Cuando “Amar” es Depender

Cuando Amar es Depender

Sinopsis: 

Hoy en día con frecuencia se confunde el concepto de amar con un concepto erróneo que es el de depender. Algunas personas creen que amar significa sacrificarse por el otro, aceptar lo que es inaceptable, hasta llegar a pensar que es necesario “sufrir por amor”.

A veces pienso que como seres humanos nos ahorraríamos tanto sufrimiento y dolor si lográramos comprender el significado del amor que en realidad significa respeto, aceptación, afecto, pasión, el amor es benigno, empatía, entre otros. Cuando alguien ama, acompaña la alegría y el dolor del otro. Eso es amar.

Desarrollo: 
Enamoramiento:
Cuando empezamos una relación con alguien, vivimos una etapa de la vida llamada enamoramiento. En medio de esta etapa que es una de las más bonitas llega un momento en el que perdemos la cabeza. Es decir que existe como un espacio de locura transitoria, es algo así como volverse loco de amor y eso nos parece fantástico.

En esta etapa quieres saber todo de la otra persona, por lo general sentimos que la vida nos sonríe, los problemas pierden importancia ya que lo único que importa es estar y conocer aún más al otro.

Durante la etapa de enamoramiento pueden suceder tantas situaciones que nos ayudan a conocer al otro con sus diversas mascaras. Es decir, con el tiempo conocemos como es él o ella cuando está enojado, triste, alegre, feliz, ilusionado y en muchas emociones más. Esto nos da una pauta de cómo es él y puede ser el momento oportuno para decidir si es él o ella la persona que estamos buscando.

En esta etapa que suele durar alrededor de ocho a doce meses podemos darnos cuenta de aquello que nos genera rechazo del otro, aquello que nos molesta, aquello que nos gusta y aquello que apreciamos del otro. En este proceso podemos lograr conocer su Yo autentico y real, aunque también no quiere decir que conozcamos a fondo al otro, porque para eso se requiere más de una vida entera.

Si hay algo que debemos de tener en cuenta es que no podemos amar a alguien que no conozcamos y para conocer a alguien se necesita tiempo. En el momento en el que sabemos bien quien es el otro que tenemos al lado, es el momento en el que empezamos a amarle o dejarle.

Al pasar el tiempo y conocer al otro se abren dos caminos uno es de amarle y otro de dejarle es sucede porque descubro como es el otro y me gusta por lo tanto EMPIEZO A AMARLE. El otro camino es que descubro que no me gusta como es y que no encaja conmigo, por lo tanto EMPIEZO A DEJARLE.

Sin embargo, en medio de estos dos caminos existe una especie de estanque que divide ambos caminos, este estanque se llama Dependencia Emocional.

amar

Cuando quedamos atrapados en medio del estanque de la dependencia emocional continuamos con él o ella a pesar de que las cosas no estén bien, a pesar de que las cosas marchan mal. Pero ingenuamente creemos que puede suceder “un milagro” que cambie al otro.

Esto es lo que sucede cuando caemos en el estanque de la dependencia. Quizás este sea uno de los motivos por el que muchas personas se atreven a tomar decisiones drásticas de compromiso o matrimonio durante los primeros meses de relación, no es porque se ama al otro, es porque se cae a un estanque de dependencia emocional.

Amar implica conocer al otro, conocer al otro implica tiempo, dar tiempo significa dar tu vida, dar tu vida significa AMOR. Es así como sabemos cuando en realidad alguien nos ama o amamos.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.