El núcleo de los trastornos psicológicos

trastornos-psicologicos

Albert Ellis desde la terapia racional-emotiva considera que en el núcleo de la mayoría de los trastornos psicológicos se halla la tendencia humana al pensamiento irracional, de forma que los acontecimientos (A) se interpretan de acuerdo con un conjunto de creencias irracionales (B) basadas en imperativos absolutistas o dogmáticos. Las consecuencias (C) de este pensamiento (p.ej., trastornos emocionales, conductas desadaptadas) dependen del grado de racionalidad de las creencias que median en los acontecimientos.

Tales creencias son propuestas cognitivas arraigadas en la estructura cognitiva del sujeto. Ellis explica que tales proposiciones, pero no desarrolla el tema de la estructura cognitiva en la que se insertan, ni de su génesis y posible valor funcional.

Partiendo de los supuestos de la teoría de Ellis a continuación se explican 12 ideas irracionales que según Ellis, son el núcleo de los trastornos psicológicos.

Ideas irracionales adaptada de Ellis y Grieger

  1. Es absolutamente necesario ser amado y aprobado por los demás casi en todo momento.
  2. Debo ser infaliblemente competente y perfecto en cualquier actividad que emprenda.
  3. Las personas que me hieren o me hacen daño son malas, perversas y ruines. Debo culparlas, condenarlas, y castigarlas con severidad.
  4. Es horrible, terrible o catastrófico que las cosas no vayan por el camino que a uno le gustaría que fuesen.
  5. Los sucesos extremos causan gran parte de la infelicidad humana y tengo poca capacidad para controlar mis sentimientos o para librarme de la depresión, la hostilidad y sentimientos similares.
  6. Encuentro más fácil evitar enfrentarme a las muchas dificultades y responsabilidades de la vida, que comprometerme con formas provechosas de autodisciplina.
  7. Si algo me parece peligroso o amenazante debo preocuparme y perturbarme por ello.
  8. Mi pasado sigue siendo importante, y solo porque algo haya ejercido una enorme influencia en determinado momento de mi vida, ello tiene que seguir determinando mis sentimientos y conductas del presente.
  9. Las personas y las cosas deberían ser mejores de lo que son, y debo considerar horrible y espantoso no encontrar rápidamente soluciones buenas a los problemas de la vida.
  10. Puedo alcanzar la felicidad a través de la inercia y la no acción, o “disfrutando de mí mismo” pasivamente y sin comprometerme.
  11. Todas las cosas deben estar ordenadas, y yo debo estar seguro de ello para sentirme bien.
  12. La calificación global que me doy a mí mismo como humano, mi valoración general y auto aceptación, dependen de la perfección de mis acciones y del grado de aprobación que me den los demás.

Según Ellis, al mantener cualquiera de estas 12 ideas irracionales la persona tiende a desarrollar diversos trastornos como ansiedad, depresión, tristeza, entre otros. Aunque como explique anteriormente, estos son supuestos de la terapia racional-emotiva de Ellis ya que este autor no define la génesis de estos trastornos. Solamente nos explica (desde su teoría) que estas ideas irracionales forman el núcleo de los trastornos psicológicos.

Referencia: Feixas, Guillem. M. Teresa Miró “Aproximaciones a la psicoterapia” Una introducción a los tratamientos psicológicos. Editorial Paidós.1993. pág. 217

Compártelo y mira lo que sucede!