La ansiedad depresiva segun Melanie Klein

ansiedad depresiva

En la primera teoría de la ansiedad Freud explica que la ansiedad es el resultado directo de la insatisfacción de la libido, en su vertiente concreta de impulsos sexuales. Sin embargo Melanie Klein explicaba algo diferente respecto a la ansiedad y que había una ansiedad persecutoria y una ansiedad depresiva. En este artículo solamente explicare la ansiedad depresiva que es la última de esta trilogía.

Melanie Klein

Según Melanie Klein a partir de los cuatro años el bebé puede reconocer que el objeto bueno y el objeto malo son distintos pero un mismo objeto y que él está relacionado de manera agresiva y/o amorosa con este objeto.

Un ejemplo claro de ansiedad depresiva según Klein es que el bebé se percata que la madre no acude cuando él se siente torturado por el hambre y a quien él considera como la causante de su sufrimiento y contra quien dirige su odio y agresividad; la madre hacia la que proyecta las partes dañinas, violentas y destructivas de su self, para penetrar intrusivamente en su interior, devastarla y controlarla; la madre a quien, una vez internalizada, siente como un objeto que acosa y hostiga desde dentro, esta misma madre, es la madre que protege, que cuida y alimenta, y a quien él ama y precisa para su supervivencia. Esta coincidencia de amor y odio da lugar a la preocupación por la suerte del objeto hacia quien se dirigen las pulsiones libidinosas y agresivas. El temor de haber lastimado y deteriorado, con la propia destructividad, al objeto amado y necesitado. Esto es a lo que Klein llamaba ansiedad depresiva.

Ansiedad depresiva

En la ansiedad depresiva el objeto bueno está dañado, sufre, está deteriorándose; por lo mismo se convierte en objeto malo; está aniquilado, perdido, y nunca más aparecerá. Pero esto no es todo al ansiedad depresiva también es ligada con la culpa y con la tendencia a la reparación.

En palabras más sencillas el estado de ansiedad depresiva es la síntesis entre el amor y el odio que el bebé ha creado de los objetos. La ansiedad depresiva genera en el bebé una culpa que luego desea reparar para volver a tener el objeto amado.

Durante los tres a seis meses el bebé percibe e introyecta a la madre cada vez más como persona completa. Pero asimismo el contraste de los objetos y los conflictivos sentimientos, impulsos y fantasías hacía ellos, se unen más en la mente del bebé.

Durante estos primeros meses existe una ansiedad persecutoria que juega un papel depresivo para el bebé ya que el objeto es una persona amada (internalizada y externa) la que se siente dañada por impulsos agresivos que el bebé manifiesta. Sin embargo, el bebé también sufre sentimientos depresivos intensificados.

La base de la ansiedad depresiva es el proceso por el que el YO sintetiza los impulsos destructivos y los sentimientos de amor hacia un objeto. El sentimiento de que el daño hecho al objeto amado tiene por causa los impulsos agresivos del sujeto y es la esencia de la culpa.

Referencia: Melanie Klein y Donald W. Winnicott. La herencia psicoanalítica

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.