Desvelando los mitos de niños con síndrome de Asperger

 niños con síndrome de Asperger

Los niños con síndrome de Asperger no solo deben lidiar con este trastorno sino también deben lidiar con los malos entendidos relacionados con el espectro autista. En su mayoría aquellos niños con síndrome de Asperger estan rodeados de estereotipos y prejuicios.

Niños con síndrome de Asperger

Los niños con síndrome de Asperger tipicamente tienen dificultades en situaciones sociales que requieren la interacción con otros. También tienen dificultades para expresar emociones y la lectura de las señales sociales. Sin embargo, lo que muchas personas no se dan cuenta es que la mayoría de los niños con síndrome de Asperger pueden crecer hasta ser adultos de alto funcionamiento y asi poder llevar vidas independientes.

Para cambiar la forma en que los demás ven el síndrome de Asperger, reuní algunos de los mitos más comunes sobre este trastorno.

  1. Es algo que fastidia mucho

Para muchas personas que tienen que vivir cerca de alguien con sindrome de Asperger en algun momento de su vida sienten que se vuelve un fastidio. Respecto a los niños con Asperger creo que ellos pueden desarrollar muy bien las habilidades sociales, lo cierto es que se les debe enseñar. Al parecer los niños con síndrome de Asperger parecen ser antisociales pero en realidad no lo son, ellos solamente tienen dificultad para socializar pero si pueden hacerlo siempre y cuando su contexto lo permita. Con el apoyo adecuado, los niños con este trastorno pueden aprender a utilizar sus habilidades sociales y poder ser alguien capaz de llevar una vida independiente. Más que un fastidio creo que ellos son un desafio tanto para padres, madres, maestros y psicólogos quienes tienen el privilegio de poder trabajar con estos niños.

  1. Los niños con Asperger no pueden socializar

Los niños con síndrome de Asperger tienden a sufrir de ansiedad social y se les dificulta desarrollar las habilidades necesarias en las interacciones sociales. Además de que se les dificulta hacer amigos tambien tienen dificultades para entender el lenguaje corporal, las expresiones faciales y otras señales sociales. Esto hace que cada interacción del niño sea estresante y abrumadora. Muchos psicólogos expertos en el tema creen que los niños con síndrome de Asperger no están destinados a ser personas muy sociables. Lo triste es que a menudo estos niños quieren interactuar y establecer relaciones con los demás, pero ellos no saben cómo hacerlo.

Es decir que no es que el niño no quiera tener amigos, sino que no sabe como hacerlo. Es por ello que necesita ayuda de un profesional para poder desarrollar sus habilidades sociales.

  1. Carecen de empatía

La mayoría de los investigadores se refieren a dos tipos diferentes de empatía: la empatía cognitiva y la empatía emocional. Las personas con el síndrome de Asperger tienden a luchar con la empatía cognitiva, pero están muy bien conectados cuando se trata de la empatía emocional. Esto significa que les toma tiempo entender el significado emocional de una situación. Probablemente un niño con Asperger no pueda reaccionar inmediatamente a las malas noticias, pero una vez que han tenido el tiempo para procesar el evento respondeá con más intensidad que otros niños.

  1. Los niños con asperger son violentos

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM establece claramente que no hay conexión entre el comportamiento violento y el síndrome de Asperger.

Es importante distinguir entre la violencia y la agresión. Los niños con síndrome de Asperger tienden a exhibir un comportamiento más agresivo que incluye empujar, empujar y ataques de ira. Sin embargo, este comportamiento es casi siempre motivado por el ambiente donde se encuentra el niño sin que tenga él intención de causar daño a los demás.

     5. Los niños con síndrome de Asperger no son normales

Un niño con síndrome de Asperger es tan normal como un niño que no tenga Asperger. La diferencia es que el “sistema” de este mundo que quiere etiquetar todo nos ha vendido la idea de que los niños con Asperger no son muy normales como lo parecen. He tenido la experiencia de poder trabajar con algunos niños con síndrome de asperger y no he visto nada anormal o atípico sobre un niño con Asperger. Pienso que estos niños pueden tener dificultades interactuar y tener otros problemas de procesamiento sensorial, pero en muchos aspectos son como cualquier otro niño. Sólo necesitan a alguien que les muestre el camino, y les ayude a desarrollar sus habilidades sociales.

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.