Psicopatología de la atención

Psicopatología de la atención
Sinopsis: 

La atención es un aspecto activo y parcial de la percepción, a través de esta el sujeto se sitúa en la mejor posición para percibir un determinado estímulo.
En el caso de los niños, los estímulos inciden permanentemente y de toda clase, por ejemplo: dentro de un aula escolar el niño No logra percibir y poner atención a todo aquello que le rodea, el tiempo juega un papel importante en la atención, quizás el tiempo sea el motor que logre optimizar o inhibir la atención, porque llega un momento determinado en el que el niño solo percibe unos cuantos objetos y por lo tanto pierde la atención de lo que se le está enseñando.

Cuando el tiempo afecta en el proceso de atención, el niño percibe todo de forma vaga y marginal, quizás la mayor parte del tiempo pase inadvertido dentro del salón de clases.
Un niño logra dirigir su atención hacia los estímulos que en su función le son de importancia, cuando hace esto por consecuencia desatiende a otros estímulos.

Desarrollo: 
Trastornos de la Atención: 
Los trastornos de la atención han sido nombrados hiprosexias, aprosexias, (distinciciones principales), pseudoaprosexias, paraprosexias e hiperprosexias.

• Hiperprosexias: es una Hiperactividad de la atención
• Hiprosexia: descenso de la capacidad atentiva
• Aprosexia: falta o perdida completa de la capacidad atentiva. El niño es incapaz de mantener la atención.
• Paraprosexia: cuando aumenta la atención espontánea y disminuye la atención voluntaria.

Hiprosexias 
Anteriormente mencione que las hiprosexias son una especie de descenso de la capacidad de atención, esto sucede porque las hiprosexias recogen una amplia gama de trastornos, en función del grado de afectación de la atención. Por ejemplo:

Distraibilidad: Consiste en la aparición de cambios bruscos de la atención, un desequilibrio de la capacidad atencional. La atención se focaliza poco tiempo y en muchos estímulos. Se traduce a nivel motor en una continua agitación, siendo uno de los rasgos centrales del síndrome hipercinético infantil.

Negligencia: El síndrome de negligencia se define por la presencia de inatención, inmovilidad y negligencia hemiespacial.

El síndrome de Heminegligencia Espacial Izquierda surge como una incapacidad de atender a estímulos presentados en el lado contralateral a la lesión, cuando esto sucede el niño no cuenta con la mitad izquierda de su campo visual. En ocasiones suelen pasar en el salón de clases que un niño no atiende a ninguna estimulación que aparezca en el lado izquierdo del campo visual, y en otras ocasiones la inatención solo se da en algunas áreas. Los ojos de estos niños funcionan normalmente pero presentan problemas en la representación interna del espacio. A este síndrome se le denomina Heminegligencia.

El síndrome de heminegligencia consta de cuatro componentes principales:
• Hemi-inatención: que es la Incapacidad para responder a estímulos presentados contra lateralmente a la lesión.
• Extinción: son defectos en la detección de estímulos contralaterales
• Hemiakinesia: es la Incapacidad para iniciar una acción hacia el espacio contralateral
• Neglect: El paciente puede omitir la mitad de la misma contralateral a la lesión.

Apatía 
Es la alteración de la atención que aparece en los cuadros asténico-apáticos. La atención se mantiene con dificultad sobre los estímulos. Por ejemplo: aunque el niño quiera ponerle atención al educador, el cansancio o la fatiga independientemente la causa, hace que el niño tenga una necesidad de sueño, por lo tanto su atención se dificulta. Esta apatía puede darse por cansancio extremo, sobredosis de fármacos, desnutrición, mala alimentación o alteración en el ciclo del sueño.

Titubeo de la atención 
La duda de la atención en algo en el niño sucede cuando el niño no logro entender aquello que el educador “enseña”, es posible que el niño no logre atrapar el significado concreto de lo que el educador pretende transmitir y eso hace sentir inseguro al niño, por lo que duda de prestar atención.

Pseudoaprosexias, paraprosexias e hiperprosexias 
En el caso de las pseudoaprosexias que se definen como situaciones clínicas que aparentemente constituyen una verdadera aprosexia (perdida de la capacidad de atención). La atención parece ausente, pero en realidad está conservada y en ocasiones el niño busca una reacción en sus familiares o allegados para brindarle seguridad en aquello que está haciendo.

Me inquieto tanto lo que Jiménez y López explican en su compendio de psicopatología (1979) en la que distinguen entre anormalidades cuantitativas y cualitativas, y según ellos las psicopatologías de la atención desde el punto de vista cuantitativo son:

1. Elevación del umbral de la atención :la atención no se despierta si no es con estímulos intensos
2. Indiferencia: Falta de atención para interesarse por los acontecimientos, siendo ineficaces los estímulos que despiertan interés en situaciones normales.
3. Inestabilidad de la atención (distraibilidad o hiperprosexia). El término hiperprosexia se utiliza como sinónimo de distraibilidad y de inestabilidad atencional.

De manera que la atención de un niño está ligada a incontables situaciones tanto genéticas como contextuales. Por eso una de las profesiones más difíciles es ENSEÑAR porque no se trata solo de brindar una cátedra o clase. Se trata de crear un espacio multidimensional que propicie el aprendizaje de todos los niños o alumnos, eso es lo que es difícil.

Todos pueden dar una clase, pero enseñar…enseñar solo lo hace alguien que conoce el arte de hacerlo.

Referencia: 
Aranda, Antonio H., López Sánchez José M, Jiménez Linares Ricardo (1979) “Compendio de Psicopatología” Editorial Granada, Círculo de Estudios Psicopatológicos, España.

Compártelo con tus amigos

4 opiniones en “Psicopatología de la atención”

Comentarios cerrados.