Las 7 dimensiones de las emociones

emociones
Las emociones funcionan como un motor que todos llevamos dentro, es una energía codificada en circuitos neuronales localizadas en zonas profundas de nuestro cerebro (para ser más explícito el sistema límbico) que nos hace interactuar de diversas maneras ante las situaciones cotidianas.

Mientras estamos despiertos las emociones están siempre activas y alertas ante cualquier acontecimiento. De manera que las emociones son reacciones conductuales y subjetivas que se producen por alguna detonante del mundo externo o interno (memoria).

Ante las situaciones que vivimos cotidianamente, las emociones cumplen un papel muy importante, hasta creo que las emociones son siete pilares que nos ayudan a afrontar la realidad para que los acontecimientos desagradables o dolorosos no generen traumas; como bien dije son siete pilares, así que los explicare a continuación:

  1. Las emociones funcionan como defensores

Las emociones cumplen un papel que vela por la salud mental del ser humano. De alguna manera las emociones nos defienden de estímulos nocivos (enemigos). Es decir que una emoción nos puede empujar a evitar un daño o conseguir un beneficio. Aquí radica la importancia del manejo y control de emociones para tomar las decisiones correctas en momentos difíciles.

  1. Las emociones funcionan como amortiguadores

Un amortiguador de un automóvil tiene la función de hacer flexible al auto para que no reciba un daño certero. De la misma manera funciona una emoción, ya que al ver el peligro reacciona para ayudar a encontrar una respuesta a determinado estimulo (funciona como un reflejo) enviándolo a un repertorio fuera de la consciencia, por ejemplo: la emoción puede enviar la situación problemática a los sentimientos, en donde es más fácil reír, llorar o gritar. Cuando cumple esta función la emoción protege de manera alguna al YO de la persona.

  1. La emoción funciona como una alarma

Cuando un ladrón entra a una casa y esta tiene alarma, de pronto la alarma suena para alertar a toda la comunidad vecina que algo está pasando en el interior de la casa.

De la misma manera funciona la emoción, cuando la emoción ve el peligro sucede una activación de múltiples sistemas cerebrales (sistema reticular, atencional, mecanismos sensoriales, motores, procesos mentales), endocrinos (activación suprarrenal medular y cortical y otras hormonas), metabólicos (glucosa y ácidos grasos) y en general la activación de muchos de los sistemas y aparatos del organismo (cardiovascular, respiratorios, etc.)

  1. La emoción como un agente de seguridad

Al ingresar a un banco, existe un agente de seguridad que revisa todo lo que llevamos para ver si no tenemos algo que pueda ocasionar algún problema dentro del banco, esta medida la utilizan los bancos por prevención.

Así como los bancos tienen medidas de prevención, las emociones también tienen medidas de prevención: las emociones mantienen la curiosidad y el interés por descubrir algo nuevo. De esta manera, se ensanchan el marco de seguridad para la supervivencia del individuo.

  1. Las emociones como un lenguaje de comunicación

Una de las funciones extraordinarias de las emociones es que cumplen una función de comunicación. La comunicación de una emoción es rápida y efectiva. Por ejemplo: cuando alguien está gritando y altercando con todo mundo, en el lenguaje emocional nos dice que está enojado y que algo le está afectado a tal grado de hacer explotar sus emociones.

  1. Las emociones como almacenes de memoria

Las emociones sirven para almacenar y evocar memorias de una manera más efectiva. A nadie se le escapa que todo acontecimiento asociado a un episodio emocional, tanto si este tuvo un matiz placentero o de castigo (debido a su duración como a su significado), permite un mayor y mejor almacenamiento y evocación de lo sucedido. Ello, de nuevo, tiene claras consecuencias para el éxito biológico y social de la persona.

  1. Las emociones crean procesos cognitivos

Las emociones y sentimientos son mecanismos realizan proceso cognitivos en general, crean tareas de asociación en la corteza cerebral con información que ya viene impregnada de colorido emocional, sea bueno o malo.

De manera que las emociones juegan un papel importante en la toma de decisiones de la persona. Por eso me vi en la necesidad de explicar que las emociones funcionan como siete pilares básicos sobre los que descansan casi todas las funciones del cerebro.

Por lo tanto, las emociones son necesarias pero también es necesario el manejo y control de las mismas para poder tomar las decisiones correctas en momentos cruciales de la vida.

Referencia: Mora, Francisco “Como educar las emociones”. ¿Qué son las emociones?. Esplugues de Llobregat Barcelona, España. 2012. 128 págs.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.