Duelo infantil: ¿Cuánto tiempo dura en los niños?

Definir cuánto tiempo dura el duelo infantil puede variar ya que cada situación de duelo es distinta y también cada niño lo vive de diferente manera.

Partiendo de la premisa anterior, al niño le resulta difícil manejar las emociones de tristeza, pena y dolor. Principalmente porque se carece del aprendizaje emocional para saber cómo gestionarlas. Aún así, explicaré algunos puntos que considero importantes a la hora que un niño pasa por un proceso de duelo.

Duelo infantil

Como terapeuta infantil he notado que el duelo durante la infancia cuesta aún más. Cuando un niño se enfrenta a la muerte de un ser querido, me suelen preguntar si estará mucho tiempo triste o si durará mucho el duelo. Mi respuesta siempre es la misma: “Los lloros, la pena y el dolor durarán lo que tengan que durar”.

Si un duelo está siendo largo es porque el niño o niña no está recibiendo el apoyo y el acompañamiento emocional necesarios para poder superar esa muerte y, por tanto, puede que aún no la haya aceptado o esté atrapado en sentimientos de culpa.

La verdad es que no existe una fórmula mágica que indique cuánto tiempo llorará un niño la muerte de un ser querido. Lo que sí es cierto es que si la muerte ha sido esperada desde hace un tiempo el duelo se hace más largo o duele más.

Algunas situaciones que afectan el proceso de duelo pueden ser:

  • Si el niño estaba muy unido al fallecido, el período de duelo será más largo. Cuanto más cercana sea la relación, más tristeza y dolor habrá.
  • Si el niño está recibiendo apoyo de la familia podrá superar el dolor mejor. Si no lo recibe, el dolor puede durar un largo período.
  • Si se le permite hablar del fallecido, llorar la pérdida, expresar con palabras su tristeza e incluso si se le alienta a ello, tendrá un sano período de duelo.

El camino que un niño seguirá durante el duelo es tan imprevisible como los propios niños. Por este motivo, los adultos debemos estar atentos a sus estados de ánimo, comportamientos y silencios. Atentos a sus señales para poder ofrecerles las pautas adecuadas.

También es recomendable que el niño visite a un psicólogo infantil para dar un tratamiento adecuado al proceso de duelo. De esta manera el niño se sentirá acompañado y afrontará la situación con apoyo.

Compártelo con tus amigos