Las investigaciones del Dr. Hans Asperger

 Dr. Hans Asperger

Por la misma época en que Leo Kanner comunicaba su Síndrome y las investigaciones acerca del autismo, el Dr. Hans Asperger, hace lo mismo con respecto a variaciones de este trastorno. Pero no tiene, en ese momento, la difusión que sí obtiene Kanner. Recién se aceptó “oficialmente” su descripción en el DSM-IV.

En sus investigaciones el Dr. Hans Aspergerse toma los manuales citados como un subtipo de los Trastornos Generalizados (o Profundos) del Desarrollo. En el Reino Unido no se usa de modo generalizado el diagnostico de “Trastorno generalizado del desarrollo”, habiéndose hecho muy popular el diagnóstico de “Síndrome de Asperger” para referirse a individuos con algunos rasgos autistas, pero que no concuerdan con todos los criterios del autismo. La descripción de este Síndrome por parte de Asperger fue realizada un año después que la publicación original de Kanner pero, era mucho menos conocida.

Las investigaciones del Dr. Hans Asperger

Los niños descritos por Asperger se caracterizaban por ser pedantes, patosos, con intereses obsesivos y un comportamiento social deficiente. Wing popularizó el trabajo de Asperger en un articulo publicado en 1981,y observó que existían muchas similitudes entre el Síndrome de Asperger y el de Kanner, lo cual dificultaba el saber si estaban describiendo el mismo Síndrome con diferentes grados de severidad o trastornos distintos. El punto de vista más popular parece ser que el “Síndrome de Asperger. Es un sinónimo del autismo de un tipo menos severo.

En primer lugar, todavía existe un debate de hasta qué punto se solapa el Síndrome de Asperger con el autismo. En segundo lugar, el pronóstico para el Síndrome de Asperger es considerablemente mejor que para el autismo clásico. Por este motivo, varios especialistas (por ejemplo, Wing, 1981; Howlin, 1987) han abogado en favor de usar el término “Síndrome de Asperger”, aunque aceptando que las diferencias entre éste y el autismo pudieran ser simplemente una cuestión de grado.

El propio Kanner se quejó de la existencia de dos corrientes relacionadas en la Psiquiatría infantil. Algunos psiquiatras infantiles no aceptaban que el autismo era un síndrome distinto y sugerían que era inútil trazar límites afinados entre éste y otros tipos de desarrollo atípico. Otros aceptaban que el autismo era un síndrome, pero aplicaban este diagnóstico de moda de forma demasiado amplia. Por lo que “se convirtió́ en un hábito el diluir el concepto original de autismo infantil diagnosticando como tal a múltiples condiciones dispares que muestran uno u otro síntoma aislado como parte integrante del Síndrome en su conjunto.

En el año 1989 Gillberg y Gillberg encontraron que el Síndrome de Asperger era cinco veces más frecuente que el autismo. Otra razón práctica para conservar el término de “Síndrome de Asperger” es que puede ser un diagnóstico más aceptable para padres y profesionales, muchos de los cuales, tienen una visión estereotipada del autismo, basada en el cuadro clínico de niños pequeños.

Muchos psiquiatras descubrieron que la imagen clínica descrita por Kanner encajaba con casos asombrosos que habían visto en sus propias clínicas, pero no se produjo un progreso continuado en la documentación y comprensión del autismo. Hasta que apareció la investigación del Dr. Hans Asperger

Referencia: Annoni, Gloria “Autismo infantil: una clínica desde el psicoanálisis” El Rosario: Homo Sapiens Ediciones. Santa Fe, Argentina. 2011. Pág. 44

Compártelo y mira lo que sucede!