Miedo a quedarme sola

miedo

¿Y si me deja el tren? ¿Por qué nadie me quiere? ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Me ayudas a conseguir pareja? Estas son solo algunas preguntas que me hacen con frecuencia. Pero un día me impacto la afirmación de una mujer al decir: “tengo miedo a quedarme sola, me siento vacía”.

La soledad parece aterrar tanto a hombres como a mujeres. Cuando una mujer se siente sola y aislada, es posible que se desespere por el consuelo que parece prometer una relación con un hombre. La soledad y el miedo a quedarse solas hacen que las mujeres se sientan pésimas consigo mismas y por lo mismo quieren estar con un hombre que las haga “sentir mejor”.

¿Y si me deja el tren?

En Latinoamérica, la cultura nos ha enseñado que si a los 25-30 años no te has casado, de seguro te dejo el tren. Aunque sea solamente una paradoja afecta psicológicamente a las mujeres y por alguna razón muchas se empecinan en que en esta edad deben casarse, ser amadas y tener hijos. En la cultura Europea, las mujeres por lo regular se casan luego de los 30 años y a los 40 años tienen 1-2 hijos, según el Instituto Nacional de Estadística Español (INE).

Esta paradoja de “¿y si me deja el tren?” es una pregunta que llega hasta deprimir a las mujeres por el simple hecho de no sentirse correspondidas en el amor. Algunas hasta creen que no nacieron para ser amadas.

En realidad todos podemos amar, pero lo más sano es amarnos a nosotros mismos para luego amar a alguien. Así nuestro amor seria genuino y no algo patológico.

¿Por qué nadie me quiere?

En realidad no es que nadie te quiera, a veces es que nosotros mismos no nos sentimos amados. Y eso nos da una sensación de vacío o de soledad.

Cuando una mujer siente que no puede ser amada por nadie, desarrolla un miedo en sí misma. Para no sentir este miedo algunas se sumergen en el alcohol, drogas y sexo. Estas últimas tres pueden ser un escape de la realidad. Sin embargo, mientras más veces se trate de escapar de la realidad, más se vuelve una patología.

Sentirse amado es una necesidad que puede conducir a una mujer que ama demasiado a crear una dependencia emocional con su pareja. Para poder liberarte de esa necesidad de sentirte amada por alguien es necesario que te ames a ti primero.

El problema radica en que las mujeres esperan de más de alguien que no daría un centavo por ellas. A veces lo saben y aun así se aferran a la idea de ilusionarse esperando que un día él las ame, sin darse cuenta que solamente sufren.

¿Qué estoy haciendo mal?

Creo que lo más sano en una relación es que no des todo de ti al inicio, sino que ames con medida. El problema de una mujer que ama demasiado es que ella da todo de sí en relación creyendo que así lograra hacer que él la ame más, cuando en realidad hace lo contrario.

Las mujeres que tienen miedo a quedarse solas tratan de comprometer al hombre para casarse, a veces el compromiso les aterra a los hombres y por eso se marchan.

En una relación debe haber equilibrio. Ella no puede dar todo de sí porque él se aprovecharía y viceversa. El secreto está en que ambos den se sí lo mismo y fomenten una relación sana, con el tiempo la entrega será mayor.

Compártelo y mira lo que sucede!