Factores que influyen en el proceso de duelo

duelo

Existen una serie de elementos que indudablemente van a tener una influencia directa en cómo se desarrolla el duelo, a continuación explicare aquellos elementos que considero básicos e influyentes durante el proceso de duelo.

Factores que influyen en el proceso de duelo

La edad

El tema de la edad es muy delicado. En el caso de los niños, el proceso de duelo suele trabajarse más rápido porque ellos logran asimilar y aceptar la situación. Sin embargo, en los adultos es más difícil reajustar de nuevo la situación, teniendo en cuenta que a mayor edad la red social también puede estar disminuida.

Estado civil y sexo

Es mayor el número de mujeres viudas que siguen viviendo solas que el de los varones.

Parentesco

Consanguinidad o afinidad. Cuando el padre o la madre es el enfermo intentan que los hijos no sufran ningún tipo de alteración por su enfermedad, así que su preocupación es también por su futuro.

Situación laboral

Si son personas en activo de las que dependía económicamente el núcleo familiar, implica un importante cambio en el estilo de vida.

Situación en queda el cuidador principal o la familia

Existe un desgaste tanto físico como emocional que les ha supuesto la enfermedad.

Tipo de muerte

No cabe duda que nos situamos de diferente forma ante lo repentino o inesperado que ante lo previsible o conocido, siendo, en general, más estresante lo primero. El duelo produce sobre las personas afectadas necesidades en diferentes áreas: física, emocional, social y espiritual, de manera que el proceso de duelo puede implicar múltiples tipos de tratamiento ya que esto dependerá de la situación, creencia y visión de vida de la persona afectada.

No debemos olvidar que cada situación va a plantear un plan de actuación específico tras el estudio y la evaluación continuada por el equipo del caso concreto.

También es importante teorizar sobre el proceso del duelo. Desde una óptica externa no resulta demasiado complicado, pero es diferente hacerlo cuando existe una mínima sensibilidad ante el sufrimiento humano. Los profesionales de la psicología también experimentamos diferentes sentimientos ante esas situaciones sobre las que debemos meditar y aprender a canalizar. Sin embargo, para que nuestro papel como elementos de apoyo social sea eficaz y para que éste pueda ser llevado a cabo, es imprescindible que aportemos aquello que en definitiva se espera de nuestro trabajo que es: comprensión, aceptación y ayuda que sirva para mitigar y dar soporte para sobrellevar la pérdida.

Referencia: BARRÓN, A. Apoyo social. Aspectos teóricos y aplicaciones, Siglo XXI Editores. Madrid. 2004.

ECKENRODE, J. y GORE, S. “Stressful events and social support”; en B. H. Gottliieb, Social networks and social support. Sage. Beverly Hills. 1981.

Compártelo y mira lo que sucede!