Estrategias para conservar la memoria

memoria
Para mantener las habilidades de memoria, al igual que todas las destrezas, estas deben practicarse a menudo.

A continuación se presenta una serie de estrategias que te pueden ayudar a conservar mejor la información:

Motivarse

Si el deseo de aprender es fuerte, probablemente se logrará. Es necesario mantenerse alerta y estimulado, eso facilita el aprendizaje.

Practicar habilidades de retención

Para mantener las habilidades de memoria, al igual que todas las destrezas, estas deben practicarse a menudo. Para mejorar la memoria se debe ejercitar con juegos como crucigramas, acrósticos, anagramas, monopolio, etc.

Confiar en la capacidad de recordar

No dudar de sí mismo, ya que esto puede bloquear la capacidad de retención. Adoptar una actitud positiva, brindará mayor seguridad y reducirá la ansiedad.

Reducir al mínimo las distracciones

Aunque algunas personas pueden estudiar escuchando música, el mayor nivel de concentración y de retención se logra cuando en el aprendizaje no interfieren estímulos distractores.

Mantener la concentración

Preste cercana atención a los detalles

Hacer conexiones entre el nuevo material y la información que ya está almacenada en la memoria a largo plazo

Una clave para mejorar la memoria consiste en organizar y codificar el material de manera más eficaz cuando entra por primera vez en la memoria a largo plazo. Discutir los aspectos a recordar ayuda a fijar mejor esos temas en la memoria. Asimismo, evocar y escribir acerca de cómo la nueva información se relaciona con conocimientos previos. Cuando más vínculos se forjan entre la información nueva y la que se encuentra en la MLP, es más probable que se recuerde el nuevo material.

Usar imágenes mentales

Las imágenes son una ayuda excelente para recordar información. Siempre que sea posible, formar imágenes mentales de datos, personas, palabras o actividades que se desea recordar. Si, por ejemplo, se quiere recordar el apellido «Vidrio», imaginar a esa persona sosteniendo un vidrio o viendo a través de uno. Si se quiere recordar a un amigo que vive en la calle San Agustín, imaginar al amigo caminando por esa calle. Es decir, formar imágenes ayuda a retener en forma más exitosa la información que se desea aprender.

Usar señales de recuperación

Cuanto mayor número de señales de recuperación se emplee, mayor será la posibilidad de recordar información. La señales hacen referencia a rutinas y estructura.

No basarse únicamente en la memoria

Es necesario hacer uso de otras herramientas para recordar, como la evocación, ya que la memoria humana no es perfecta.

Registrar en notas o escritos lo que se debe recordar

Es una de las mejores estrategias para conservar información

Referencia: Saavedra Diaz, Fabiana. “Psicología”. Primera edición. © Editorial LEALTAD SAC. Perú. 2012. Pág. 85

Compártelo y mira lo que sucede!