Las dos personalidades de una monja

monja

Hermana Marìa. Asi es como la conocian en el convento en donde practicaba una vida religiosa dedicada a Dios. Marìa era una persona muy devota, todas las mañanas junto a las demàs monjas realizaban los actos religiosos que se les habia asignado. Durante el dìa, todo marchaba bien. Sin embargo, durante la noche todo cambiaba, Marìa tenia un nuevo nombre, ella misma decia que se llamaba Sara.

Sara era una persona totalmente diferente a Marìa. Marìa era muy devota y Sara era una prostituta. Sin embargo, Marìa no sabia nada al respecto. Mientras ella vivìa una vida devota, la otra personalidad era todo lo opuesto. 

El caso de Marìa y Sara… dos personalidades que coexistían en una mujer:

En su comportamiento general, Marìa era muy diferente de Sara. Su modo de andar, cadencioso y firme, contrastaba con el andar pausado de Sara. Mientras Maria era muy devota, Sara vivia la vida loca… Marìa se vestía de modo diferente al de Sara… Maria no usaba maquillaje por respeto a estar en un convento. Sara usaba mucho rubor y lápiz labial, tambien se pintaba de rojo intenso las uñas de manos y pies… Sara era una persona madura e inteligente, mientras que Marìa era una persona muy tímida.

Este caso es típico en el sentido de que las personalidades difieren en forma notable. Es como si las dos personalidades representaran aspectos diferentes de una sola persona: una el lado más aceptable y “agradable” socialmente de la persona, la otra el lado más oscuro, inhibido o “malo”.

Sara llevaba este estilo de vida por mucho tiempo. Hasta donde se llego a indagar ella trabajaba en un prostìbulo y una de las cosas que màs le gustaba era bailar. Cada noche, Sara se escapaba del convento en busca de placer. Asi es como pasaron màs de dos años, sin que se dieran cuenta de lo que Sara hacia noche tras noche. Sin embargo, luego de casi tres años, Marìa resulto embarazada en el convento de monjas. Nadie podia creer lo que estaba pasando porque en el convento no habian hombres, solamente habian mujeres. Marìa mencionaba que ella no habia estado con un hombre, que ella era una mujer muy devota y efectivamente muchos le creyeron. Sin embargo, las autoridades del convento no estaban convencidas. Marìa mencionò que se embarazo del Espiritu Santo porque ella nunca habia estado con un hombre, mucho menos salir del convento, habia estado màs de dos años dentro del convento, sin salir. Por lo que ella decia que no habia estado con un hombre.

Se volviò un problema mayor porque Marìa decia que ella no habia estado con un hombre, asi que la llevaron al ginecòlogo para que le hiciera una revisiòn de virginidad. La sorpresa fue del ginecòlogo ya que el decia que Marìa no habia estado con un hombre, màs bien con cientos de hombres. El ginecòlogo menciono que Marìa tenia una vida sexual muy activa y al dar este veredicto, las autoridades del convento se enojaron tanto que le dijeron que si no decia la verdad la excumulgarian. Pero Marìa mantenìa firme su postura de que no habia estado con un hombre. El problema se agravò màs y las autoridades del convento decidieron revisar las pertenencias de Marìa en su habitaciòn, al revisar sus pertenencias se llevaron una sorpresa. La ropa de Sara estaba en la habitaciòn de Maria, habia mucha ropa provocativa, zapatos de tacon, maquillaje, pintalabios, y una cabellera rubia. Le preguntaron a Maria de quien eran esas pertenencias y ella menciono que no sabìa. Fue asi como las autoridades del convento decidieron enviar al hospital de salud mental a Marìa para saber que es lo que estaba pasando con ella y al realizar las diferentes pruebas de personalidad y el diagnostico clìnico se llego a la conclusiòn de que ella tenìa  un trastorno disociativo de la identidad.

Trastorno disociativo de la identidad

El trastorno disociativo de la identidad, conocido comúnmente como personalidad múltiple, en el que una persona tiene varias personalidades distintas que emergen en momentos diferentes. La mayoría de los psicólogos consideran que este extraño trastorno, que ha sido el tema de ficciones y películas populares, es extremadamente raro, aunque en los años recientes parece estar aumentando el número de casos. En la verdadera personalidad múltiple, las diversas personalidades son personas distintas, con sus propios nombres, identidades, recuerdos, peculiaridades, voces e incluso CI. En ocasiones las personalidades están tan separadas que no saben que comparten el cuerpo con otra “gente” como es en el caso de Maria y Sara; otras veces, las personalidades conocen la existencia de las otras “personas” e incluso hacen comentarios desdeñosos acerca de ellas.

Los orígenes del trastorno disociativo de la identidad han desconcertado a los investigadores y clínicos. Una sugerencia común es que se desarrolla como respuesta al abuso infantil. El niño aprende a afrontar el abuso mediante un proceso de disociación, asignando el abuso a “alguien más”, es decir, a una personalidad que no es consciente la mayor parte del tiempo. El hecho de que una o más de las personalidades múltiples sea en casi todos los casos un niño (aun cuando el paciente sea un adulto) parece apoyar esta idea, y los clínicos informan de una historia de abuso infantil en más de tres cuartas partes de los casos del trastorno disociativo de la identidad.

En el caso de Marìa es real y aùn se siguen haciendo investigaciones acerca del porque de su conducta y se encuentra en un plan de tratamiento en el que no se le permite salir del hospital de salud mental hasta que muestre mejoras.

monja

Compártelo y mira lo que sucede!