Lo que un niño Autista Pide

autismo, sintomas, estres, niño autista

Sinopsis:

El autismo no es una tragedia así como algunos padres de niños autistas creen que lo es. Para muchos padres la experiencia más traumática fue enterarse que su hijo era autista. Cuando un padre no comprende lo que significa el autismo tiende a verlo como una desdicha, vé al niño como una carga y vive cada etapa de la vida del niño como un campo de concentración.

Un campo de concentración es un centro de detención donde se encierra a personas por su pertenencia a un colectivo genérico en lugar de sus actos individuales, sin juicio previo.
Cuando los padres de un niño autista no perciben el significado positivo de tener un hijo autista, sienten que están encerrados en un círculo o campo de concentración de donde no pueden salir.

Keywords: Autismo, niño autista, capacidad sensorial, trauma, percibir, estrés, duelo emocional, sensación, pensamiento, aprendizaje, lenguaje, comunicación.

Desarrollo:
Lo increíble de esto, es que los niños autistas tienen una capacidad sensorial muy sensible, por lo que el niño logra entender si la familia o los padres lo ven como una carga, más que como a un hijo.
En ocasiones los padres de niños autistas sufren un duelo emocional porque los padres no recibieron al hijo que ellos esperaban tener. Algunos padres sufren porque su hijo no cumple las expectativas que a ellos les gustaría cumplieran y esto genera estrés en el niño. En los niños autistas no somos nosotros los que marcamos los pasos, son ellos los que avanzan y nosotros acompañamos.
Hasta cierto punto es natural tener el duelo emocional, pero los padres necesitan acostumbrarse al hecho de que el niño que ellos esperaban tener o aquel que ellos imaginaban no se va a materializar como ellos lo imaginaban.

En realidad tener un niño con autismo es un desafío. Más que ser adulto, se necesita tener la esencia de niño para poder comprender a estos chicos. Por eso, al ser padre de un niño autista es necesario borrar de nuestra mente el duelo emocional del niño que esperábamos tener.

El autismo en realidad no es una tragedia, mucho menos un campo de concentración como muchos piensan, estos son solo pensamientos que muchas personas que no tienen un hijo autista creen. Porque con el tiempo alguien que es padre de un niño autista, cambia este pensamiento.

Lo que un niño autista pide es que no creamos que detrás del autismo existe un niño “normal” o está escondido. El autismo es una forma de ser, una forma de vivir, una forma de sentir, de percibir, de pensar y de amar. Para poder entender esto, debemos de ser niños.

Cuando un padre dice:
“Ojalá mi hijo no tuviera autismo”.
En realidad está diciendo:
“Ojalá mi hijo no existiera.”

El Muro del Autismo
Es un desafío poder interactuar con un niño autista. A veces intentas interactuar y el no responde. Esto sucede cuando hacemos las cosas utilizando nuestro conocimiento de las relaciones normales con los demás niños.

Cuando un niño autista no interactúa, no significa que sea incapaz de relacionarse, significa que yo sigo siendo adulto y el un niño, y para poder interactuar con él necesito convertirme en niño sin despersonalizarme.

Es como si quisiéramos darnos a entender a una persona que no habla nuestro mismo idioma, es posible que la otra persona que no habla nuestro idioma no responda como nosotros quisiéramos, pero de alguna manera siente el calor de nuestras palabras y la seguridad que transmitimos.

Hablar con alguien que no habla nuestro idioma es difícil y se necesita tiempo para ello. Así funciona el autismo. En ocasiones tendremos que dejar nuestra comodidad para empezar a dejar que nuestro hijo nos enseñe el lenguaje del autismo y que lo guie para adentrarse a este mundo.
Aunque eso tenga buenos resultados, no será la misma relación entre padre-hijo. Pero de alguna manera aprenderá a comunicarse en su mismo idioma.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.