Neuromarketing como compras todo lo que te queremos vender.

Neuromarketing

Neuromarketing como compras todo lo que te queremos vender.

Más allá de lo complicado que pueda sonar su nombre, el neuromarketing no es nada más ni nada menos que la integración y aplicación de lo aprendido por la neurociencia a través de los años, con la psicología al marketing contemporáneo, donde se procura maximizar el número de ventas con una serie de técnicas basadas en el nivel de atención de los individuos sobre los distintos estímulos y su ocurrencia.

A su vez, busca explicar por qué algunas personas deciden comprar ciertos objetivos en lugar a otros, obviando el hecho de que a menudo son impulsos externos los que mueven al sujeto a concretar la adquisición del mismo.

El día de hoy, el neuromarketing ha imbuido cada una y todas de las grandes compañías que nos rodean, haciendo uso de términos psicológicos que se ven desde hace algunos años (como la psicología del color y su influencia en nuestra estadía en los restaurantes, tanto de comida rápida como gourmet). A su vez, todos los individuos que forman parte de la cultura contemporánea se ven bombardeados por la increíble cantidad de medios y su forma de expandirse mediante la publicidad, que cada vez es más intrusiva y menos sutil.

Lo cierto es que todo esto puede ser confundido en gran medida con la presencia de un control mental inconsciente de los individuos, sin embargo eso no puede estar más alejado de la verdad, pues esta medida no busca controlar a los individuos, ni obligarlos a comprar algo que no quieren, sino conocerlos más a fondo para poder mejorar y optimizar los productos y su manera de hacerlos llegar al cliente.

Para tener un análisis profundo sobre el sujeto y sus gustos particulares, se debe primero que nada, conocer lo que estadísticamente está trending en la sociedad, y partir de ese punto hasta lo individual, conociendo así las múltiples razones por las que la subjetividad personal influye en la decisión de comprar ciertos productos.

Prácticamente, busca analizar al sujeto desde su cognición para identificar qué estímulos llegan a él con mayor facilidad, y cuáles se muestran aversivo desde un punto de vista más estadístico, facilitando así la compra y venta de productos.

Compártelo y mira lo que sucede!