Enuresis y control de esfínteres en niños

control de esfínteres

Todo padre de familia en algún momento de la vida se topa con el mensaje famoso de los niños “me hice pipi”. Por supuesto, esto es normal hasta los cinco años de vida, luego de los cinco años esto se vuelve algo patológico.

En psicología a este fenómeno se le denomina “enuresis” y afecta a más del 90% de la población infantil por lo que se podría decir que es algo “normal” hasta los primeros cinco años de edad.

Las etapas en las que el niño aprende el control de esfínteres es entre los 2-5 años de vida ya que el niño empieza a dar síntomas tales como orinarse en cualquier momento por una situación mínima. Puede ser en el día o pero es más frecuente en la noche.

La enuresis es definida en psicología infantil como el hecho de orinarse de día o de noche. Ahora bien, dentro de la enuresis existen dos tipos que son la enuresis primaria y la enuresis secundaria, en la primaria existe un control de la vejiga, pero la micción es involuntaria, por lo regular se da luego de los seis meses después que el niño haya controlado los esfìnteres.

La mayoría de veces se da la enuresis porque existe un conflicto violento dentro del niño que no puede ser expresado de otra manera más que por la enuresis.

¿No entendí?

Lo que trato de decir es que el niño reprime mucha violencia dentro de sí en especial hacia la figura materna y al no tener una manera de expresarla lo hace de tal manera de hacer humillar a la madre. Por ejemplo:

Ulises tomas

“en una ocasión, llego la madre de un niño de 7 años a consulta explicando que cuando lleva a su hijo al supermercado siempre quiere que le compre un juguete y si no se lo compra, el niño hace berrinche hasta orinarse”

Casos como estos son los que evidencian que la enuresis se da por un fuerte conflicto con la madre, por lo regular sucede más con la madre que con la figura paterna. Quizás porque el padre ejerce una autoridad mayor en casa y el niño debe sujetarse, si el niño no hace caso, papa solo saca el cincho y con eso lo calma. En el caso de la madre es diferente porque ella trata de calmar al niño de manera más tranquila y eso de alguna manera le da poder “inconscientemente” al niño.

Pero claro, también la enuresis puede darse por un fuerte miedo, abuso sexual, trauma infantil y otros trastornos psicológicos de la infancia, acá solo explique uno de ellos que es el conflicto interno entre la madre y el niño.

¿Qué hago si mi hijo tiene enuresis?

Lo que se debe hacer es controlar los esfínteres, pero esto depende tanto de los padres como el niño. En especial se necesita de un tratamiento psicológico tanto para el niño como la madre.

Un tipo de tratamiento de modificación de la conducta del niño puede ser efectivo en el caso de enuresis, pero para que esto suceda los padres deben tener paciencia con sus hijos y no humillarlos o castigarlos públicamente en caso de orinarse ya que esto solo aumentara considerablemente las conductas.

Muchos padres regañan al niño por no ir al baño como “se lo enseñaron” incluso si el niño tiene tan solo dos años. Durante los primeros dos años niños apenas logra adaptarse a este fenómeno por lo que necesita comprensión por parte de los padres. El control de esfinteres se dará en naturalmente cuando el niño alcance la madurez  para ello, pero si luego de los cinco años no lo aprende el niño tiene conflictos.

Luego de los cinco años si el niño aun orina en su ropa, psicológicamente nos trata de decir que algo está mal. Así que ojo con esto, ya que se necesita atención psicológica de urgencia para el niño.

¿Cómo ayudar a controlar los esfínteres de mi hijo?

Algunas sugerencias para niños entre 2-5 años pueden ser las siguientes:

  • No obligar al niño a que orine en un lugar específico, más bien enseñarle como debe hacerlo
  • Es recomendable que no se le enseñe al niño a ir al baño antes de los dos años
  • Comprender que al niño le costara adaptarse y orinar en el baño
  • Al niño le puede generar miedo o ansiedad el hecho de ir al baño así que debemos de acompañarlo
  • No sentirse frustrados si el niño no orina donde debe y lo hace en los pantalones
  • No exigirle al niño ni castigarlo porque no puede ir al baño
  • Pedirle al niño que orine antes de ir a la cama

Algunas investigaciones afirman que la enuresis es genética, pero en mi experiencia como psicólogo he logrado concebir que cuando un niño tiene enuresis luego de los cinco años de edad es porque existe un conflicto interno que se debe tratar con psicoterapia.

Por supuesto que existe fármacos, pero sus precios son elevados y por supuesto brindan menos probabilidad de éxito en el cambio de actitud del niño ante la enuresis. Entonces, lo más importante para que un niño confronte la enuresis es formar el aprendizaje y enseñanza del control de esfínteres del niño.

Compártelo y mira lo que sucede!

Una respuesta a “Enuresis y control de esfínteres en niños”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.