Cómo se esconden los traumas en el cerebro

trauma-niña
En su teoría Freud llama “represión” al mecanismo de defensa que protege al individuo del dolor emocional, tratando de ocultar el evento traumático para que no acceda al consciente.

Todos en algún momento de la vida han vivido una experiencia estresante. Puede ser un abuso crónico durante la infancia, un evento traumático o bien recuerdos que se esconden como una sombra en el cerebro y no se permiten llegar al consciente.

Freud llamo a este tipo de evento traumáticos “recuerdos reprimidos”. En su teoría Freud llama “represión” al mecanismo de defensa que protege al individuo del dolor emocional, tratando de ocultar el evento traumático para que no acceda al consciente. Sin embargo, también los recuerdos reprimidos son causantes de muchos problemas psicológicos como la ansiedad, la depresión, el trastorno de estrés postraumático o trastornos disociativos por lo que se necesita un tratamiento para este tipo de recuerdos reprimidos.  

Avances de la ciencia

Hoy en día científicos han descubierto el lugar en donde se quedan guardados estos “recuerdos reprimidos”. Los hallazgos podrían conducir a nuevos tratamientos para pacientes con recuerdos traumáticos reprimidos.

Se cree que un proceso conocido como aprendizaje dependiente del estado puede contribuir a la formación de los recuerdos que son inaccesibles a la conciencia normal. Por lo tanto, los recuerdos se forman en un estado de ánimo especial, la excitación o el estado inducido por la droga mejor se pueden recuperar cuando el cerebro está de vuelta en ese estado.

Un estudio realizado por los científicos de Northwestern Medicine ha descubierto por primera vez el mecanismo por el cual el aprendizaje dependiente del estado hace que los recuerdos relacionados con el miedo de estrés conscientemente inaccesible. El estudio fue realizado en ratones.

Dr. Jelena Radulovic
Los resultados muestran que hay múltiples vías para el almacenamiento de los recuerdos del miedo que induce, y hemos identificado una importante para los recuerdos relacionados con el miedo.

Profesor Dunbar Universidad Northwestern Feinberg School of Medicine
Esta investigación podría conducir a nuevos tratamientos para pacientes con trastornos psiquiátricos para los que se necesita acceso consciente a sus recuerdos traumáticos para una recuperación más pronta.

Los recuerdos reprimidos de eventos traumáticos suelen ser muy difíciles de tratar incluso para terapeutas, debido a que los propios pacientes no pueden recordar sus experiencias traumáticas que son la causa de sus síntomas.

Según este estudio, la mejor manera de acceder a los recuerdos en este sistema es devolver el cerebro al mismo estado de conciencia como cuando se codificó la memoria.

Cómo se esconden los traumas en el cerebro

Existen dos aminoácidos, glutamato y GABA, que son el yin y el yang del cerebro, dirigiendo sus mareas emocionales y controlando si las células nerviosas son excitados o inhibe (calma).

El glutamato es también el producto químico primario que ayuda a almacenar recuerdos en nuestras redes neuronales de una manera que son fáciles de recordar. GABA, por otro lado, nos calma y nos ayuda a dormir, el bloqueo de la acción del glutamato excitable.

Hay dos tipos de receptores GABA. Un tipo, receptores GABA sinápticas, trabaja en conjunto con los receptores de glutamato para equilibrar la excitación del cerebro en respuesta a eventos externos como el estrés.

Los científicos de Northwestern descubrieron que el papel fundamental de GABA; es también ayudan a codificar los recuerdos de un evento que induce al miedo y luego almacenarlos lejos, oculto a la conciencia.

Recuperando recuerdos estresantes en ratones

En el experimento, los científicos infunden el hipocampo de ratones con gaboxadol, un fármaco que estimula los receptores de GABA extra-sinápticas. “Es como si nos dieron un poco de beber, lo suficiente para cambiar su estado cerebral”

A continuación, se pusieron a los ratones en una caja y se les dio un breve, choque eléctrico suave. Cuando los ratones fueron devueltos a la misma caja al día siguiente, se movían libremente y no tenían miedo, lo que indica que no recuerdan el choque anterior en el espacio. Sin embargo, cuando los científicos inyectaron a los ratones de nuevo con la droga y volvieron a meterlos a la caja, se congelaron, temerosamente anticipando otro choque.

Radulovic
Esto establece cuando los ratones fueron devueltos al mismo estado cerebral creado por la droga, se acordaron de la experiencia estresante del choque

El experimento demostró que los receptores GABA extra-sinápticas que se activaron con el fármaco, cambiaron la forma en que el evento estresante era codificado. En el estado inducido por fármacos, el cerebro utiliza completamente diferentes vías moleculares y circuitos neuronales para almacenar la memoria, por lo mismo el ratón no tenía miedo.

Por lo tanto, no se puede decir con exactitud que los eventos traumáticos pueden sanarse con el uso de fármacos, de hecho en lo personal creo que es muy delicado y de mi parte no es recomendable, pero seguramente la ciencia avanzara cada vez más en su afán de conocer el “inconsciente” y sus funciones, pero creo que pasara mucho tiempo para llegar a esto.

El estudio fue publicado el 17 de agosto en la revista Nature Neuroscience .

Referencia: Vladimir Jovasevic, Kevin A Corcoran, Katherine Leaderbrand, Naoki Yamawaki, Anita L Guedea, Helen J Chen, Gordon MG Shepherd, Jelena Radulovic. GABAérgicas mecanismos regulados por miR-33 codifican el miedo dependiente del estado. Nature Neuroscience. 2015.

Compártelo y mira lo que sucede!