El psicólogo que ayudó a miles, pero no así mismo:

frustrado

Desarrollo:
Después de 30 años de éxito, José David un psicólogo prestigiado de Guatemala y colega mío me encuentra de casualidad en un taller de zapatos él iba a reparar unos zapatos que no quería perder ya que se los habían regalado, por mi parte solamente iba a comprar un sujetador, lo saludé y le pregunté cómo había estado, él me respondió: que en el aspecto laboral todo marchaba bien, sin embargo en el aspecto familiar era un desastre. El decía que: cómo era posible que el ayudara a miles de familias pero no podía ayudar a su propia familia.

Siento que mi familia esta desintegrándose, quizás sea por qué paso mucho tiempo en la clínica, a pesar de hacer algo que me gusta no soy feliz, hace mucho tiempo escuché rumores de que mi esposa estaba saliendo con otra persona, al principio no lo creí, sin embargo cada vez los rumores se hacían más frecuentes así que me lleno de dudas, un día en vez de ir la clínica dispuse dentro de mi seguir a mi esposa y saber lo que hacía durante el día.

Recuerdo bien, fue la mañana de un lunes, como de costumbre salí a trabajar, pero ella no sabía que en esa ocasión no pretendí ir a trabajar, así que decidí quedarme a la vuelta de la esquina. Haber que es lo que sucedía, algunas personas me habían comentado en ocasiones que cuando salgo a trabajar, ella sale vestida tan elegante que pareciera que iría a una cita. A causa, de todas estas dudas, decidí quedarme a ver lo que pasaba, y después de treinta minutos, mis ojos no podían creer lo que veía, estaba vestida de una manera increíble, se veía tan hermosa que el corazón me latió tan fuerte con solo verla. Pero logre sostenerme para ver lo que sucedía. Al instante, ella sacaba el carro del garaje, y yo esperaba ansioso a ver lo que pasaba, después de un instante la seguí en el auto, y mi sorpresa, se dirigió hacia uno de los restaurantes más caros de la ciudad, hasta allí la seguí, y si fue cierto, era un tipo con quien asistió, él ya la estaba esperando, y yo desde mi carro, solamente veía como estúpido lo que estaba sucediendo, simplemente no lo podía creer, este tipo la abrazaba como si fuese su esposa, así que no quise interrumpir en ese momento. Espere otro momento, ya que en ese momento no sabía que decir, no sabía que pensar, no sabía cómo actuar, simplemente no sabía nada, más que irme, retirarme y darme por vencido.

Ese día, pase todo el día en la clínica, había cancelado todas las citas, y me quede atónito por lo sucedido.
Recuerdo, que cuando llegue a casa, ella me recibió con una gran sonrisa, como si nada pasara, y me dijo: que te paso? Te vez diferente? , solamente respondí, tuve un mal día, ella me preparo de cenar, pero no tenía hambre, no tenia sed, no tenía ganas de hacer nada, ella se mostraba muy alegre, no entendía porque y ni quise preguntar.
Esa noche, me dio la sorpresa de mi vida, ella no acostumbra salir, y esa noche me dice: una amiga me invito a su casa de playa, para la próxima semana, me gustaría ir para poder relajarme, serán solamente un par de días, podría ir?.

En ese momento pasaron un sin fin de situaciones por mi cabeza, pero decidí, que debería de dejarla ir, así que acepte a que fuese, esa noche, estaba tan feliz, que ella deseaba tener sexo, pero en esa ocasión, me negué, y ella se sintió rechazada, pero le respondí que estaba cansado, claro era obvio que no era porque estaba cansado, sino decepcionado por lo sucedido.

Después de una semana, llego la hora del viaje, así que preparo sus maletas para irse a “la playa”.
Al instante llego la hora de ir a trabajar era un día viernes, así que me despedí y fui a trabajar, ella me dijo que no me preocupara por las maletas que ella podía sola, además su amiga la llegaría a traer, le dije que estaba bien.
Días antes, había cancelado todas las citas en la clínica para el día viernes, quería saber si mi esposa iba a ir con su “amiga, a la playa”, así que alquile un carro para seguirla y que no me conociera. Le había pedido favor a un vecino de la cuadra que me guardara el carro en su garaje, y tener el carro a mi disposición para el viernes, y así fue, esa mañana solo di vuelta en la esquina y cambie de carro, metí mi carro en el garaje del vecino y saque a utilizar el carro que había alquilado. Me dirigí a la cuadra por donde estaba mi casa, y estuve esperando alrededor de una hora. Después de este tiempo, llego, mi hasta ahora esposa y saco las maletas a la acera y al instante un carro negro cerrado, que no podía ver quien iba dentro, paso a traerla, todo fue muy rápido. Así que los seguí. Para no darle vueltas a todo el asunto, la estuve siguiendo por más de dos horas para llegar a la susodicha playa.

A punto de llegar a la playa, había un mirador magnifico, el carro se detuvo, y yo seguí lentamente, pero por el retrovisor vi que salieron, así que decidí, regresar, y me pase a la otra vía, y regrese, y me estacione cerca del carro del tipo. Ella no pensaba quien estaba en el carro que se acaba parquear, me baje del auto y los encontré en una “escena romántica”, él, la estaba besando, me acerque, y ella no lo había notado, y de pronto le digo a ambos “que linda esta la vista verdad”, y ella se gira para ver, y solo pude ver su cara de vergüenza, y me dijo, José David!!! no es lo que piensas, y le respondí, yo no pienso nada, que descanses en la playa, hasta pronto, y me di vuelta y regrese hacia la capital.

De regreso, no sabía cómo conducir, solo sabía que la aguja del velocímetro marcaba 160, nunca había conducido así, y no sentía nada, no quería saber de nada, esto era todo para mí. Así que al llegar a casa, después de casi hora y media, me senté en la cama, pensando en que es lo que iba a hacer, así que decidí, irme para Miami, Florida, ya que mis hijos estaban allá, en Guatemala no tenía hijos ya que los dos hijos que tengo están en Miami.

Esa noche, ella llego avergonzada, arrepentida, pidiendo perdón, pero le dije: Que lo hecho hecho esta y no lo puede cambiar. Que no le guardaba rencor pero que ya no podría vivir con alguien así. Así que le dije que nuestra relación se terminaba en ese momento, ella salto en llanto, pero de igual manera, no me doblegue ante sus lágrimas.
Dicho y hecho, al pasar más de dos semanas, este colega mío, se fue para Miami, y dejo a “su esposa” en Guatemala y ahora vive en Miami, con sus hijos.

Consejo:
Esta situación, pasa día tras día en las familias en todo el mundo, así como este colega, no es el primer caso que llega a mis manos, sobre infidelidad, pero este caso solamente me sirvió para poder enseñarte que el tiempo que pasas con los tuyos es determinante para las relaciones afectivas.

A mi criterio, creo que brindarle tiempo a alguien, es brindarle tu vida, y si le brindas tu vida, es porque amas a esta persona independientemente de quien sea.

Sé muy bien, que trabajar para la mayoría es una necesidad, pero que esta necesidad no se vuelva una barrera entre las relaciones entre tu familia, ya que si no le dedicas tiempo a tus hijos y a tu esposa, puede sucederte lo mismo que le sucedió a este colega, vendrá otro a ganarse el cariño y el amor que tu no les das a los tuyos. Hasta pronto 😉

Compártelo y mira lo que sucede!

3 opiniones en “El psicólogo que ayudó a miles, pero no así mismo:”

  1. lamentablemente existen hombres y mujeres que no valoran lo que tienen, que no le dedican tiempo a su familia y por eso mismo es que surgen miles de divorcios e infidelidades.  Gracias por tu comentario y por compartir tu experiencia, n.n

  2. ex marido es uno de esos. Durante casi 5 anos me trató como un mueble y esperaba que para ocasiones especiales me arreglara para presumirme con sus amigos, pero después de la reunión me ignoraba y si no hasta me agredía verbalmente. Me harté, me fui de la casa y conocía a otra persona que si me valora. Ahora el está furioso y me dice que soy una infiel y una vergüenza, porque el me dio todo. Claro, económicamente no me faltaba nada, pero yo quería compartir con el momentos de felicidad, hablar con el , que me escuchara y también que el me platicara de él; pero el nunca compartió sus sentimientos conmigo, más que los de ira. 

  3. Bastantes faltas de ortografía: usos de tilde en verbos en pretérito y uso incorrecto de por qué y porque…

Comentarios cerrados.