Las Leyes del Psiquismo – Alberto E. Fresina

Las Leyes del Psiquismo - Alberto E. Fresina
Sinopsis:
Este libro contiene el desarrollo de una teoría del psiquismo, centrada en las leyes y mecanismos que rigen la motivación humana. El método general que la sustenta es el de la dialéctica materialista, el empleo de la lógica
surgida de los descubrimientos de Marx y Engels. Las leyes y categorías universales del materialismo dialéctico, y su aplicación consciente, constituyen un valioso instrumento para el conocimiento científico, especialmente cuando se trata de dar explicación a fenómenos que se alejan de la posibilidad de manipulación práctica, como es entre otros el caso del psiquismo y sus funciones esenciales.

Los temas que aquí se tratan constituyen problemas centrales de la psicología, y han sido objeto de muchas teorías y controversias entre las distintas posturas y corrientes de pensamiento. Pero el presente trabajo, a
excepción de los casos expresamente indicados en que se toma como base conocimientos e ideas anteriores como punto de partida, no está dedicado mayormente a reproducir o cuestionar las afirmaciones de otros autores, lo que requeriría un extenso tratado aparte, sino que tiende fundamentalmente a mostrar la nueva teoría en su forma afirmativa.
El libro consta de diecisiete capítulos, divididos en tres partes.
PARTE I
Abarca los primeros cuatro capítulos. Estos son de carácter relativamente introductorio, aunque tienen la mayor importancia teórica, y tienden a presentar el marco y los principios generales en los que se basa el posterior desarrollo. Dentro de esta primera parte, el primer capítulo contiene lo que podría considerarse una teoría antropológica independiente sobre la evolución del hombre, que incorpora nuevos elementos para la explicación del proceso que dio origen a la especie. Tales nociones, a su vez, significan una importante fuente de argumentos para la explicación de las funciones esenciales del psiquismo humano. En el segundo capítulo se muestra la lógica interna del psiquismo, sus leyes básicas, que constituyen lo más esencial y universal de la motivación y de toda conducta intencional. En el tercero hay un avance sobre las tendencias particulares o impulsos, como un adelanto de la forma en que se manifiestan las leyes generales. Por último, el capítulo
cuarto se refiere a las consideraciones sobre el método para abordar el estudio más específico sobre los mecanismos del funcionamiento psíquico,según los distintos niveles de complejidad en los que se encuentran organizados.
PARTE II
Comprende los capítulos cinco al quince inclusive, y es el tratamiento específico sobre la estructura y el funcionamiento psíquicos. En esta parte se analizan en forma particularizada los mecanismos y funciones esenciales de la estructura motivacional humana, comenzando con el nivel más elemental, que es el de los reflejos del sistema nervioso, para ir subiendo gradualmente el enfoque, hasta terminar en las leyes que sostienen el movimiento de las tendencias superiores.
PARTE III
La integran los capítulos dieciséis y diecisiete. Aquí se desemboca en el campo de la sociología y en la estructura de las relaciones económicas de la sociedad. Es el tratamiento sobre las conclusiones generales y la posible aplicación de los conocimientos. Es decir, en base a haber determinado lo que serían las necesidades esenciales del hombre, así como las condiciones naturales para su normal satisfacción, se desprende cómo debería organizarse la vida social, especialmente el trabajo, así como las diversas actividades educativas, recreativas, artísticas, etc., para que el psiquismo funcione saludablemente. Esto se trata en el capítulo dieciséis.
Pero tal modificación general de la vida laboral y de las distintas actividades sociales, como se podrá imaginar, sólo es posible bajo la condición de la previa transformación de las relaciones económicas de la sociedad. En última instancia, y esto se analiza en el capítulo diecisiete, es indispensable la premisa del socialismo científico, del predominio de los intereses y el criterio de los propios trabajadores, para que los cambios en la organización del trabajo no se vean obstaculizados por intereses económicos contrarios al
mejoramiento de la vida y de la sociedad.
psicologia-test-pruebas-aprendizaje-conducta-autor

Compártelo y mira lo que sucede!