él quería no se hubiera ido. ¿Qué hago ahora? ¿Qué puedo hacer para que regrese?

Mujeres como Yuliana son presa fácil para un hombre manipulador ya que este sabe que una ella haría cualquier cosa con tal arreglar la situación problemática de la relación.

Lo importante en estos casos, es aceptar, comprender al otro y evitar por cualquier motivo ser un mártir que debe pagar los platos que alguien más rompió.

  1. No te esfuerces más que el otro

¿Quién trabaja más para resolver sus problemas? Si eres tú, tratando de resolver los problemas del otro, estás haciendo demasiado, lo que acabara creando agotamiento emocional en ti y una dependencia extrema en la otra persona.

Alicia en consulta
Hago todo lo posible porque él encuentre trabajo. Ayer imprimí 10 currículum y concrete 10 citas en varias empresas, le deje $50 USD  y las llaves del carro para que salga a buscar trabajo. Mi sorpresa es que al regresar a casa, veo latas y botellas de cerveza. En vez de ir a las entrevistas prefiere beber con mi propio dinero. ¿Qué puedo hacer? ya que he intentado muchas cosas y él no cambia.

Alicia pretendía cambiarle la vida a su esposo o quizás idealizaba a un esposo que trabajara por eso se esforzaba más que él para conseguirle un empleo, pero los planes de él no son los que ella quería. Por ende, se convertía en una relación toxica porque Alicia se desgastaba física, emocional y económicamente tratando de encontrarle trabajo a su esposo.

  1. Pide ayuda cuando sea necesario

Comparte tus preocupaciones y busca apoyo emocional. Pero vigila: no te conviertas en otro problema para alguien. Asume la responsabilidad de tu propio bienestar.

Es común que en las relaciones se tengan líos, pero existe un límite y es que cuando estos líos empiecen a ser recurrentes y patológicos afectando tu salud y bienestar, es tiempo de buscar ayuda profesional.

Lo más recomendable es que ambos asistan a terapia de pareja para solucionar cualquier situación problemática que pueda estar provocando que la relación sea toxica.

Material obtenido de la práctica clínica. Este artículo puede ser utilizado por cualquier persona siempre y cuando se haga la referencia al autor de este blog.

Compártelo y mira lo que sucede!

2 opiniones en “Cómo renunciar a un amor toxico”

Comentarios cerrados.