La Enfermedad de Alzheimer



Definición:

alzheimerLa Enfermedad de Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro para la cual no existe recuperación. Es la más común de las demencias. Lentamente, la enfermedad ataca las células nerviosas en todas las partes de la corteza del cerebro, así como algunas estructuras circundantes, deteriorando así las capacidades de la persona de controlar las emociones, reconocer errores y patrones, coordinar el movimiento y recordar. Al final, la persona pierde toda la memoria y funcionamiento mental. Es ahora la cuarta causa principal de muerte en los adultos y, a menos que se desarrollen métodos eficaces para la prevención y el tratamiento, la Enfermedad de Alzheimer alcanzará proporciones epidémicas para mediados del siglo.

Como ya dijimos el Mal de Alzheimer o Demencia Senil Tipo Alzheimer (DSTA) es una forma de progresión lenta de la demencia que es una alteración adquirida y progresiva de las funciones intelectuales. La alteración de la memoria es una característica necesaria para el diagnóstico. También se debe presentar cambio en una de las siguientes áreas para el diagnóstico de cualquier forma de demencia: lenguaje, capacidad de toma de decisiones, juicio, atención y otras áreas relacionadas de la función cognitiva y la personalidad.

La velocidad de progresión es diferente para cada persona. Si la enfermedad de Alzheimer se desarrolla rápidamente, es probable que continúe progresando de la misma manera, pero si ha sido de desarrollo lento, probablemente seguirá un curso lento.

La enfermedad de Alzheimer produce una disminución de las funciones intelectuales lo suficientemente grave como para interferir con la capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Es la más común de las demencias. Científicamente, se define como tal. La enfermedad de Alzheimer es progresiva, degenerativa del cerebro y provoca deterioro de memoria, de pensamiento y de conducta. La persona que la padece puede experimentar o sentir confusión, desorientación en tiempo y en espacio, cambios en la personalidad y de conducta, alteraciones en el juicio, dificultad para encontrar palabras; finalizar ideas o pensamientos y para seguir instrucciones. Finalmente incapacita a quien la padece a cuidar de sí mismo.

En la 10ª revisión de la Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE-10) publicada por la OMS, en 1.992, se definió la Enfermedad de Alzheimer de la siguiente manera:

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa cerebral primaria, de etiología desconocida que presenta rasgos neuropatológicos y neuroquímicos característicos. El trastorno se inicia, por lo general, de manera insidiosa y lenta y evoluciona progresivamente durante un período de años. El período evolutivo puede ser corto, 2 ó 3 años, pero en ocasiones es bastante más largo.

Puede comenzar en la edad madura o incluso (EA de inicio presenil), pero la incidencia es mayor hacia el final de la vida (EA de inicio senil). En casos con inicio antes de los 65/70 años, es posible tener antecedentes familiares de una demencia similar; el curso es más rápido y predominan síntomas de lesión en los lóbulos temporales y parietales, entre ellos disfasias o dispraxias.

En los casos de inicio más tardío, el curso tiende a ser más lento y a caracterizarse por un deterioro más global de las funciones corticales superiores.
Continuar leyendo “La Enfermedad de Alzheimer”

Parálisis cerebral infantil y su desarrollo psicogenético

Sinopsis:

Durante el proceso de maduración psicogenética y del SNC pueden existir diferentes anomalías que afectan las etapas de desarrollo en el niño, esto se puede dar desde el momento en que el niño se forma en el vientre de la madre, en el momento de nacer o posterior al mismo.

Cuando esto ocurre pueden existir trastornos motores, psíquicos, conductuales, auditivos, ópticos o del lenguaje, pudiendo llegar a constituirse en un grupo de síndromes que originen el retardo del desarrollo, uno de ellos es la parálisis cerebral que causa invalidez en la infancia. La PCI es un trastorno psicogenético que perturba al individuo, de manera que impide su desarrollo psicomotriz y afecta sistemáticamente al SNC.

En la mayoría de los casos, se dan posibilidades de rehabilitación, siempre y cuando se tenga en cuenta la magnitud del daño cerebral, en cuanto al aspecto psicomotor se puede modificar de manera favorable si el tratamiento comienza a edades tempranas, evitando así retrasar la adquisición del aprendizaje, ya que el área del aprendizaje es la más afectada.

Desarrollo

Definición del PCI:

Termino utilizado para describir un grupo de incapacidades motoras producidas por un daño cerebral, este se puede dar durante el periodo prenatal, perinatal o postnatal. Esta patología no es progresiva pero si persistente ya que causa un deterioro psicomotriz que impide mantener posturas uniformes, interfiere en la maduración del SNC inhibiendo así el movimiento voluntario del individuo.

Clasificación de las Parálisis Cerebrales

Parálisis Cerebral espástica:
En esta patología se ve afectada la corteza motora, principalmente la vía piramidal. Su sintomatología es la hipertonía, que puede ser espasticidad como rigidez. La manera de reconocerla es mediante una resistencia continua a un estiramiento pasivo en toda extensión del movimiento.

Parálisis Cerebral distònica:

Esta patología afecta los núcleos de la base y sus conexiones entre estas están en el núcleo caudado, putamen, pálido y subtalamico. Su sintomatología se da por alteración del tono muscular con fluctuaciones y cambios bruscos del mismo, movimientos involuntarios, corea, atetosis, temblor, balismo, distonìas y reflejos arcaicos.

Parálisis Cerebral atáxica:

En esta patología se distinguen tres formas clínicas diferenciadas, estas tienen en común la existencia de una afectación cerebelosa con hipotonía, movimientos sin coordinación, trastornos del equilibrio. A nivel del SNC se clasifican diplejía espástica, ataxia simple y síndrome de desequilibrio.

Parálisis Cerebral mixta:

En esta patología se hacen combinaciones de diversos trastornos motores y extrapiramidales con distintos tipos de alteraciones del tono y diplejía.

Clasificación geodésica en Daño Cerebral

El sufijo plejia significa: ausencia de movimiento
El sufijo paresia: significa que hay algún tipo de movilidad

a) Cuadriplejia: se encuentran afectados los cuatro miembros.
b) Tetraplejia: se encuentran afectados los cuatro miembros incluyendo también el tronco, con predominio de miembros superiores.
c) Triplejia: se encuentran afectados los miembros inferiores y una superior.
d) Diplejia: se encuentran afectados las cuatro extremidades con predominio en extremidades inferiores.
e) Hemiplejia: se encuentra afectado el miembro superior y solo existe movilidad en una sola parte del cuerpo.
f) Doble Hemiplejia: se encuentra afectados los cuatro miembros, y no existe movilidad en una parte del cuerpo.
g) Paraplejia: se encuentran afectados los miembros inferiores.
h) Monoplejia: se encuentra afectado un solo miembro.
Orígenes:

Anoxia Prenatal (patologías del cordón)
Infección prenatal (rubeola)
Hemorragia Cerebral Prenatal
Exposición a radiaciones
Consumo de drogas o tóxicos.
Desnutrición materna (anemia)
Amenaza de aborto
Madre joven

Causas Perinatales:

1-Prematuridad
2-Bajo peso al nacer
3- Hipoxia perinatal.
4- Trauma físico directo durante el parto.
5- Mal uso y aplicación de instrumentos (fórceps).
6- Placenta previa o desprendimiento.
7- Parto prolongado y/o difícil.
8- Presentación pelviana con retención de cabeza.
9- Asfixia por circulares al cuello (anoxia).
10-Cianosis al nacer.
11-Broncoaspiración.

Causas posnatales

1- Traumatismos craneales.
2- Infecciones (meningitis, meningoencefalitis, etc.).
3- Intoxicaciones (plomo, arsénico).
4- Accidentes vasculares.
5- Epilepsia.
6- Fiebres altas con convulsiones.
7- Accidentes por descargas eléctricas.
8- Encefalopatía por anoxia.

Síntomas:

Incapacidad motora
Desarrollo psicomotriz lento
Retraso mental
Hipoxia del cerebro (lesiones cerebrales durante el parto)
Trastorno de la postura y el movimiento
Convulsiones (en algunos casos)
Problemas visuales
Problemas auditivos
Problemas del lenguaje
Ataques epilépticos
percepción y sensación anormal
problemas de la piel (llagas de presión)
problemas de aprendizaje
La miopía o la presbicia son tipos de pérdida de acuidad causada cuando la imagen no entra a la retina correctamente (errores refractivos)

Analogía del PCI con otras patologías:

• Retraso mental
• cuadriplejía espástica.
• Problemas de aprendizaje
• Anormalidades oftalmológicas
• Déficit auditivos
• Trastornos de comunicación
• Ataques convulsivos
• Deficiencia del desarrollo
• Problemas de alimentación
• Problemas emocionales y de comportamiento

Primicias de Trato:

La PCI no se puede curar, pero al individuo a quien afecte puede llevar una vida plena siempre cuando reciba la atención adecuada que le ayude a mejorar sus movimientos.
Para tratar con las individuos con PCI se debe tener en cuenta lo siguiente:
Promover la participación activa
Repetir con y sin variaciones
Lograr que se comprenda lo que se esté realizando
Lograr la motivación
“forzar” el proceso
Manejar bien la facilitación
Tener paciencia y brindar una atención sensible y afectuosa

El tratamiento se puede dar desde los siguientes enfoques:

Generales:

• la fisioterapia
• la terapia ocupacional
• la educación compensatoria
• la logopedia
• la musicoterapia

Específicos:

• Tratamiento conservador: es un programa de fisioterapia en las que se facilitan las areas neuromusculares, propioceptiva, masoterapia, estimulación temprana y terapia ocupacional.

• Tratamiento farmacológico: se utilizan relajantes (fármacos) para disminuir los temblores y espasticidad, anticonvulsivantes.
Tipos de fármacos:

1. Toxina Botulínica Tipo A como alternativa eficaz en el tratamiento de la espasticidad, que es la forma más frecuente de expresión de la parálisis cerebral.

2. La Toxina Botulínica Tipo A (TBA) se encuentra actualmente en presentaciones de 100 y 500U, los mejores resultados se obtienen cuando se inicia el tratamiento en una edad temprana (2 años en adelante).