El estado mental de la ansiedad empeora sí tienes los siguientes hábitos

El estado mental de la ansiedad  surge de una serie de hábitos que son difíciles de controlar ya que estos tienen el poder de cambiar nuestras actitudes, afectando así nuestras vida cotidiana.

Conforme pasa el tiempo y empezamos a vivir una vida adulta el estrés de la vida cotidiana hace que tengamos en ocasiones síntomas de ansiedad. Vivir en algunos momentos ansiedad es algo que le pasa a todas las personas, lo malo de esto, es cuando estas situaciones se empiezan a volver hábitos afectando así nuestra personalidad.

estado mental de la ansiedad

A continuación explicaré 7 hábitos comunes que podrían empeorar el estado mental de la ansiedad:

  1. La necesidad de ser perfecto : El perfeccionismo es un rasgo de personalidad muy común de varios tipos de enfermedades mentales, como los trastornos de ansiedad y los trastornos de la alimentación. Los perfeccionistas sienten la necesidad de hacer todo a tiempo, hacerlo bien la primera vez y son extremadamente duros consigo mismos cuando no tienen éxito. El perfeccionismo puede hacer que una persona crea que no es lo suficientemente buena a menos que sea perfecta en todo, desde su apariencia física, su carrera profesional, hasta sus habilidades como padre o pareja.
  2. Indecisión: Tomar desiciones no es nada fácil, incluso cuando se toman desiciones a veces se piensa en cambiar de opinión luego de unos días. Aquellos que padecen ansiedad luchan por tomar una decisión, y como están tan ansiosos todo el tiempo, constantemente están librando una batalla dentro de su mente preguntándose cuál es la mejor manera de hacerlo, y porque tienen miedo que todo vaya mal. Por lo mismo, para una persona que sufre el estado mental de la ansiedad es difícil tomar desiciones.  Sin embargo, es necesario que aprenda a tomar desiciones y afrontar las consecuencias de cada desición, ya que la indecisión también se vuelve un mal hábito.
  3. Tomando demasiado: Tomar demasiado no solo causa agotamiento físico, también puede causar confusión y pánico en el cerebro cuando comienza a sentir que no hay suficientes horas en el día. Es importante que aprenda a decir NO cuando tenga demasiado que hacer en un día, eso ayudará a quitar el hábito de tomar, poco a poco.
  4. Hábitos de sueño: Sin dormir, nadie sobreviviría y una persona adulta en promedio debería dormir 8 horas por noche. Vivir situaciones como el estrés, la ira, la ansiedad y la depresión pueden causar insomnio, y te hacen sentir mal a la mañana siguiente, lo que contribuye a un rendimiento deficiente e incluso a más ansiedad y depresión.
  5. Saltarse el desayuno: Si eres de los que te duele la cabeza, te sientes hinchado, cansado e irritable por la mañana, esto podría deberse a que no desayunaste. Si no puedes comer por la mañana, intenta exprimir 2 naranjas, beber el jugo y comer nueces. Este es un refrigerio ligero y un gran combo para la ansiedad.
  6. Cafeína y azúcar:  Entre otras cosas, la cafeína acelera la frecuencia cardíaca, contribuye al insomnio y al aumento del cortisol, una hormona del estrés. El azúcar, por otro lado, altera los niveles de glucosa en la sangre y agota el cuerpo de la vitamina B, nuestras vitaminas antiestrés. Por lo que es un mal hábito abusar del consumo del café.
  7. Desequilibrio en el trabajo, la familia y vida social: Creo que todas las personas debemos lidiar con esto. Así que lograr un equilibrio saludable dentro de estas situaciones cotidianas es difícil, pero hay formas de mejorarlo. Muchas personas asumen demasiadas responsabilidades en sus trabajos y con frecuencia la familia y el tiempo para sí mismo pasan a un segundo plano, lo que puede hacer que se sienta culpable, enojado y cansado.

Recomiendo que se programe tiempo para la familia y el descanso personal. Aprende a disfrutar estar con la familia y amigos, esto hábito te ayudará a dejar por un lado la ansiedad.

Compártelo con tus amigos