Mindfulness: Como crear un bosque en la mente

Mindfulness

El mindfulness es una especie de meditación de consciencia que regula las emociones y pensamientos. Actualmente se utiliza para tratar síntomas relacionados a la depresión, la ansiedad, el estrés, entre otros.

Esta técnica terapéutica no solamente puede utilizarse en el ámbito de la psicología clínica, sino que también en la educativa e industrial. Esta forma de meditación llamada Mindfulness favorece la vida mental.

A través del Mindfulness se puede crear un “bosque de neuronas” en los que las emociones y sensaciones pueden experimentarse, incluso sentir la propia naturaleza solamente aplicando esta técnica. Nuestra mente puede ser un bosque majestuoso, en el que podemos perdernos caminando, en este bosque podemos encontrar manantiales, vida silvestre, la paz y tranquilidad de la naturaleza, gracias al Mindfulness la mente puede descansar y disfrutar de un momento de calma.

Uno de los posibles problemas de esta técnica al utilizarla en terapia es que como la mente se vuelve un bosque majestuoso, el paciente también puede perderse en este bosque por lo que es necesario estar al pendiente de la situación.

Williams James
“sea lo que sea en lo que pueda estar pensando, siempre soy al mismo tiempo más o menos consciente de mí mismo, de mi existencia personal”

Naturaleza humana

La mayoría de las personas por naturaleza no son conscientes del flujo de pensamientos, emociones y sensaciones que tiene nuestra mente. Más bien se dejan llevar por estas a tal punto de experimentar aquellos que sienten, piensan o experimentan. Por ejemplo: si sienten tristeza, todo su mundo estará triste. Si tienen ansiedad todo el mundo será una amenaza.

A través de la técnica del Mindfulness se pretende reconducir situaciones como las anteriores, aportando una vida plena y consciente de las situaciones que se viven cotidianamente. Por lo que reconduce la situación conflictiva a un estado de paz y tranquilidad.

Esta técnica terapéutica está basada en el entrenamiento de la atención, ya sea focalizándola en los estímulos externos que nos rodean o en el flujo de nuestros pensamientos y emociones.

Componentes del Mindfulness

Los tres componentes centrales del mindfulness son la intención, la atención y la actitud. Esta forma de meditación se basa en la observación de la experiencia interna y externa, en el aquí y ahora, momento a momento.

La práctica del mindfulness puede cambiar la experiencia, ya que brinda autorregulación de los propios pensamientos y emociones inicialmente, pasando por la autoexploración personal, hasta la auto liberación.

La actitud del terapeuta requiere de contemplación de pensamientos y emociones sin interpretarlos, juzgarlos o evaluarlos en modo alguno. Implica una mirada compasiva, curiosa y abierta hacia todo aquello que atraviesa nuestro campo de conciencia, sin interferir en ello, solamente se debe aceptar la situación para luego redirigir cualquier situación que pueda ser conflictiva para la persona.

Nuestra vida subjetiva se asemeja a un bosque en la que se hace puede hacer visible la riqueza, complejidad y dinamismo de la mente. Gracias a los tres componentes del mindfulness se favorece un cambio de perspectiva en las situaciones adversas.

Shapiro
“Lo primero que se reconoce en la meditación es que los fenómenos que se contemplan son distintos de la mente que los contempla”.

Por lo que gracias a este método se logra experimentar los estados de tristeza, ansiedad o dolor, pensamientos negativos y a des-identificarse y des-apegarse de ellos.

Supuestos del Mindfulness

  • Permitiría alcanzar un mayor grado de autorregulación.
  • Regular nuestra conducta y nuestro pensamiento
  • Permitiría además una mayor flexibilidad en el pensamiento, la emoción y el comportamiento
  • Una reflexión sobre los valores y significados que son relevantes para la persona

En síntesis, la técnica del mindfulness es una forma de acercarnos a nuestra propia mente, de pasear por ella, de mirar y tomar fotografías de lo que hay en este bosque de una forma abierta, curiosa, casi ingenua y de poder redirigir las situaciones problemáticas que afectan la vida cotidiana.

Los beneficios de esta técnica llevan a una vida más plena y centrada en el aquí y ahora. Esta práctica ayuda a liberar a las personas de las ansiedades y de la melancolía, del pasado, a la vez que ayuda a experimentar el presente de manera consciente, fomentando valores como la compasión, la apertura, o la tolerancia.

Referencias

James, W. Psychology: A briefer course. New York: H. Holt and company.1893. p. 176.

Shapiro, S. L., Carlson, L. E., Astin, J. A., & Freedman, B. Mechanisms of mindfulness. Journal of clinical psychology.2006.

Compártelo y mira lo que sucede!