¿Por qué se resisten los pacientes?

resistencia

Los pacientes pueden resistirse a decir la historia completa a un clínico por diversas razones. Comprenderlas puede brindar la clave para vencer la resistencia.

  • Es probable que una de las razones más comunes es evitar la vergüenza, que puede operar sobre todo en la entrevista inicial. Sin duda, esto es comprensible: desnudar tu alma frente a un completo desconocido es la antítesis no natural de la protección de sí mismo. Puede ser especialmente difícil revelar material delicado sobre sexualidad, actividades ilícitas y cualquier conducta que demuestre un fallo del juicio.

Pacientes

  • Algunos pacientes (o sus familias) tienen miedo a las críticas o se preocupan de dejarte impresionado por sus historias. Han aprendido a evitar la desaprobación simplemente evitando los riesgos: se reservan material privado que consideran censurable.
  • Algunos pacientes pueden ocultar información porque tienen demasiado miedo de sus implicaciones para el diagnóstico, pronóstico y tratamiento. El estigma de las enfermedades mentales, quizá que los demás piensen que estás “loco”, es un ejemplo.
  • El nuevo paciente puede no sentirse aún con la confianza suficiente para comunicarse sin reservas contigo, sobre todo respecto de pensamientos y conductas que podrían dañar una relación íntima o poner en peligro un empleo o estatus legal. Por desgracia, una experiencia previa puede haber instigado el miedo a que un profesional de la salud mental viole la confidencialidad.
  • El altruismo puede motivar al paciente a proteger a un amigo o una persona amada de cualquier consecuencia mencionada antes.
  • Algunos incidentes o pensamientos pueden parecer demasiado insignificantes para contarlos.
  • El paciente podría ponerte a prueba (de manera consciente o no) para ver si eres lo suficientemente inteligente o persistente (¿te interesa lo suficiente?) para descubrir la información que trata de ocultar.
  • Los pacientes pueden ocultar información debido a un enojo consciente o inconsciente, emoción que podría tener cualquier cantidad de causas. Sin intención, puedes haber dicho algo que lo moleste, o el paciente puede actuar contigo sentimientos dirigidos a alguien del pasado; esta conducta se denomina transferencia. Desde luego, la transferencia de ningún modo se limita a sentimientos de enojo.

Cualquiera que sea la causa, no debes permitir que la resistencia pase desapercibida y quede sin explorar. Tienes que tratar de determinar la causa y ponerle remedio. Puede ser un serio error hacer a un lado temas importantes o limitarse a seguir el discurso del paciente.

Referencia: Morrison, Jamesm, “La entrevista psicológica” 1a. edición. México, D.F. : Editorial El Manual Moderno, 2015. Pág. 165

Traducción Jesús Cisneros Herrera.

Compártelo y mira lo que sucede!