Introducción a la Psicopatología

psicopatología, enfermedad mental

Sinopsis:

El término psicopatología significa discusión o discurso racional, puede ser usado en tres sentidos:
1. Área de estudio: Es aquella área de la salud que describe y sistematiza los cambios en el comportamiento que no son explicados, ni por la maduración o desarrollo del individuo, ni como resultado de procesos de aprendizaje también entendidos como trastorno psicológico, enfermedades o trastornos mentales.
2. Área descriptiva: Es aquella referencia específica a un signo o síntoma que se puede encontrar formando parte de un trastorno psicológico.
3. Área de la Salud: se centra en estudiar los procesos que pueden inducir estados no sanos en el proceso mental.
Uno de los conceptos básicos en psicopatología es el concepto de normalidad y anormalidad, ya que existen diferentes criterios a la hora de establecer el límite entre la normalidad y la anormalidad. Todos ellos se complementan entre sí y es conveniente contemplarlos a la vez, en lugar de excluirlos mutuamente:
Por ejemplo:
Criterio estadístico postula que el comportamiento tiene en la población una distribución normal, de forma que una conducta infrecuente sería considerada como patológica.
Criterio consensual afirma que la definición de patológico es resultado de un consenso social en un momento y en un lugar. Así, la adaptación a lo que se espera de uno sería un criterio de salud mental.
Criterio subjetivo establece lo patológico en función del malestar que siente el propio paciente. Crítica: algunos sujetos se resisten a considerar que sus comportamientos son patológicos (ej.: psicopatías).
Criterio biológico establece la psicopatología en función de la alteración orgánica, ya sea genética, fisiológica, Neuroanatómicos, etc. Crítica: la manifestación de una alteración biológica está en función de factores que son fruto del aprendizaje, del ambiente, etc. Además, no todos los comportamientos anormales se asocian a bases biológicas.

Keywords: psicopatología, enfermedad mental, alteración orgánica, taxonomía, trastorno psicológico, normal y anormal, alteración genética, Nosología


Desarrollo:
LA CLASIFICACIÓN EN PSICOPATOLOGÍA
La clasificación se refiere al proceso de asignar entidades (trastornos o personas) a dichas categorías, sobre la base de atributos o relaciones comunes. En biología, cuando se asigna una entidad a una determinada categoría del sistema de clasificación se habla de identificación. En medicina o en psicopatología el asignar determinados atributos clínicos o determinados pacientes que manifiestan dichos atributos, a una categoría del sistema de clasificación se denomina diagnóstico. (PIR).

Cuando hablamos de taxonomía nos referimos al estudio sistemático del proceso de tipificación (lógica, principios, métodos utilizados, etc.) cuando las entidades a clasificar son trastornos o enfermedades se habla de nosología.

El ordenamiento de los elementos en las distintas categorías puede conseguirse atendiendo a diferentes estrategias que ahora explico:

Extensiva: (se enumeran todos los miembros de una clase)
Intensivas (se enumeran las características necesarias para pertenecer a una categoría).
Monoteticas (basa la organización en una sola o en pocas variables)
Politeticas (existe un número de características compartidas por un buen número de miembros de la categoría).
Clásicas (incluyen categorías que se componen de entidades discretas y homogéneas)
Prototípicas (se basan en un prototipo que sirve como referencia.
Empíricas (se limitan a hechos observables)
Inferenciales (hacen inferencias sobre las causas y procesos base).

Las clasificaciones psiquiátricas de hoy son prototípicas y politeticas según el DSM y según MILLON los datos en una clasificación diagnostica podrían ser tres tipos:

Atributos sustantivos: acordes con un modelo teórico concreto.
Atributos longitudinales: acordes con la etiología/curso del trastorno.
Atributos concurrentes: características en un momento dado. En ellos se basan las
clasificaciones actuales

Signos objetivos y registrables: llanto, temblor, pérdida de peso. Son indicadores objetivos de un proceso orgánico (PIR).
Síntomas, no siempre observables, menos fiables, más complejos: dolor, alucinaciones. Son indicadores subjetivos de un proceso orgánico y/o funcional
Rasgos de personalidad, hábitos psicológicos inferidos y disposiciones estables

Referencia:
Casado Persona, Mónica “Manual de Preparación para el Examen PIR vol. 1” Editorial MAD

Compártelo y mira lo que sucede!