Modelo evolutivo de la Lectura

lectura

Sinopsis

Según Chall, las habilidades para la lectura se desarrollan en cinco fases (Chall, 1979). Los límites de edad son aproximados y no se aplican a todos los niños. Por ejemplo, algunos niños aprenden a leer antes de empezar el primer curso de primaria. Ante esto, las fases de Chall aportan una idea general de los cambios evolutivos en el aprendizaje de la lectura:

Fase O

Desde el nacimiento hasta el ingreso en primer curso de primaria, los niños van dominando varios requisitos previos a la lectura. Muchos aprenden la progresión de izquierda a derecha y el orden de la lectura, cómo identificar las letras del alfabeto y a escribir sus nombres.

Algunos aprenden a leer palabras que suelen aparecer en las señales. Como resultado de ver algunos programas televisivos, como Plaza Sésamo, acudir a guarderías y recibir educación infantil, muchos niños adquieren en la actualidad un conocimiento sobre la lectura superior al del pasado.

Desarrollo:

Fases del Modelo evolutivo de la lectura

Fase 1

En primero y segundo de primaria, muchos niños comienzan a leer. Lo hacen aprendiendo a pronunciar palabras (es decir, a traducir letras individuales o grupos de letras a sonidos y a combinarlos para formar palabras). Durante esta fase, completan también su aprendizaje del nombre de las letras y los sonidos.

Fase 2

En segundo y tercero de primaria, los niños adquieren fluidez para pronunciar palabras individuales y otras habilidades de lectura. Sin embargo, en esta fase la lectura no se utiliza demasiado para aprender. Las demandas mecánicas del aprendizaje de la lectura son tan exigentes, que a los niños les quedan pocos recursos para procesar el contenido.

Fase 3

De cuarto curso de primaria a segundo curso de secundaria, los niños pueden obtener, de manera creciente, nueva información de los textos. El paso de la fase 2 a la 3 comprende un cambio desde «aprender a leer» a «leer para aprender». En esta fase, los niños aún tienen dificultad para comprender la información que se presenta en un mismo relato desde múltiples perspectivas. En el caso de niños que no hayan aprendido aún a leer, comienza una espiral descendente que les causa graves dificultades en muchos aspectos académicos.

Fase 4

Durante el resto de la enseñanza secundaria y el bachillerato, los estudiantes se convierten en lectores competentes. Adquieren la capacidad para comprender el material escrito desde muchas perspectivas diferentes. Esto les permite participar en discusiones más complejas sobre literatura, historia, economía y política. No es casualidad que no se introduzca a los alumnos en el estudio de las novelas importantes hasta el segundo ciclo de enseñanza secundaria, ya que la comprensión de las novelas requiere una lectura avanzada.

Es importante tener en cuenta que los límites de edad en el modelo de Chall son aproximados y no se aplican a todos los niños. Sin embargo, las fases explican los cambios evolutivos necesarios para lograr una adecuada competencia en la lectura.

Referencia:
Santrock, John (2010)”Psicología de la educación” 4ta Edición, McGrawHill, Texas University,

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.