El Test del Dibujo de la Familia- Louis Corman

El Test del Dibujo de la Familia- Louis Corman-dibujo-cuento-familia
Ficha Técnica:

Nombre: El Test del Dibujo de la Familia en la Practica Medico-Pedagógica
Autor: Louis Corman
Duración de la Prueba: sin límite de tiempo
Edad de aplicación: 6 años en adelante
Formas de aplicación: individual
Área que evalúa: Personalidad Infantil y dinámica familiar


Desarrollo: 
La técnica de este test es simple. Se instala al niño ante una mesa adecuada a su estatura (esta precaución es muy importante), con una hoja de papel blanco y un lápiz blando, con buena punta. Generalmente practicamos el dibujo con lápiz negro, pero se pueden obtener también resultados muy interesantes (hasta con informaciones complementarias) con lápices de colores.
La indicación es: “Dibújame una familia” o bien: “imagina una familia que tu inventes y dibújala”. Si parece que el niño no entiende bien, se puede agregar: “dibuja todo lo que quieras: las personas de una familia y, si quieres, objetos animales”. La forma en que se construye el dibujo interesa casi tanto como el resultado final. Es decir que el psicólogo debe estar presente durante la prueba. Permanecerá junto al niño, pero sin darle la impresión de vigilarlo aunque estará atengo y dispuesto a dirigirle una sonrisa, una frase alentadora o una explicación complementaria, si el niño la pide. Algunos niños inhibidos se declaran espontáneamente incapaces de hacer un dibujo, o bien dicen que no pueden sin una regla y una goma (de acuerdo con el uso demasiado difundido en nuestras escuelas). Entonces es preciso animarlos y tranquilizarlos, diciéndoles que uno se interesa por lo que van a dibujar, pero que no se juzgara la perfección del dibujo, que no se trata de un deber con notas, como en la escuela. La inhibición puede manifestarse también por momentos de inactividad, sea al comienzo, sea durante la realización del dibujo. Según se encuentren esas actividades antes de la representación de tal o cual personaje, tendrán distinta significación, en relación con el personaje que provoca la inhibición. También habrá que anotar en qué lugar de la página se empezó el dibujo, y con qué personaje. Es muy importante, efectivamente, el orden en que son dibujados los diversos miembros de la familia. En caso de no anotarlo, se podría interrogar al niño posteriormente. También es importante el tiempo que se emplea en dibujar tal o cual personaje, así como el cuidado puesto en los detalles o, a veces, una tendencia obsesiva a volver siempre al mismo.
Al terminar el dibujo no concluye el test. Como veremos hay que reducir lo más que se pueda la parte personal de interpretación del psicólogo.
El propio sujeto se halla en mejores condiciones para saber lo que quiso expresar al hacer su dibujo; conviene, pues, preguntárselo a él, y de ahí la necesidad de la entrevista. Empezamos a elogiar discretamente al niño por lo que ha hecho (decir siempre: “está bien”, cualquiera sea el valor del dibujo). Luego decimos: “esta familia que tu imaginaste, me la vas a explicar”
Luego: “¿Dónde están?”, y “¿Qué hacen allí?”
Luego: “Nómbrame a todas las personas, empezando por la primera que dibujaste”. Con respecto a cada personaje, averiguamos su papel en la familia, su sexo y edad. Tratamos también de que el sujeto diga cuales son las preferencias afectivas de los unos por los otros. No es cuestión de imponer un cuestionario rígido, sino de guiarse por las circunstancias y en lo posible conducir al niño a expresarse por sí, sin ninguna imposición. Con todo, solemos formular cuatro preguntas, las mismas siempre, que a menudo proporcionan datos muy interesantes:
“¿Cuál es el más bueno de todos, en esta familia?”
“¿Cuál es el menos bueno de todos?”
“¿Cuál es el más feliz?”
“¿Cuál es el menos feliz?”
Ante cada respuesta preguntamos por qué. Una quinta pregunta es: “¿y tú, en esta familia, a quien prefieres?” Según las circunstancias se puede completar por medio de otras preguntas, dictadas por la inspiración. Del momento. Por ejemplo: “El papá propone un paseo en auto, pero no hay lugar para todos, ¿Quién se va a quedar en la casa?” O bien: “Uno de los chicos se porto mal ¿Cuál es? ¿Qué castigo tendrá?”
La interpretación: 
El test del dibujo de una familia, como se ha visto, es de muy fácil ejecución. Por otra parte, no se podría decir que su interpretación sea difícil, pero por supuesto, mientras mayor sea la experiencia del psicólogo, más abundante serán los conocimientos sobre la personalidad que podrá deducir el test. Como dijimos, la interpretación comienza con la entrevista y las preguntas formuladas al niño. Corresponde obtener el máximo de referencias posibles del propio sujeto, pues él se encuentra mejor ubicado para saber lo que quiere decir su dibujo. El dibujo de una familia abarca, por una parte, una forma y, por otra, un contenido. A decir verdad, con frecuencia se entrelazan los elementos formales y los de contenido, y por consiguiente la distinción que más adelante estableceremos no debe considerarse absoluta, sino destinada a dar cierta claridad a la exposición.
Los elementos formales del dibujo son, a su vez, de dos órdenes diferentes, ya se consideren los trazos aislados, ya que las estructuras de conjunto. Esto nos conduce a distinguir tres planos para la interpretación: 1. El plano Grafico
2. El plano de las estructuras formales
3. El plano de Contenido
Cada uno de estos planos indican una complejidad y cada uno se evalúa de diversa manera, posteriormente publicare un post en el que desarrollare estos tres planos de interpretación, especialmente para interpretar dibujos en niños, adolescentes y adultos. Hasta pronto ;)

Comentarios

  1. dice

    disculpa tienes todavía este manual???
    Yo estudio psicología educativa y lo necesito, porque llevo una clase de psicodiagnostico y estoy viendo el test de la familia.
    Si hay forma de obtenerlo te agradecería que me lo comunicaras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *