La comunicación efectiva en el niño

Comunicación efectiva

Uno de los aspectos más importantes de la vida del niño es la comunicación, aún más la comunicación efectiva. Por comunicación efectiva trato de decir que es un tipo de comunicación en el que se fundamente un clima de confianza y seguridad que son fundamentales para el desarrollo cognoscitivo y social del niño.

Una comunicación efectiva hace que los niños se sientan más comprendidos, mejore su autoestima y propia el desarrollo de las habilidades sociales.

¿Cómo saber si estoy brindando una comunicación efectiva?

A continuación explicare algunos pasos que considero importantes para la comunicación efectiva:

  1. Escucha activa

Un aspecto importante es saber escuchar a los demás y aún más a saber lo que pretende decir los niños. Escuchar no necesariamente es un proceso pasivo, al contrario la escucha efectiva es activa ya que el niño logra percibir o sentir que está siendo escuchado y atendido.

Tips para escuchar activamente

  • Mira al niño a sus ojos (sin intimidarlo)
  • Puedes asentar la cabeza cuando el niño este hablando
  • Si estas en otra ocupación, deja lo que estás haciendo y presta atención al niño
  • Deja que hable, no pretendas interrumpir y deja que termine de hablar
  • Encuentra un nivel de empatía con él
  1. Comunicación no verbal

La manera más oportuna de darle a entender a los demás que los estamos escuchando es a través de la comunicación no verbal ya que va más allá del contenido literario e involucra un contenido emocional.

Tips para comunicación no verbal

  • Realizar gestos
  • Hacer movimientos con la cabeza, las manos o los ojos
  • Ten cuidado con los ya que pueden transmitir lo que no deseas
  • Abrir los brazos
  1. Hablar

La manera de hablar es un medio de comunicación que todos utilizamos, pero que todos lo utilicen no quiere decir que todos puedan hacerlo correctamente. En ocasiones es mejor ponernos en el lugar del niño en vez de pensar como adultos, de esta manera tendremos una comunicación efectiva y el niño sentirá más confianza para hablar.

 Lo mejor es hablar con ellos y no a ellos, la comunicación debe ser un dialogo y no como un mensajero que solo llega a dejar correspondencia y se va. Por eso, es necesario realizar preguntas abiertas para mejorar la comunicación con el niño.

Por último, es importante responder cada pregunta que el niño tenga, el niño siempre tendrá curiosidad y es mejor responderle de manera adecuada a cada pregunta sin interrogarlo o justificarlo.

En una comunicación efectiva en lugar de decir:

  • te has portado mal

Se dice:

  • me siento preocupado por…

De esta manera se da importancia a lo positivo, del niño y se evita ordenar, rechazar, mandar, criticar o juzgar. Por lo tanto, en una comunicación efectiva no se juzga lo que niño hace más bien se dialogo acerca de la situación.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.