¿Por qué su hijo decidió mentirle?

hijo

A nadie le gusta que su hijo le mienta. Pero ¿qué motivos tiene el niño para mentir? ó que lo impulsa a elegir es salida o escape de la verdad? Siempre he escuchado a niños mentir. De hecho, en el consultorio algunos de ellos tienden a mentir más que otros. Con el tiempo entendí que los niños eran motivados para mentir, es decir: siempre había una detonante que impulsaba a los niños a mentir.

Alguna vez se ha preguntado: ¿por qué su hijo decidió mentirle?

Personalmente creo que los padres se sienten mejor cuando logran comprender lo que motiva a los niños a mentir. Convengamos en algo: No existe una sola razón por la que los niños tengan que mentir, pero en cada grupo de edad aparecen “razones” predominantes que motivan a un niño a mentir.

  1. Un hijo miente para evitar un castigo

Creo que uno de los puntos principales por el que los niños mienten es porque tratan de evitar a toda costa un castigo de parte de papá o mamá. Los niños que han llegado a la clínica dicen que evitar el castigo es la “razón” más frecuente por la que los niños mienten.

Aunque claro, los adultos no estamos exentos a esto y muchas veces mentimos por evitar un castigo. Por ejemplo: la mayoría de ladrones, estafadores y espías mienten para ocultar sus actos. También lo hace el aspirante a un puesto de trabajo que esconde el hecho de que fue expulsado de su cargo anterior, y la conductora que le dice al guardia de tráfico que no vio la señal de velocidad máxima.

Normalmente todos mentimos sin tener muy en cuenta la moralidad de si deberían hacerlo o no, o si el mentir empeoraría las consecuencias si su mentira fuera descubierta.

Por lo mismo, es que los niños tanto como los adultos recurren a las mentiras con el fin de evitar un posible castigo.

Cuando un niño miente para evitar un castigo, la postura que tomemos como padres depende de lo que haya hecho el niño:

  • ¿Es responsable el niño o la niña de lo que hizo? ¿Fue una elección voluntaria, hizo algo el niño que él sabía que los padres consideran incorrecto?
  • ¿Qué daño se ha hecho? ¿Salió alguien perjudicado? ¿Se dañó algún tipo de propiedad? ¿Se violó algún principio importante?
  • ¿La mentira empeoró el hecho? Si el niño no hubiera mentido, ¿habría sido menor el daño?

Supongamos que su hijo hubiera derramado una Coca-Cola accidentalmente sobre el teclado del ordenador de su padre. Por no querer derramar la Coca-Cola sobre la mesa la derramo sobre el teclado del ordenador. En ese caso, el no haber dicho la verdad empeoro la situación. Porque si se lo hubiera dicho a su padre inmediatamente, antes de que el dulce líquido se secara, se hubiera podido evitar una reparación del ordenador, o que ésta fuera menos costosa. Pero eso no es lo que ocurrió. Cuando el padre llega a casa pregunta que paso… y el hijo dice que no sabe. Automáticamente el niño miente para evitar un posible castigo.

  1. 2. El niño miente para evitar la vergüenza

Cuando Annie, una típica niña de cinco años, se levantó de su silla, su madre vio que tenía el pantalón mojado. Annie, ven aquí. ¿acaso llevas los pantalones mojados?, le preguntó su madre. “No me he hecho pis, mamá”, explicó Annie con gran sinceridad. “La silla estaba mojada.”

Puede que Annie también hubiera estado evitando el castigo. Pero conozco a su madre y sé que no hubiera castigado a su hija por orinarse encima. El motivo de la mentira de Annie fue la vergüenza. El hecho de que mintiera muestra que ha aprendido a sentirse avergonzada por no controlar su vejiga. La turbación que

motiva su mentira puede que también la motive a aprender a controlar la vejiga. La mentira de Annie puede que sea también un primer intento de buscar intimidad, algo que sus padres también desean cuando tienen que ir al baño, y algo que quieren que Annie aprenda. Puede que no fuera sólo turbación. Annie podría haber mentido para no tener que interrumpir sus juegos. La reacción de la madre, tanto si la castiga, como si lo ignora o anima a su hija a decir la verdad, debería depender de su comprensión de por qué mintió la niña.

En estos dos casos evidentemente el niño miente motivo a evitar un castigo y la niña miente motivada a evitar una vergüenza. Pero seguramente hay muchos motivos que impulsan a los niños a mentir… por ahora solo tengo estos dos en la mente. Si consideras que hay más motivos que hacen que los niños mientan por favor deja un comentario, así me ayudas a conocer un poco más acerca del porque los niños deciden mentir. Saludos

Referencia: Ekman, Paul. “Cómo detectar mentiras en los niños: claves para fomentar la sinceridad de los hijos” 1era edición. Editorial Paidos. Buenos Aires, Argentina. 2010. Pág. 30

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.