Desarrollo de la memoria durante la infancia

memoria
Sinopsis:
Los recién nacidos muestran una memoria moderada por patrones auditivos, táctiles y visuales burdos (como indica su posterior falta de interés en un patrón de prueba familiar). Desde este punto de vista las habilidades de aprendizaje se incrementan de modo constante durante toda la niñez. El desarrollo de las habilidades de memoria ha sido ampliamente investigado por psicólogos infantiles tales como Flavell que ha descrito de una forma esquemática, el desarrollo de la memoria, a continuación explicare algunos sus aspectos esenciales.Desarrollo:

Desarrollo de la memoria

En primer lugar la memoria mejora porque el sistema conceptual puede “sostenerse por sí solo”; mientras más objetos, patrones y conceptos reconozca como unidades en la memoria, más fácil le será aprender cosas nuevas acerca de estos conceptos y de las relaciones entre ellos, o usarlos en nuevas configuraciones.

Cuantos más conceptos posea un niño, más probabilidades tendrá de comprender nuevas instancias de cualquier concepto y de no confundirse con los eventos. El desarrollo conceptual se lleva a cabo mediante la especialización (o diferenciación) de categorías amplias, y al generalizar en distintas subcategorías.

Mientras más rica y diferenciada sea la red conceptual de un niño, más descriptores proporcionará su mente automáticamente para nuevos eventos que se relacionen a las categorías conocidas; este proceso da lugar a más conexiones del evento nuevo dentro de conceptos preexistentes en la memoria. En teoría estas conexiones deberían de mejorar la memoria para los eventos así conectados. Este “aprendizaje por comprensión” no intencional se produce en la mayor parte de nuestra vida consciente y se fomenta mediante estrategias deliberadas. Estos procesos que acabo de describir son similares a las nociones de Piaget de asimilación y acomodación.

Además de este sistema conceptual en desarrollo, de los 2-6 años de edad el niño parece adquirir conceptos de tiempo, pasado, memoria, olvido y su falibilidad; durante esta época también comienza a configurar estrategias de memoria para retener información importante. Un niño de unos 3 o 4 años probablemente no comprenda la diferencia entre las instrucciones de mirar algo versus memorizarlo. Solo con la experiencia llega a comprender que “memorizar las ilustraciones” significa “hacer algo con ellas, de modo que más adelante sea capaz de reproducir sus nombres”. Conforme maduran, en particular cuando entran en las escuelas formales, los niños adquieren métodos primitivos de aprendizaje y luego otros cada vez más complejos. Algunas estrategias que utilizan para recordar los nombres de una colección de objetos ilustrados serían las siguientes:

a) Prestar atención a las ilustraciones una por una. Contemplarlas
b) Nombrar cada ilustración una vez cuando se presenta
c) Nombrar cada ilustración aisladamente y en repetidas ocasiones
d) Nombrar reiteradas veces las ilustraciones en secuencia
e) Agrupar las ilustraciones en categorías similares (animales, juguetes, comidas)
f) Visualizar imágenes mentales de ilustraciones previamente presentadas
g) Elaborar y repetir oraciones significativas que relacionen cada ilustración con la que le sigue
h) Crear una historia general que entrelace objetos sucesivos por ser recordados.

De manera que los niños que emplean estrategias avanzadas tienden a recordar más. Así la memoria de los niños mejora en parte porque adquieren habilidades de memorización y aprenden qué estrategia debe seleccionarse a fin de obtener resultados óptimos, lo cual depende de los materiales y de la tarea de criterio de memoria.

Una fascinante habilidad que los niños desarrollan entre los 4-7 años es la discriminación de cuándo algo se ha aprendido o no lo bastante bien para su recuerdo posterior. En edades tempranas se sobreestima mucho la ejecución de memoria en alguna tarea de estudio y por lo general no estudian lo suficiente como para recordar apropiadamente. A medida que obtienen retroalimentación de sus éxitos o fracasos, gradualmente llegan a usar la autocomprobación implícita, que los ayuda a discriminar cuándo han aprendido lo necesario para dejar de estudiar y estar listos para la prueba.

Estas consideraciones que he descrito solo constituyen una breve exposición de los aspectos más generales de la visión de la psicología cognoscitiva acerca de los tipos de conocimiento en la memoria, algunas estrategias de memoria y el desarrollo de la memoria en niños. Sin embargo, el tema es aún más complejo para explicarlo solo en esto, por lo que posteriormente seguiré hablando de este tema.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.