La primera descripción de la personalidad antisocial

descripción de la personalidad

Descripción de la personalidad: A lo largo de la historia han repercutido diversos conceptos y descripciones acerca de lo que es la personalidad antisocial. Sin embargo, para ir al origen de todo iré al año 1,888 cuando J.A. Koch definió por vez primera aquello que hoy en día conocemos como personalidad antisocial. Su mensaje muy puntual fue definido de la siguiente manera:

Koch –Inferioridades psicopáticas

Koch definió lo que hoy conocemos como “personalidad antisocial” como las “inferioridades psicopáticas”. Koch miraba que las inferioridades psicopáticas son anomalías psíquicas que se encuentran entre lo normal y lo patológico que se distinguen de dos formas:

  1. a) El neurópata, entendido como aquel que sufre por su anormalidad.
  2. b) El psicópata, que hace sufrir a los demás.

Partiendo de estos dos principios Koch desarrolla el concepto de “inferioridades psicopáticas” que tuvo una evolución a través de los años.

Kraepelin – Personalidad psicopática  

Por otro lado, en su clasificación de las enfermedades mentales, Kraepelin crea el término “personalidad psicopática” para describir a aquellas personas que no siendo neuróticos, ni psicóticos, ni maníaco depresivos, presentan un serio conflicto con los parámetros sociales vigentes. Engloba en esta categoría a los “criminales congénitos, la homosexualidad, los estados obsesivos, la locura impulsiva, los inconstantes, los embusteros y farsantes.

Kurt Schneider – Tres criterios del trastorno de personalidad antisocial

Hay consenso en que el precursor del concepto de trastorno antisocial de la personalidad fue Kurt Schneider, quien en 1923 desarrolló la noción de psicopatía estableciendo tres criterios para caracterizarla. Estas tres se desarrollan a continuación:

1) Psicopatía son variaciones de la personalidad que se desvían de la norma del término medio del valor (principio normativo)

2) Para que la anormalidad sea psicopática es necesario que haga padecer al sujeto y/o a la sociedad (principio valorativo de daño)

3) Las personalidades psicopáticas no son enfermedades, sino tipos de accionar meramente descriptivos, donde se nominan las principales cualidades de la personalidad”.

En 1948 Sigmund Freud señalaba que estos trastornos correspondían a enfermos cuya característica era repetir conductas, colocando el acento en que son individuos que “actúan en lugar de pensar”.

Clínica Karpman en el año 1961 describió al psicopático como “un individuo insensible, emocionalmente inmaduro, desdoblado y carente de profundidad, con emociones simples, sin capacidad para experimentar ansiedad o miedo, y sin la posibilidad de que las recompensas o castigos ejerzan efecto alguno sobre su comportamiento”.

Desde su dimensión clínica, los trastornos antisociales de la personalidad o “personalidades psicopáticas”, constituyen mucho más que un proceso patológico y son un desarrollo vital, que se rastrea en la historia vital del sujeto. Esto quiere decir que la personalidad psicopática viene desde la infancia y persiste a lo largo del tiempo conservando de modo permanente los rasgos caracterológicos (factores genéticos, constitucionales y ambientales).

La personalidad psicopática se comporta de modo similar a lo largo de su vida en relación con el entorno social, con el “otro”, presentando anomalías conductuales que “sufren y hacen sufrir a los demás” en una suerte de homogeneidad coherente con su trayectoria. Con ello queda claro que, desde el punto de vista clínico, no se puede ser psicopático por un instante o por una “etapa” transitoria, sino que se es psicopático a lo largo de toda la vida.

Referencia: Forselledo, Ariel Gustavo. “Manual práctico de psicopatología” 2da. Edición.UNESU. Montevideo, Uruguay.2009.Pág. 86

descripción de la personalidad 

Compártelo y mira lo que sucede!