Educar para la convivencia

psicologia educativa

La competencia social y habilidades sociales:

La convivencia en las aulas es un área educativa del máximo interés en la
Educación Primaria. El contexto de las relaciones con iguales y la amistad es
considerado vital para un desarrollo normal y saludable, pues es insustituible en
cuanto las oportunidades que proporciona de aprender y ensayar importantes
habilidades cognitivas, lingüísticas, y socioemocionales, suponiendo pues un
importante motor del desarrollo, en niños, niñas y adolescentes.

La escuela, y lavida en el aula en el grupo de iguales ofrece importantes oportunidades deaprender usos y estrategias hábiles de interacción social que lleven a laaceptación y reconocimiento de los compañeros, compañeras y profesorado. Seraceptado y tener una buena reputación entre los compañeros supone unaprecondición para desarrollar ajuste y adaptación escolar y social. Se han descrito importantes perjuicios, que conducen a la inadaptación, para los niños y niñas rechazados por sus iguales, incluso en los primeros grados. Educar las relaciones interpersonales y la convivencia desde los primeros grados tiene la
ventaja de prevenir el desarrollo de problemas que pueden aparecer más tarde,
al finalizar la Primaria, o en la Secundaria Obligatoria.

El alumnado hábil para las relaciones interpersonales dentro de la clase, en los
primeros grados de primaria se reconoce porque: a) es aceptado por los
compañeros y compañeras; b) tiene, al menos, un buen amigo o amiga, y c) es
un participante activo en las actividades de grupo. La competencia social implica
las habilidades para responder de modo apropiado a las tareas sociales. Ser competente socialmente proporciona beneficios al alumnado.

La competencia social está relacionada con el funcionamiento psicológico
general. Uno de los efectos de las relaciones interpersonales y la amistad, de
más valor en el desarrollo de niños, niñas y adolescentes, es su contribución al
incremento de autoestima y de la percepción de la propia valía. Consecuentemente, la investigación señala que
los niños y niñas poco aceptados por sus compañeros y compañeras
experimentan una baja autoestima pueden desarrollar ansiedad social y también depresión

Otro beneficio que proporcionan las relaciones con compañeros o compañeras
de clase y amigos o amigas es servir de amortiguador frente al sufrimiento por
acontecimientos estresantes de la vida, y frente a la posibilidad de desarrollar
inadaptación y desajuste, en la Educación Primaria.

En estas edades, la adaptación social en la escuela está relacionada
estrechamente con la adaptación escolar.

Tener amigos y amigas que proporcionen apoyo emocional e instrumental se relaciona con un buen rendimiento académico en los primeros grados y con un buen ajuste a la escuela
Unas buenas relaciones interpersonales facilitan e influyen positivamente en el
aprendizaje académico. Especialmente, en el alumnado con deficiencias de
aprendizaje, incrementar su competencia social tiene efectos positivos para
recuperar su aprendizaje. Algunos de estos alumnos y alumnas tienen un déficit
en competencia social como problema más acuciante, agravado por una
situación, en la practica, de marginación o rechazo dentro de la clase. La mejora
de las relaciones con sus compañeros y compañeras y la superación de su
situación de aislamiento, tiene un efecto muy positivo sobre su autoestima y
sobre su aprendizaje académico. Así, el alumnado con déficit y bajo rendimiento,
puede verse beneficiado, en su capacidad de aprender, por unas relaciones
interpersonales competentes que les proporcionen amigos y amigas y
compañeros y compañeras que le ayuden emocional e instrumentalmente

Además, hablando en general, las relaciones sociales entre compañeros y
compañeras de clase ejercen una fuerte influencia sobre el aprendizaje
académico, sobre todo en la primaria. A estas edades, la construcción de
conocimiento y aprendizajes tienen un menor componente individual y un mayor
peso del papel del grupo, ya que muchos conocimientos se construyen de
manera compartida. En contextos de colaboración, en los que las relaciones
sociales son de amistad y compañerismo, se producen procesos de ayuda y
tutela en los que unos compañeros o compañeras más hábiles ayudan a otros
menos hábiles, y en los que se persiguen objetivos de rendimiento a alcanzar por
el grupo, a través de la cooperación entre sus miembros.

psicologia-test-pruebas-aprendizaje-conducta-autor

Compártelo y mira lo que sucede!