• Miércoles , 23 abril 2014

Los 12 Tipos de Maestros

psicologia-test-maestro-educador-educacion-niños
Sinopsis

La escuela cuenta con una persona que aparece ante el niño rodeado de una aureola de autoridad y prestigio, que es “El Maestro “el educador que con su ejemplo, con sus palabras y compartimiento puede ocasionar un gran número de actitudes en el educando.
Por lo tanto, las actitudes del maestro son un factor esencial para el proceso de aprendizaje del niño, en tal circunstancia existen varios tipos de maestros.


La tipología de Kerschensteiners acepta la tipología general cultural de Sprager y coloca al maestro en el tipo social que se define así: en el hombre social, es la ley la que rige su vida, simplemente el amor hacia el hombre, su instinto fundamental no es comprender, ni formar, ni establecer relaciones trascendentales, sino el simple amor hacia el hombre vivo y con sus sentimientos de solidaridad, asistencia y sacrificio por sus semejantes.
Se considera cuatro tipos de maestros que son:
El Maestro Ansioso: Este tipo de maestro, quiere gobernarlo todo de una manera personal. Dirige por sí mismo el trabajo de la clase, prescribe hasta las tareas más menudas instituye las normas de disciplina y cuida de que se cumplan, sin permitir ninguna intervención de los escolares, ni tener en cuenta sus incentivos, ni tendencias, en suma las características de su situación son el didactismo y la disciplina.

El Maestro Índole: Este tipo de maestro es la “antítesis” del anterior, es decir, no tiene criterio fijo y abandona al niño a su propia espontaneidad, la pereza disfrazada de libertad es la que define a estos maestros.

El Maestro Ponderado: Este tipo de maestro es el que dosifica la libertad y la autoridad, estableciendo un justo equilibrio entre el imperio de las normas y la iniciativa individual, así como el progreso y la tradición.

El Maestro Nato:Este maestro se caracteriza por su disposición natural para la docencia y su tacto pedagógico ingenito. Su característica es la vocación en un sentido propio.

De estos Cuatro, decidí según mi experiencia en psicología clínica y educativa, crear otros dos tipos de maestros, que son el tipo de maestro clásico y el tipo de maestro del Futuro que a continuación desarrollare:

El Clásico Maestro: Que limita estrictamente su actividad al tiempo escolar. No tiene ninguna relación con los padres del alumno, se conecta únicamente a las preocupaciones educativas, lo que le importa antes que nada es “la trasmisión y fiel interpretación de sus conocimientos”, no está de acuerdo con los nuevos métodos, evita la intimidad con los alumnos y se mantiene a distancia con los mismos.

El Maestro del Futuro: El maestro del futuro seria aquel que tiene una relación con los padres de los chicos a quienes enseñan, acepta el encuentro con los niños fuera de la escuela para optimizar su aprendizaje, este tipo de maestros siempre se preocupan por sus alumnos, practican nuevos métodos y técnicas para optimizar el aprendizaje en niños, es decir que siempre están actualizados, se esfuerza por crear un ambiente agradable en la clase, promueve la estimulación colectiva con un espíritu de cooperación, no es alguien autoritario pero si mantiene en orden el aula, es un niño pero no se despersonaliza (actúa como niño pero no deja de ser adulto).

El maestro del futuro seria aquel que organiza actos extraescolares, como visitas o concursos, etc. le gusta reunirse con sus alumnos fuera de la escuela y se propone fines educativos para tales circunstancias; adopta una actitud de simpatía y comprensión, aliento y confianza, sostiene solidas relaciones personales sin embargo no existen intimidades propiamente dichas entre alumno y maestro, la personalidad de este maestro inspira respeto y educación.

En esto hago énfasis ya que la solidaridad del maestro con sus alumnos puede colocarlo en oposición frente a las autoridades y los colegas, entonces él se coloca en seguida al lado de los alumnos, el maestro que logra participar en todo lo posible respecto a sus alumnos logra crear una actitud positiva frente al niño, que no te importe lo que digan los demás de ti, preocúpate por el aprendizaje de los niños que es una responsabilidad que tienes a tu cargo y depende de ti.

Los Objetivos por Naturaleza del Maestro: 

• Lograr un clima de autoconfianza, en donde el sujeto se sienta con la necesidad de ser ayudado. El educador no debe llevar la iniciativa en forma manifiesta, sino limitarse a estar presente para que el educando trabaje.
• Lograr un conocimiento ajustado de si mismo, que consiste en el conocimiento real que una persona alcanza al mirarse a si mismo.
• Salir de sí mismos para entregarse a compartir la vida con los demás, que es lanzarse al futuro.

La realidad sobre el Maestro: 
El desarrollo del aprendizaje se ve influenciado por las actitudes que el maestro le enseñe al niño, sin embargo la realidad nos muestra una verdad insólita que no debería, pero es, y es la siguiente:

Los Maestros egoístas que gustan de su vida confortable, prestigio profesional y trabajo pedagógico fácil, ellos no piensan en mejorar o utilizar estrategias de aprendizaje para optimizar el aprendizaje de sus alumnos, no, ellos solamente piensan en ellos.
Los Maestros Autoritarios que exigen rigidez en el cumplimiento del trabajo de los alumnos, castiga sin conocer las causas del porque el niño no hizo las tareas, quizás los padres del niño no tenían el dinero para comprar un libro al chico y el maestro sin conocer esto, castiga al niño pensando que él es quien tiene la culpa.
Los Maestros “Benevolentes”, a ellos, no les preocupa el rendimiento ni la conducta de los alumnos, no castiga ni mantiene disciplina.
Las Maestros Indiferentes rechazan a los alumnos que se rinden como los otros, pone en tela de juicio su capacidad técnica y su prestigio profesional.
El Maestro Imperialista es aquel que desea conquistar a los alumnos para ganar su afecto y admiración, a él, no le importan los niños, solo le importa que le brinden honores y reconocimientos.
Los Maestros dominantes son aquellos que someten a sus alumnos de manera autoritaria, a la más estricta obediencia. Emplea castigos físicos y otras formas para reprender al niño para que no se exprese libremente.

Ahora bien, es necesario considerar que el proceso de aprendizaje en el niño, se debe a una relación maestro- niño ó educador-educando; el maestro debe de ser educado en su trato diario con el niño, su preparación en el campo docente debe de actualizarse y estar al tanto por ciento de la tecnología.
De esta manera será de mucha ayuda para los chicos que tienen “problemas de aprendizaje” y así mejorar el ambiente en clase.

Referencia: 
Psicología Educativa – Efraín Sánchez Hidalgo
Problemas en el Aula- Ángel Morales Gómez
Los niños difíciles – Georges Amado
Actitudes que asumen los maestros de Escuela Primaria con niños que presentan problemas de aprendizaje – T (013-198) c2 – Escuela de Ciencias Psicológicas USAC

Related Posts

post