Homosexualidad, esperanza y curación

homosexualidad
Sinopsis:

 

                                                Ningún aspecto de la revolución sexual contemporánea ha sido más discutido y ha causado tanto malestar como la homosexualidad. Durante años, hemos estado agobiados por dos posiciones contrarias. Por un lado, el movimiento pro-homosexual, que clama por una total tolerancia y aceptación; por otro, (actualmente más oculto), los que rechazan de pleno el problema homosexual y se niegan a tomárselo en serio.

 

                                                                                                                                                      De cualquier modo, hasta ahora, las cuestiones más importantes sobre la homosexualidad no han sido tratadas a fondo: sus causas y sus orígenes, así como los posibles cambios en la conducta y en la tendencia homosexual.
                                                                                                                                                               Hoy en día, después de bastantes años de duras controversias, existe un deseo de llegar a alguna conclusión. En parte, esto se debe a un cambio en la opinión pública respecto al problema, ya que el movimiento homosexual radical de finales de los años 60 y 70 ha empezado claramente a retroceder, y el gran público que había llegado a considerar atentamente el problema homosexual, ha comenzado también a abandonar la gran simpatía que tenían por el movimiento en el pasado. 

Los mismos homosexuales han comenzado a meditar y reflexionar sobre su modo de vida. La crisis originada por el SIDA ha evidenciado algunas de las consecuencias del estilo de vida “gay”, totalmente desinhibido y militante. El SIDA es sólo un componente de un conocimiento más amplio, tanto entre los homosexuales como entre otras personas, de que ese modo de vida, con independencia de cualquier consecuencia médica, ha resultado realmente dañino para muchos. 

En resumen, creo que vivimos en una época, en la cultura americana y occidental, donde es posible la reflexión racional, crítica, pero llena de comprensión humana sobre la homosexualidad. El libro Homosexualidad y esperanza, de Gerard van den Aardweg, no podía haberse publicado en un momento más oportuno. 
Continuar leyendo “Homosexualidad, esperanza y curación”

Test Guestaltico Visomotor para Niños de Bender Koppitz

Test- Guestaltico- Visomotor -de -Bender- Koppitz

Test de Bender Koppitz

Normas de aplicación y corrección:


• Se le entregan al niño una hoja de papel tamaño carta (similar al tamaño A-4), se deberán de tener más hojas si en dado caso no le alcanza una hoja al niño.
• un lápiz hb4 ò el que se utiliza con frecuencia en el área escolar.
• goma de borrador
• sacapuntas o afilalápices

Después de establecer un buen “rapport” muéstrele las tarjetas del Bender diciéndole: “Aquí tengo nueve tarjetas con dibujos para que los copies. Aquí está el primero. Haz uno igual a éste”. Luego que el niño ha acomodado la posición del papel, coloque la primera tarjeta, la figura A, frente al niño. Cuando el niño ha terminado de dibujar una figura, se retira la tarjeta y se pone la siguiente. Se procede de la misma manera hasta terminar.

No se hacen comentarios; se anotan las observaciones sobre la conducta del niño durante el test. Aunque el test no tiene tiempo límite, hay que registrar el tiempo empleado, ya que si es muy corto o largo tiene valor diagnóstico.

No se debe alentar ni impedir el uso de la goma de borrar o realizar varios intentos. Se permite usar todo el papel que desee (dar el papel adicional sin comentarios).

Si un niño hace preguntas sobre el número de puntos o el tamaño de los dibujos, etc., se le debe dar una respuesta neutral del tipo: “Hazla lo más parecido al dibujo de la tarjeta que puedas”. Si empieza a contar los puntos de las figuras, el examinador puede decirle: “No necesitas contar los puntos, simplemente trata de hacerlo lo más parecido”. Si el niño todavía persiste en contar, en­tonces adquiere significación diagnóstica (rasgo perfeccionista u obsesivo).

Si el niño ha llenado la mayor parte de la hoja de papel y la gira para ubicar la fig. 8 en el espacio restante, no se considera rotación del dibujo.

Si se considera que el niño ha ido muy rápido o no lo hizo todo lo bien posible, se le puede pedir que repita una figura del Bender en otra hoja, anotándolo en el protocolo.
Continuar leyendo “Test Guestaltico Visomotor para Niños de Bender Koppitz”

Test del Árbol de Karl Koch

test -del -arbol





TEST DEL ARBOL

 

 

KARL KOCH
Material: 1 hoja de papel bond blanco, tamaño carta.
1 lápiz mongol No. 2.
1 hoja para las anotaciones de la conducta observada.
Administración: Individual, cara a cara.
Duración: 30 a 45 minutos
Instrucciones: Consigna para su aplicación: “Dibuje un árbol aquí, a su gusto”, señalando la hoja en forma vertical, si en algún momento varia la posición, reiterarle la verticalidad, si el paciente insiste, no mencionar nada y anotar la observación.
Objetivos del test: 
1. Utilizar el test del Árbol como medio auxiliar psicodiagnóstico.
2. Elaborar en un lapso más breve de lo común un perfil de una personalidad.
3. Entender la fuerza intuitiva que se aplica a los dibujos, es fascinante.
4. Verificar que desde el punto de vista fenomenológico, la propia respuesta vendrá del dibujo, de su misma naturaleza.
5. Reconocer que en el sujeto no se produce la desconfianza que suele oponerse a ciertos medios diagnósticos.
6. Comprender que no puede separarse una proyección total de la personalidad.
Antecedentes:
Simbolizaciòn y mitología:
El árbol es una proyección simbólica en el dibujo ligado a nuestra evolución antropológica. Su estudio se basa en la mitología y simbolismos totémicos.

Continuar leyendo “Test del Árbol de Karl Koch”

Test La persona bajo la lluvia

test -la -persona- bajo- la -lluvia



Aplicación del Test:

Se trata de un procedimiento simple, que produce un mínimo de ansiedad en el sujeto de la prueba; su toma requiere poco tiempo y puede ser aplicada por personal auxiliar, tan sólo se necesita una hoja de papel y un lápiz. Puede administrarse tanto en forma individual como grupal. Es apropiado en todas las edades, todas las profesiones y para ambos sexos.

Puede ser utilizado por psicólogos y todo profesional que trabaje en temas de salud. En educación sirve para tener un perfil del alumno y ayudarlo en su tarea escolar u orientarlo vocacionalmente.

Es una prueba proyectiva, ya que el sujeto se manifiesta en su acción: él debe hacer el trabajo, no se le ofrece copia. De este modo impregna el dibujo con su propio estilo, forma de percibir su esquema corporal. En síntesis, deja la huella de su vida interior.
Administración del Test:

Se aconseja el uso de papel liso, tamaño carta (22 x 28 cm.)

Se entrega el papel a lo largo. Si el sujeto modifica la posición del papel, debe respetársele esta elección. La consigna consiste, simplemente, en solicitarle que “dibuje una persona bajo la lluvia”. En la medida en que lo necesite, se tranquiliza al sujeto comentándole que no se busca evaluar la calidad del dibujo y que, haga lo que hiciere, estará bien a los fines del test.
Continuar leyendo “Test La persona bajo la lluvia”

El Test de Rorschach

el- test- de -rorschachSinopsis:


El test fue creado por Hermann Rorschach (1884-1922), médico psiquiatra nacido en Zurich. Psicodinámico que siguió las teorías de Jung y Freud, apasionado por la pintura. Para ayudar a sus pacientes a hablar usaba la asociación libre, pero se dio cuenta que las personas con niveles socioculturales más bajos tenían dificultades para expresarse verbalmente por lo que empezó a utilizar manchas de pintura como estímulos para sus pacientes y vio que la pintura abstracta les motivaba a hablar. En 1918 se hicieron las primeras placas de las que surgió el test, son manchas simétricas (folio doblado a la mitad), son 10 láminas rectangulares de 18,5 x 25cm.

Procedimiento de aplicación:

• El examinador debe conocer la prueba antes de la aplicación. Debe ser aplicada en un ambiente de tranquilidad, cómodo (luminoso y sin ruido). Organizar previamente el material: ordenar las láminas desde la 10 a la 1 boca abajo y en la posición original, tener papel, bolígrafos, cronómetro o reloj con segundero, hojas donde anotar las respuestas del sujeto… todo ello colocado en un sitio alcanzable a nosotros no al sujeto. Las láminas deben estar limpias, no se pueden plastificar porque se pierden la textura y los detalles.
• La evaluación no debería ser nunca cara a cara. No se debe aplicar en la primera sesión pues crea la prueba en sí crea tensión (exceptuando cuando se aplique en la selección de personal). Antes que llegue el sujeto hay que preparar que estén dos sillas juntas (el psicólogo es el que se cambia de lugar), el sujeto se sienta a la izquierda del psicólogo si este es diestro y a la derecha del psicólogo se coloca la mesa con el material.
Continuar leyendo “El Test de Rorschach”