Cómo un trauma conduce a la depresión

trauma

En una ocasión estando en una ciudad, por equivocación aborde el bus equivocado. Al inicio no lo note, sin embargo durante la marcha me di cuenta que el bus me había conducido a un lugar que no conocía, en pocas palabras me perdí. Luego recurrí a la ayuda de una persona del lugar para que me ubicara y enseñara el camino de vuelta.

Ulises… ¿Por qué cuentas esto?

Estando en el bus, me di cuenta que el bus me llevaba a un lugar que no conocía y al instante pensé que un trauma es igual a un bus desconocido que te lleva a lugares que no conoces.

Así funciona un trauma, puede llevarte a lugares y estaciones que no conoces (diferentes trastornos)… Luego de esta metáfora hablare acerca de una estación a donde te puede conducir un trauma, la estación se llama depresión.

A menudo la gente padece algún tipo de trauma, ya sea provocado durante la infancia, adolescencia o vida adulta. Luego que un trauma es provocado, al pasar el tiempo se experimentaran eventos traumáticos o episodios traumáticos que pueden llevar a la depresión.

El atentado de Oklahoma City

En una encuesta realizada a sobrevivientes del atentado de Oklahoma City  se demostró que el 23 por ciento se deprimió. Y después de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 que vivieron cientos de miles de personas, las tasas de depresión, trastorno de estrés postraumático (TEPT), ansiedad y abuso de sustancias de todo aumentó.

Irina Firstein psicoterapeuta en la ciudad de Nueva York

“Siendo un Neoyorquino y haber vivido 9.11, creo que la mayoría de nosotros en un grado u otro fueron víctimas de estrés postraumático después de este trágico suceso”

Firstein afirma que luego del atentado del 11 de septiembre, durante mucho tiempo, la gente tiende a mirar a los aviones en el cielo, preguntándose si iban a estrellarse contra un edificio. Mi hijo de 6 años de edad, durante meses atrajo aviones estrellándose contra edificios, que, por cierto, es la forma en que muchos niños expresaron su ansiedad y la depresión.

Eventos traumáticos y salud mental

Cuando la gente vive un evento traumático tiende a experimentar diversas emociones y sentimientos tales como el miedo, la impotencia y el estrés.

Una exposición ante un evento traumático puede provocar una depresión de manera gradual hasta convertirse en una depresión grave.

En ocasiones un trauma puede tardar hasta 10 años en desarrollarse tal es el Trastorno por estrés postraumático que puede estar vigente luego de 10 años.

Depresión y el trastorno de estrés postraumático: ¿existe una conexión?

Por supuesto, de hecho aquellas personas que continúan experimentando síntomas intensos de estrés mucho tiempo después de un evento traumático pueden tener trastorno de estrés postraumático, que también puede conducir a la depresión.

Lo que hace el trastorno de estrés postraumático junto a la depresión es un formar un sentimiento continuo de tristeza que obstruye la capacidad de una persona para funcionar normalmente. Estos trastornos suelen existir juntos y sus síntomas pueden solaparse. Existen estudios que demuestran como la depresión es hasta cinco veces más comunes en personas que tienen trastorno de estrés postraumático.

Firstein

“Muchos neoyorquinos experimentaron síntomas de ansiedad y depresión”

Gran parte de New York vive el estrés postraumático luego del atentado del 11 de septiembre provocando síntomas de la depresión que incluyen tristeza, sentimientos de pérdida, desilusión, pérdida de apetito, y dificultad para dormir.

¿Cómo saber cuáles son los síntomas del estrés postraumático?

Ante un trauma que ha sido provocado por alguna situación (divorcio, perdida de un ser querido, accidente de tránsito, abuso sexual, maltrato, sobrevivientes de guerra, soldados que han sido rehenes, entre otros) devienen una serie de síntomas que es necesario atender, a continuación explicare los síntomas que considero más recurrentes de este trastorno:

  • Pesadillas
  • Revivir eventos traumáticos
  • Tristeza intensa
  • Ataques de pánico
  • Sentimientos de vacío
  • Taquicardia
  • Temblor
  • Dolores del corazón
  • Dificulta para respirar

Cuando los síntomas del trastorno de estrés postraumático y depresión se conectan pueden ocurrir síntomas como:

  • Perdida de la realidad
  • Dificulta para concentrarse en el trabajo, estudio, labores cotidianas
  • Evita el contacto social
  • Irritabilidad
  • Abuso de alcohol u otro tipo de drogas

Los niños también pueden experimentar trauma por estrés postraumático o deprimirse después de una experiencia traumática. Los terapeutas que se especializan en el tratamiento de los niños utilizan métodos que son utilizados para los adultos, incluyendo psicoterapia, medicación, y la Técnica EMDR.

Un trauma a veces es inexplicable e inesperado pero ha sido siempre parte de la experiencia humana, así como la depresión y trastorno de estrés postraumático son resultados comunes de un trauma. La mejor manera de lidiar con ellos es conocer los síntomas y pedir ayuda de un profesional de la salud mental.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.